Social Icons

25 de mayo de 2009

Así se escribieron los manuscritos del Nuevo Testamento



Como muchos saben bien, los eruditos bíblicos suelen pasar mucho tiempo debatiendo sobre lo que la Biblia dice.
Muchos de los desacuerdos se suscitan porque no poseemos un único texto original con el que trabajar. Los más antiguos manuscritos del Nuevo Testamento con los que contamos datan, aproximadamente, del año 200 d.C.; pero se trata solo de un par de pequeños fragmentos. La mayoría de los manuscritos existentes son del siglo IV d.C. o posteriores, y todos son copias de copias de copias. Las diferencias entre los manuscritos con frecuencia se les atribuyen a los copistas, quienes pudieron haber cambiado algunos textos por razones estilísticas o teológicas, o pudieron haber intentado armonizar las diferencias entre distintos pasajes, o simplemente pudieron haber cometido errores.
¿No sería maravilloso si tuviéramos los manuscritos originales? Entonces, por ejemplo, podríamos saber con exactitud cuáles palabras usó Pablo para censurar a los corintios, o sencillamente conocer cómo describió Marcos los hechos milagrosos de Jesús en Galilea. Pero, ¿en verdad podríamos saber tales cosas?
Desafortunadamente, aun si tuviéramos una carta de Pablo escrita de su puño y letra (en lugar de tener copias), todavía habría mucho debate: En los días de Pablo y de los otros escritores neotestamentarios (y, de hecho, durante los siguientes siglos), la gente escribía de una forma llamada scriptio continua, o sea, no existía ningún tipo de separación entre palabras, frases o párrafos, y no había ningún signo de puntuación. Los textos fluían en continuas corrientes de letras, dejando a los copistas y traductores modernos con la necesidad de tomar decisiones importantes respecto de cada frase, de cada cláusula y, de hecho, de cada palabra del manuscrito. Las traducciones modernas del Nuevo Testamento se basan, por lo general, en un texto crítico griego ampliamente aceptado, como The Greek New Testament, de Sociedades Bíblicas Unidas, o el Novum Testamentum Graece, de Nestle-Aland.
Pero los editores de estas ediciones no siempre están de acuerdo respecto de dónde deben hacerse divisiones o dónde deben colocarse los signos de puntuación. Ocasionalmente, algunos traductores, basados en su propia forma de entender los escritos del Nuevo Testamento, no concuerdan con la segmentación y puntuación que se encuentran en esas ediciones críticas. Sus decisiones pueden crear verdaderas diferencias en el significado, como puede comprobarse si se comparan algunas traducciones modernas.
Veamos algunos ejemplos:

Acentos
Los signos de puntuación más diminutos pueden impactar en forma sorprendentemente significativa nuestra comprensión del mundo bíblico. Por ejemplo, Romanos 16.7 hace mención de una persona llamada jIounia’n o bien jIounivan, a quien Pablo describe como «ilustre entre los apóstoles» (BJ). La diferencia en los nombres puede parecer insignificante, pero el cambio en los acentos transforma este nombre de Junias (RVR-95, DHH-EE, NBE, NVI), forma abreviada del nombre masculino Junianus, en Junia, nombre femenino (BJ, BP, CI, LPD, NC). Por tanto, ¿se trata de un hombre o de una mujer?
Algunos intérpretes, considerando poco probable que una mujer se encuentre entre los que son llamados apóstoles, dicen que el nombre debe ser Junias (o Junías). Sin embargo, solo entre las inscripciones griegas y latinas encontradas en Roma, el nombre femenino Junia aparece más de 250 veces, mientras que el nombre Junias no aparece ni en una ocasión. Más aún, cuando empezaron a añadírseles acentos a los manuscritos griegos del Nuevo Testamento, los copistas escribieron el femenino Junia. Por tanto, la evidencia extrabíblica sugiere que Pablo se refería a una mujer. Si el nombre bíblico es Junia, entonces provee un reto directo a la popular creencia de que las mujeres no estaban incluidas entre los apóstoles en la iglesia primitiva.

Comillas
Como toda persona que escribe cartas, en algunas ocasiones Pablo cita de las cartas a las que está respondiendo. Las palabras finales de 1 Co 7.1 pueden ser una cita de una carta que los corintios escribieron a Pablo (cita con la que Pablo discrepa en el siguiente versículo):
1Paso ahora a los asuntos que me plantearon por escrito: «Es mejor no tener relaciones sexuales». 2Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. (NVI)
O:
1En cuanto a lo que escribíais, que es mejor que el hombre no toque a la mujer, 2os digo que, para evitar la inmoralidad, cada hombre tenga su mujer y cada mujer su marido. (BP)
Sin embargo, este puede ser perfectamente un consejo de Pablo. Esta forma de entender el texto se refleja en la mayoría de las traducciones (RVR-95, DHH-EE, BJ, LPD):
1Acerca de lo que me habéis preguntado por escrito, digo: Bueno le sería al hombre no tocar mujer. 2Sin embargo, por causa de las fornicaciones tenga cada uno su propia mujer, y tenga cada una su propio marido. (RVR-95)
Nos hemos encontrado aquí con dos traducciones diametralmente opuestas, sin comillas que nos indiquen si Pablo creía o no creía que era bueno que los hombres no «tocaran» mujer (eufemismo usado para referirse a las relaciones sexuales, como muestra la NVI).
Imagínese un reportaje en el que no hubiese comillas. Sería imposible determinar quién dijo qué y a quién se lo dijo. Encontramos el mismo problema en Hch 1.16-22, en donde Pedro habla de Judas a los creyentes judíos en Jerusalén. Sin las comillas, sería muy difícil diferenciar las palabras de Pedro de las del autor del libro.
El versículo 19 de ese pasaje hace referencia al arameo (el idioma que hablaban los judíos de Palestina en los días de Pedro) como a «su» propio idioma. Esto suena extraño, pues Pedro está hablando con judíos; parece que debería haber dicho «nuestro» idioma. Por eso, algunos intérpretes creen que los versículos 18 y 19 son una frase parentética, insertada por el autor de Hechos en el discurso de Pedro como explicación para los lectores. Para estos traductores, las comillas se cierran en el versículo 17 y se vuelven a abrir en el 20, donde Pedro continúa su discurso. En castellano, ninguna de las versiones revisadas cierra comillas en el versículo 17 para reabrirlas en el 20; sin embargo, algunas (NVI, VM, BLA, BJ) tienen esos versículos como una frase parentética, señalada por guiones largos o por paréntesis. Veamos cómo traduce la VM:
15En aquellos días, poniéndose Pedro en pie en medio de los hermanos (y el número de las personas reunidas allí en un mismo lugar, era como de ciento veinte), les dijo: 16Varones hermanos: era necesario que se cumpliese la Escritura, que el Espíritu Santo habló de antemano, por boca de David, acerca de Judas, que fué guía de los que prendieron a Jesús.
17Porque él era contado entre nosotros, y tuvo parte en este ministerio.
18"(Pues este hombre adquirió un campo con el premio de su iniquidad, y cayendo boca abajo, reventó por medio, y derramáronse todas sus entrañas.
19Y fué notorio esto a todos los moradores de Jerusalem; de manera que aquel campo fué llamado en su lengua, Aceldama, esto es, Campo de sangre.)
20Porque está escrito en el libro de los Salmos:
Quede desierta su habitación,
y no haya quien more en ella.
y
Tome otro su oficio.
Sin embargo, la mayoría de nuestras traducciones ven todo el pasaje como parte del discurso de Pedro. Si los versículos 18-19 son un comentario parentético del autor para el lector, el texto no presenta ningún problema histórico. Pero si se toman esos versículos como palabras de Pedro, el lector se verá forzado a reconocer que el discurso de Pedro es, en realidad, una creación del autor de Hechos.

División en párrafos
La ausencia de estas divisiones puede dificultar la tarea de determinar cuándo un autor está cambiando de tema. Por ejemplo, las palabras de Pablo en 1 Timoteo 3.1: «esto es muy cierto», aparecen al final del párrafo en el texto crítico de las Sociedades Bíblicas Unidas y en la DHH-EE:
15Pero la mujer se salvará si vumple sus deberes como madres, y si con buen juicio se mantiene en la fe, el amor y la santidad.
3.1Esto es muy cierto.
Si alguien aspira al cargo de presidir la comunidad, a buen trabajo aspira.
(1 Ti 2.15—3.1).
Pero muchos eruditos empiezan un nuevo párrafo con esas palabras (y así traducen las demás versiones consultadas para este artículo). En estas traducciones, la frase no se aplica al pasaje anterior, sino a los versículos que siguen:
Palabra fiel: «Si alguno anhela obispado, buena obra desea».
1 Timoteo 3.1 (RVR-95)
¿Quería el autor de esta carta poner énfasis en la precisión de sus palabras acerca de las mujeres o en lo que iba a decir respecto de los líderes de la iglesia? Si las palabras «esto es muy cierto» se refieren a lo que viene antes, entonces también debe decidirse si se refieren solo al versículo 15, o si también se refieren a los versículos 11-15. Si la traducción incluye los versículos 11-15, entonces los cristianos que usan este texto para demostrar que las mujeres tienen que someterse a sus maridos encontrarán más sólido apoyo para sus puntos de vista.

División de oraciones
Por lo general, el punto señala donde termina un pensamiento y dónde se inicia otro. Con frecuencia, cuando se cambia de lugar un punto, también se cambia el significado de lo dicho.
Veamos un ejemplo: Si ponemos un punto después de las palabras «por su amor» en Efesios 1.4-5, entonces se referirían a los cristianos que se han mencionado:
4y nos ha elegido en él, antes de la creación del mundo,
para que fuéramos santos
e irreprochables en su presencia, por el amor.
5El nos predestinó a ser sus hijos adoptivos
por medio de Jesucristo,
conforme al beneplácito de su voluntad,
Efesios 1.4-5 (LPD; cf. BJ, NBE)
Sin embargo, si la pausa mayor precede a «por su amor», entonces estas palabras describen la forma amorosa en que Dios trata a los creyentes como a hijos suyos:
4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo,
para que fuéramos santos y sin mancha delante de él.
5Por su amor, nos predestinó para ser adoptados hijos suyos
por medio de Jesucristo,
según el puro afecto de su voluntad,
Efesios 1.4-5 (RVR-95; cf. las otras traducciones mencionadas)

División entre cláusulas
Filipenses 1.14 ilustra este tipo de segmentación. En esta carta, escrita desde una cárcel, Pablo reafirma a los filipenses que su encarcelamiento es, en verdad, algo bueno, pues le ha dado a sus «hermanos» la fuerza para proclamar la palabra de Dios sin temor. Él dice: «la mayoría de los hermanos en el Señor cobrando ánimo a causa de mis prisiones se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor». Es difícil determinar qué modifica la frase «en el Señor». Si se une esta frase con lo anterior («la mayoría de los hermanos en el Señor»), el significado es que estos hermanos son cristianos (NC). Pero, si las palabras «en el Señor» van con lo que sigue («cobrando ánimo»), lo que quiere decir es que los hermanos tienen «más confianza en el Señor» (VPEE, RVR-95, NVI, BJ, LPD, NBE).

Signos de pregunta
Con frecuencia, es de poca importancia si una oración se traduce como pregunta o como afirmación, en especial cuando se trata de una pregunta retórica. Pero algunas veces sí es importante determinar si se trata de una pregunta o no, como, por ejemplo, cuando Pablo discute el escogimiento que los corintios hacen de los jueces. ¿Está demostrando Pablo su desacuerdo al preguntarles a los cristianos de Corinto por qué han presentado sus disputas legales ante gentiles paganos?
¿por qué ponéis, para juzgar, a los que son de menor estima en la iglesia?
1 Corintios 6.4b (RVR-95; cf. VPEE)
O quizá Pablo esté diciendo que los corintios deben evitar presentar sus disputas ante los no cristianos, aun si esto significa plantearlas ante los cristianos menos respetables:
Cuando tengáis diferencias sobre estas cosas de la vida, poned por jueces a los más despreciables de la Iglesia.
1 Corintios 6.4 (NC, VM; cf. NVI, nota)

Ya sea que este versículo se traduzca como pregunta o como afirmación, nuestra comprensión de las relaciones de Pablo con los no cristianos no se ve alterada. De cualquiera de las dos formas, Pablo acentúa que los cristianos no deben presentar pleitos judiciales o de otra índole para que los juzguen aquellos que no comparten su misma fe. Si traducimos este versículo como una afirmación, entonces «los más despreciables de la iglesia» es una referencia a los de adentro, o sea, a creyentes de no muy alta estima para la iglesia. Pero, si se traduce como pregunta, entonces Pablo está cuestionando por qué los cristianos de Corinto tienen las agallas de presentar sus disputas ante no cristianos, o sea, ante aquellos que se rigen por valores que la iglesia rechaza (según Pablo).
¡Si tan solo Pablo hubiese utilizado un manual de estilo!
* * * * *
Las personas que solo leen una versión de la Biblia (en castellano o en cualquier otro idioma), por lo general no están conscientes de cuántas decisiones tienen que tomar los traductores en su lugar, pues ellas no pueden tomarlas. Algunos eruditos consideran que el conocimiento, por parte del creyente común, de estos aportes que hacen los traductores puede introducir dudas en su mente y crearles confusión. Puede que sea cierto, pero el hecho se mantiene, sépanlo o no los lectores, de que los traductores toman literalmente miles de decisiones (decisiones que tienen que ver con cuáles son las palabras del idioma original, el significado de las palabras y de las construcciones gramaticales, como también con la forma de dividir y puntuar el texto). Creo que cualquier lector que lucha por comprender mejor la Biblia debe, cuando menos, reconocer que se tomaron tales decisiones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates