Ir al contenido principal

¿El cuerpo es mortal, pero el alma es inmortal?
¿Acaso no es mortal sólo el cuerpo; pero el alma o espíritu que actúa en el cuerpo, inmortal?
La Biblia nos enseña que solamente Dios es inmortal (1 Tim. 6: 15, 16). Si Dios es el "único que tiene inmortalidad", es evidente que no pueden existir otros seres inmortales. Nosotros y todos los seres creados por Dios tenemos el don de la inmortalidad condicional. Como el hombre la perdió porque no respetó la condición: la obediencia, y la perdió por el pecado o sea la desobediencia (1 Juan 3: 4), se nos aconseja que la busquemos (Rom. 2:7). Nótese que quien tiene que buscar algo es porque lo ha perdido. En efecto, el hombre perdió la inmortalidad por causa del pecado.
El que la busca la hallará, pues Dios mismo por medio de Jesucristo "sacó a luz la vida y la inmortalidad por el Evangelio" (2 Tim. 1: 10). Por eso quien cree en Jesús no se perderá, mas tendrá vida eterna (Juan 3:16). ¿Cuándo recibiremos de nuevo la inmortalidad perdida? Será en ocasión de la venida del Señor, cuando lo mortal será revestido de inmortalidad y "se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte con victoria" (1 Cor. 15: 51-54). Es decir que hasta entonces la muerte fue victoriosa sobre sus víctimas. No las había liberado para que vayan a estar con Dios. Obsérvese que el pasaje citado (1 Cor. 15: 51-54), explica que los que serán revestidos de inmortalidad, estaban "durmiendo" el sueño de la muerte. El que duerme está en estado de inconsciencia, con la esperanza de despertar, pero mientras duerme no está actuando en otra parte (Sal. 104:29; 146:4; 115:
17;Ecl. 9:5,6,10;Eze. 18:4). Por lo tanto, los muertos descansan y no están actuando a través de un alma o espíritu.
Siendo tan clara la Escritura respecto a la inmortalidad, es evidente que no existe un alma inmortal después de la muerte. Y esta enseñanza bíblica queda corroborada como verdadera cuan­do nos hacemos las siguientes reflexiones:
Si el alma fuera el verdadero yo, y su naturaleza esrefractaria a la burda materia, ¿qué necesidad tiene del cuerpo?¿Por qué hizo Dios alma y cuerpo, si bastaba para la existenciafeliz del hombre poseer solamente el alma?
Si el alma necesita formar un todo con el cuerpo paraexperimentar la conciencia de la felicidad, entonces se supone quelos justos que ya están en el cielo no podrán gozar de una plenafelicidad, pues les falta el cuerpo.
Si, por otro lado, el cuerpo es innecesario para tal efecto,¿qué necesidad hay de la resurrección de los muertos? ¿Regresaráel alma a su antigua "cárcel", el cuerpo, para llevarlo al cielo o alinfierno?
Si el alma sola puede sufrir los tormentos del infierno,¿por qué debe resucitar el malo y retomar un cuerpo que el almano necesita? O a la inversa, si las culpas son del cuerpo, ¿para quélos sufrimientos del alma?
Estos evidentes contrasentidos demuestran que la teoría de la inmortalidad del alma no es verdadera. Y, por lo tanto, no es bíblica.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Dioses Del Panteón Grecorromano.

Dioses Del Panteón Grecorromano.              
Por Ahmed Nahr Wadi Dr. En Teología

Júpiter (rey de los dioses). Zeus.
Febo (el sol). Apollon.
Marte (guerra). Ares.
Mercurio (mensajero). Hermes.
Neptuno (océano). Poseidon.
Vulcano (herrero). Hefaistos.
Ceres (agricultura). Deméter.
Juno (reina). Hera.
Diana (cazadora). Artemisa.
Minerva (sabiduría). Atenea.
Venus (belleza y amor). Afrodita.
Vesta (hogar). Hestia.

Otros Dioses Menores.

Nombre Romano Nombre Griego
Baco (vino). Dionisio.
Cupido (amor joven). Eros.
Plutón (infiernos). Plutón.
Saturno (tiempo). Cronos.
Selene (la luna).

Las Nueve Musas.
Calíope, la que las gobierna.
Clío, historia.
Euterpe, música.
Talía, poesía y comedia.
Melpóneme, canto.
Terpsícore, danza.
Erato, poesía lírica y erótica.
Polimnia, himnos.
Uranía, astronomía.


Los Siete Sabios De Grecia.
La antigua Grecia era terreno cultivado para la sapiencia. Los siete sabios -porque cualquier número que se precie de algo debe ser el siete-de Grecia son conocidos por sus lemas…

Empresas propiedad del Vaticano

Alitalia, Soc.Rom de Electricidad, Olivetti, Montecatinni, Lancia, Grupo Pesenti, Pozzi, Vittorio Olcese, Cisa Viscosa, RCA Victor Italiana, Cadena Hilton (hoteles) Pibigas, Sanitplastica y Progredi
Empresas con el manejo accionario del Vaticano: General Motors, General Electric, Chase Manhattan Bank, Betlehem steel, Bankers Trust, TWA, Gulf Oil y Shell. 
Empresas con fuertes inversiones por parte del Vaticano:Siemens, Alfa Romeo, La autostrada del Sole y Flat.

Propiedades de la iglesia CatolicaIglesias 679,000
Bancos 29
Financieras 2
Inmobiliarias 6
Constructoras 5
Molinos 2
Cementeras 1
Fabricas de Pasta 3
Otras empresas 7
Empresas donde tienen acciones. 7
Empresas con fuertes inversiones del vaticano 5
TOTAL 679,308

"United Nations World Magazine calculó que el tesoro de oro sólido del Vaticano llega a varios cientos de millones de dólares. Cantidad está almacenada en lingotes de oro en el Banco de Reserva Federal de los Estados Unidos, bancos de Inglaterra y Suiza. 
Sólo en los Estados Unidos…

EL FALSO PROFETA WILLIAM SOTO SANTIAGO

¿William Soto Santiago el Ángel Mensajero?

William, como ya hemos dicho, se autoproclama o por lo menos deja entrever que el Ángel enviado Por el Mesías Yeshua, en el Apocalipsis, ya que eso es lo que piensan de el los integrantes de su secta, para justificar esto, él usa los siguientes textos:

“Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Elohim de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto” (Apocalipsis 22:6)

“Yo Yeshua he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las congregaciones. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana” (Apocalipsis 22:16)

En estos textos, jamás se dice que el Ángel enviado por el Mesías Yeshua, a de presentarse en los postreros días. Lo que realmente nos muestra este pasaje, es que, el Mesías ya envió a su ángel, ¿Y cuado ocurrió esto?, Pues muy simple, el Ángel que anuncio a Juan en la isla de Patmos. En Apocalipsis 1:1, …