Social Icons

13 de julio de 2009

La Cremación



¿Qué es la cremación? Es la práctica de reducir un cadáver a sus elementos esenciales por medio del fuego.

Historia

La práctica de cremación al aire libre fue introducida al mundo occidental por los griegos alrededor del año 1000 antes de Cristo. Parece haber adoptado la cremación de algunos pueblos del norte como un imperativo de guerra, para asegurar a los soldados muertos en territorio enemigo un funeral en su propia tierra asistido por la familia sus compañeros.
Los cadáveres eran incinerados en el campo de batalla; luego las cenizas eran reunidas y enviadas a su patria para el ceremonial de enterramiento. Aunque el enterramiento en suelo continuó, la cremación llegó a estar tan íntimamente asociada con el valor y virtud varonil, patriotismo y gloria militar que era referida como una conclusión de una vida épica.
La Ilíada hace claro cómo se hacían las cremaciones importantes. En eso Zeus mismo forzó a Aquila a rendir el cuerpo de Héctor a su padre para que él, el rey Príamo de Troya pudiera tenerlo incinerado como rey. Lo más grande para el héroe era la conflagración. Aquila fijó el modelo en proveer una pira de 100 pies cuadrados para su amigo Patroclus. Aquila mismo fue incinerado aun más gloriosamente después de su muerte después de 17 días de lamentos. Luego las llamas fueron apagadas con vino, sus huesos bañados en aceite y vino y colocados en una urna de oro con los de Patroclus. Las fiestas del funeral continuaban y una gran tumba fue erigida para él sobre el Helesponto.
Los romanos siguieron la costumbre de los griegos y troyanos en incinerar sus héroes militares. La Eneida de Virgilio desdeñosamente contrasta las normas de los Latinos "infelices" con los ancestros troyanos romanos. Virgilio describe cómo durante una tregua de 12 días declarada para que ambos ejércitos pudieran incinerar los guerreros muertos, los Latinos quemaban muchos sin ritual o cuenta y luego amontonaban los huesos, cubriéndolos con un montículo de tierra. Los romanos por otro lado observaban todas las propiedades. Cubrían la Pira con hojas y la adornaban con Cipreses; después de que esto se hacía, las tropas proferían gritos de guerra en círculo y echaban los trofeos tomados de los Latinos muertos al fuego. Derramaban la sangre de animales en las llamas y cuando estaba apagado lavaban los huesos en vino y los colocaban en urnas. La cremación llegó a ser un símbolo de status en Roma que construían y alquilaban espacio en Columbarium (nichos en las paredes para recibir las cenizas de los muertos) llegando a ser un negocio lucrativo. Alrededor del año 100 A.C., sin embargo, las cremaciones en el imperio Romano fueron paradas quizás por la propagación del Cristianismo. Aunque la cremación no era explícitamente un tabú entre los cristianos, no era animada por ellos por causa de las asociaciones paganas y por el interés que pudiera interferir con la resurrección prometido del cuerpo y su reunión con el alma. La razón más práctica es que las cremaciones estaban amenazando con traer serias depredaciones ya que muchos palos eran arrojados a las Piras.
Los escandinavos paganos favorecían la cremación creyendo que ayudaba a liberar al espíritu de la carne y también que guardaban los muertos de ser perjudicados por los vivos. Estas prácticas paganas eran paralelas con las cremaciones épicas griegas y romanas. Después de la conversión de los Islandeses al Cristianismo en el año 1000 D. C., la cremación era rara en la Europa occidental hasta el siglo 19, excepto en las emergencias. Durante la epidemia de la Muerte Negra en 1956, por ejemplo, los cuerpos de 60,000 fueron quemados en Nápoles durante una sola semana.
En la India y unos otros países donde la costumbre es antigua, la cremación es considerada muy deseable. Es el deseo de todos los devotos hindúes ser incinerados en Varanasi. La parte que da al mar de esa santa ciudad está bordeada con concreto y mármol en las cuales se levantan las Piras. Los restos son entonces depositados en el río Ganges. En algunos países asiáticos la cremación está disponible sólo a unos pocos favorecidos: En el Tíbet está reservada generalmente para los altos Lamas; en Laos es para los que mueren afortunadamente (de causa natural y al final de una vida pacífica y próspera). Las ceremonias de cremación en Bali son coloridas y alegres. En un día venturoso como a los cuerpos de dignos que han sido enterrados temporalmente o embalsamados son llevados a una alta y decorativa torre hecha de madera y bambú y entonces incinerados. 42 días después una 2da torre con efigies en vez de cuerpos se quema para ayudar al alma en su viaje hacia el más alto cielo. Las cenizas de las torres como de los cuerpos son esparcidas en el agua.

Cremaciones modernas

La cremación en la forma moderna es muy diferente. No se usan al aire libre; en vez de eso el cuerpo es colocado en una cámara donde el calor intenso lo transforma en una o 2 horas en unas pocas libras de cenizas blancas que es dispuesta de conformidad con la ley y los sentimientos: esparcidas en un jardín o algún otro punto preferido colocado en una urna y guardado en la casa o llevada al cementerio para enterrarla en un pequeño cofre o en un nicho.
El reavivamiento de interés en la cremación es que en Europa y los Estados Unidos comenzaron en 1874, cuando el cirujano de la reina victoria Sir Henry Thompson publicó su influyente libro Cremación: el tratamiento del cuerpo después de la muerte. También organizó la cremación de la Sociedad de Inglaterra en asociación con Anthony Trollope, Sir John Tenniel, los duques de Bedford y Westminster y otros articulados críticos de práctica de enterramiento.
Aunque no fue hasta 1884 que una corte británica primero declaró la cremación un procedimiento legal, ganó inmediato apoyo de ambos lados del Atlántico. Por más de un siglo los reformadores religiosos y sociales habían protestado tales prácticas como el largo y a veces despertar al desorden o a la vigilia, sostuvieron sobre los cuerpos de las personas muertas antes de ser enterradas. Los médicos y los ingenieros sanitarios se alarmaron en la práctica del enterramiento en los cementerios, sosteniendo que el terreno saturado de entierro sería venenoso. El movimiento británico se movió a los Estados Unidos donde el primer crematorio fue edificado en Washington en 1876. 5 años después la Sociedad de Cremación en New York fue organizada; el crecimiento de tal práctica ha sido lento en los Estados Unidos. Muchas iglesias protestantes la han mantenido.

¿CUÁL DEBE SER LA POSICIÓN DE LA IGLESIA ANTE LA CREMACION?

Nosotros nunca hemos tomado una posición sobre la cremación porque nuestra comprensión de la muerte y la resurrección hace la materia sin importancia. El Dios que nos creó es igualmente capaz de crearnos de nuevo de las cenizas de la incineración o de las cenizas como resultado de la muerte de otro tipo. Todas las cosas orgánicas regresan a sus elementos básicos, la real diferencia es solo cuánto se toma. De hecho, no mantenemos que en la resurrección la nueva persona estará compuesta de los mismos átomos de los cuales fue previamente formado. Los átomos dispersan y restauran la persona es un asunto no de reunir los átomos sino de expresar el poder creativo de Dios, cualesquiera que sean los átomos que estén envueltos. Sabemos también que cada persona viva es un conducto para nuevos átomos entrando y los viejos dispersándose, para que a lo sumo cualquier persona esté compuesta en 10 años de casi totalmente de diferentes juegos de átomos. La persona permanece en la mente de Dios, y a través de su poder creativo restaurara lo que él desea, a un nuevo cuerpo intacto al poder del pecado.
Reconozco que unas cuantas personas, el asunto del entierro es mejor que la cremación . Notan que la cremación es practicada en países paganos como la India y China. Como estos países están superpoblados confrontan problemas de ocupación de poca tierra fértil por causa de los cementerios, por lo que se explica tal práctica de purificación con fuego. Científicamente vemos ventaja en la prevención de la infección. Muy a menudo la muerte toma lugar en presencia de enfermedades severas, y en la mayoría de los países paganos la muerte viene de enfermedades infecciosas, no de las condiciones degenerativas que nos infestan en el occidente. Por supuesto que no tenemos ningún interés en prácticas paganas por el propio bien, sino por lo limitado de nuestro entendimiento de cómo Dios obra algo como la incineración no crearía problemas. Es cierto que en la tradición judía los muertos siempre eran enterrados, una costumbre escrita en la ley canónica de la iglesia católica y de este modo perpetuada en la comunidad cristiana.
Hoy aproximadamente el 50% de los que mueren en los Estados Unidos son incinerados, generalmente por los gastos que implican. La cremación puede costar sólo el 10% de lo que cuesta un entierro. Por este lado, a menudo es el dinero que manda, especialmente en la ausencia de fuertes opiniones. Por lo cual dejamos a que cada miembro de iglesia siga su propia conciencia en este asunto y por las razones ya expuestas no es posible tomar una posición definitiva como iglesia.
¿Qué decir de los millones de cristianos que murieron, unos quemados en el Circo Romano, o despedazados y devorados por las fieras, o muertos en la Hoguera en la Edad Media, o digeridos por los tiburones en el mar?
¿Cómo se hará Dios para traer a la vida a los que descansan en los estómagos de leones, ballenas, tiburones, o de aquellos cuyas cenizas fueron esparcidas en los ríos y mares y quedaron diluídas con las aguas como su tumba líquida, sin posibilidad de ubicar exactamente sus restos?
¿Cómo Dios los traerá a la vida?


A continuación presentamos unos pocos pasajes que ayudarán a entender mejor nuestra vida futura:

"Nuestra identidad personal quedará conservada en la resurrección aunque no sean las mismas partículas de materia ni la misma sustancia material que fue a la tumba. Las maravillosas obras de Dios son un misterio para el hombre. El espíritu, el carácter del hombre, vuelve a Dios, para ser preservado allí. En la resurrección cada hombre tendrá su propio carácter. A su debido tiempo Dios llamará a los muertos dándoles de nuevo el aliento de vida y ordenando a los huesos secos que vivan. Saldrá la misma forma, pero estará liberada de enfermedades y de todo defecto. Vive otra vez con los mismos rasgos individuales de modo que el amigo reconocerá al amigo. No hay una ley de Dios en la naturaleza que muestre que Dios devolverá las mismas idénticas partículas de materia que componían el cuerpo antes de la muerte. Dios dará a los justos muertos un cuerpo que será del agrado de él.


Pablo ilustra este tema con la semilla de cereal que se siembra en el campo. La semilla plantada se destruye, pero surge una nueva semilla. La sustancia natural del grano que se destruye nunca surge como antes, pero Dios le da un cuerpo como a él le place. Un material mucho mejor compondrá el cuerpo humano. Pues es una nueva creación, un nuevo nacimiento. Se siembra un cuerpo natural, se levanta un cuerpo espiritual"

"La resurrección de Cristo fue una figura de la resurrección final de todos los que duermen en él. El semblante del Salvador resucitado, sus modales y su habla eran familiares para sus discípulos. Así como Jesús resucitó de los muertos, han de resucitar los que duermen en él. Conoceremos a nuestros amigos como los discípulos conocieron a Jesús. Pueden haber estado deformados, enfermos o desfigurados en esta vida mortal, y levantarse con perfecta salud y simetría; sin embargo, en el cuerpo glorificado su identidad será perfectamente conservada.
Saldrá la misma forma, pero estará liberada de enfermedades y de todo defecto. Vive otra vez con los mismos rasgos individuales, de modo que el amigo reconocerá al amigo.

"42 Así es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, se resucita en incorrupción. 43 Se siembra en deshonra, se resucita en gloria. Se siembra en debilidad, se resucita en poder.44 Se siembra un cuerpo animal, resucitará un cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y cuerpo espiritual". (1 Cor. 15: 42-44).

"51 Os voy a decir un misterio. No todos dormiremos, pero todos seremos transformados. 52 En un instante, en un abrir de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta y los muertos serán resultados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra escrita: "Sorbida es la muerte con victoria". (1 Cor. 15: 51-54).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates