El Extraterrestre De Metepec

Éste es el extraterrestre de Metepec, México o mejor conocido como el Alien mexicano. Un grupo de veterinarios puso una trampa para ratas y atraparon a lo que ellos llaman el ser de Metepec algo bastante más interesante.



Un estudio minucioso demuestra que los extraterrestres son espíritus de demonios que tratan de confundir a las personas. Algunos dicen que traen mensajes para la humanidad pero nunca nadie vio un platillo volador siempre las fotos y videos son borrosos o se cuentan historias con entrevistados los cuales siempre sus testimonios son confusos y lejos de la realidad
Hoy con la tecnología es muy fácil fabricar un extraterrestre como las imágenes que fábrica Juan Cabana

para ver la galería de sus trabajos pinche aqui

EL NUMERO SIETE.

Como número, la palabra y número "SIETE" se emplea como ningún otro número. Siete y sus compuestos aparecen en el Antiguo Testamento en múltiplos de Siete.
Siete aparece 287 veces, o 7 x 41.
"Séptimo", denotando la fracción, aparece 98 veces, o sea, 7 x 14.
"Siete" aparece 7 veces.
Los anteriores Siete números juntos son, naturalmente, un múltiplo de 7, pero se trata de un número notable, 287+98+7=392, ( 56 x 7 ).

También es notable el siete en combinación con otros números, como cincuenta y siete, ciento y siete, etc. Hay 112 de estas combinaciones, o 7 x 16.

"Setenta" aparece 56 veces, o 7 x 8.
"Setenta" en combinación con otros números, aparece 35 veces, o 7 x 5.


LOS HIJOS DE DIOS.


Beni-ha-Elohim, " hijos de Dios ", aparece 6 veces:

1. Gn. 6:2.
2. Job 2:6.
3. Job 38:7.
4. Sal. 29:1.
5. Sal 89:6.
6. Dn. 3:25.
Beni-El-hai, " Hijos del Dios viviente ", una vez:
7. Os. 1:10.

Siete veces en total, pero no siete exactamente iguales. Hay seis en una forma ( empleado de ángeles6 ), y uno en otra ( usado de hombres ), para señalar el hecho de que los hijos de Dios, sean ángeles u hombres, cayeron de la perfección espiritual de su posición original.

SEM, CAM Y JAFET.

Los 2 nombres de Sem y Jafet, que recibieron la bendición de su padre, aparecen juntos siete veces; Pero, ¡ Seis de estas siete están también con Cam, cuya posterioridad fue maldecida.

LOS ALIMENTOS DE EGIPTO.

Se presentan como seis artículos ( Num. 11:5 ):

1. pescado,

2. pepinos,

3. melones,

4. puerros,

5. cebollas y

6. ajos;

Mientras que la enumeraciónde la provisión divina de la tierra de Emanuel está marcada con el número siete ( Deut. 8:8 ):

1. trigo,

2. cebada,

3. vides,

4. higueras,

5. granados,

6. aceituna y

7. miel.

LOS AMANTES DE ISRAEL.

Son presentados como dándose seis cosas ( Os. 2:5 ): pan, agua, lana, lino, aceite y bebida; Mientras que Jehová habla de sus propios preciosos dones de amor hacia su pueblo, en contraste a lo anterior, como siendo siete ( vv. 8, 9 ): trigo, vino, aceite, plata, oro, lana y lino.

LOS DIAS DE CREACION Y DE REPOSO.

En la Creación tenemos seis días y el séptimo. Seis días de trabajo y el séptimo de reposo.

LAS DOCE TIERRAS.

2° Reyes 18:32: El Rabsacés, al describir la tierra a la que llevaría al pueblo, enumera seis cosas; pero al mencionarlas como siendo como la propia tierra de ellos, hay siete también:
1. Una tierra como la vuestra,
2. Tierra de grano
3. Y vino
4. Tierra de pan
5. Y de viñas,
6. Tierra de aceite de oliva
7. Y de miel.

EL DOMINIO DEL HOMBRE.

Salmo 8:6-8: Seis señala la perfección de la autoridad humana, y siete marca el hecho de que los seis particularidades definidos eran un don de Dios:
1. "Todo lo pusiste bajo de sus pies:
2. Ovejas
3. Y bueyes, todo ello,
4. Y aun las bestias salvajes,
5. Las aves de los cielos,
6. Y los peces del mar;
7. Todo cuanto surca las sendas de las aguas".

LOS SIETE ESPIRITUS.

Is. 11:2 Seis aquí marcando que Cristo sería un perfecto hombre, y siete que era el perfecto Dios, quedando la primera declaración distinguida del resto por su forma:
1. "Y reposará sobre él el Espiritu de Jehová,
2. Espíritu de sabiduría
3. Y de inteligencia,
4. Espíritu de consejo
5. Y de poder,
6. Espíritu de conocimiento
7. Y de temor de Jehová".

EL ESPIRITU DERRAMADO.

Joel 2:28,29: El "toda carne" es la inclusión divina; Pero seis puntosbparticulares marcan la definición. Apenas si será necesario añadir que esta bendición hace referencia ( por interpretación ) sólo a la casa de Israel.
1. "Derramare mi Espíritu sobre toda carne,
2. y profetizarán vuestros hijos
3. y vuestras hijas;
4. vuestros ancianos soñaran sueños,
5. y vuestros jóvenes verán visiones.
6. Y tambien sobre los siervos,
7. Y sobre las siervas derramaré mi Espíritu".

LA DOTACION DE ISRAEL.

Ro. 9:4: La una definiendo quienes son ellos por el divino llamamiento y posición, las seis exponiendo lo que les pertenecía como hombres, así llamados y bendecidos:
1. "Que son israelitas
2. de los cuales son la adopción
3. la gloria,
4. el pacto,
5. la promulgación de la ley,
6. el culto (divino)
7. y las promesas".

EL CANDELERO DE ORO.

Tenía seis brazos que salían de un tronco central, lo que daba en total siete soportes, marcando, y en armonía con el heco de que la luz era la luz del pueblo de Dios en el mundo, pero que su fuente era divina.

LA ARMADURA DE DIOS.

En Ef. 6:14, la armadura del cristiano consiste en seis articulos, pero hay un séptimo sin el que los anteriores no sirven, y es la "lanza", que es la Oración:
1. El Ceñidor de la Verdad, Jn. 14:6; 17:17.
2. La Coraza de la Justicia, Jer. 23:6; Fil. 3:9.
3. Las Sandalias del Evangelio, Ef. 2:10.
4. El Escudo de la Fe, (esto es, el escudo que emplea la fe, que es Cristo), Gn. 17:11; Ro. 13:14; Sal. 27:1.
5. El Yelmo de la Salvación, Sal. 27:1.
6. La Espada del Espiritu, (esto es, la espada a emplear por el Espiritu, que es la palabra de Dios), Ap. 19:13.
7. La Oración-que mantiene la armadura rutilante y nos capacita para emplearla con eficacia.

EL TEMPLO DE EZEQUIEL.

En Ez. 40 se dan las medidas del Templo de Dios que han de ser aún levantado en Su tierra. La vara de medir empleada por "el varón" era de "seis codos de largos" de longitud (Ez. 41:8, BAS). Pero el codo largo tenía un codo y un palmo menor de longitud (Ez. 40:5, RVR77, BAS); por ello, como había seis palmos menores en un codo, había realmente siete codos ordinarios en la "caña entera de seis codos de largo" (BAS).
Así, siempre que seis y siete se emplean juntos, se marca mucho la diferencia entre sus significaciones respectivas.


SIETE SOLO.

Pero, volviendo ahora al numero siete, debemos considerar ante todo el significado de la palabra.
En hebreo, siete es shevah. Procede de la raíz savah, estar lleno o satisfecho, tener suficiente de. De ahí que el significado de la palabra "siete" esté dominado por esta raíz, porque en el séptimo día Dios reposó de la obra de la Creación. Estaba completa, y era buena y perfecta. Nada se podía añadir ni quitar a la misma sin perjudicarla. De ahí la palabra Shavath, cesar, desistir, reposar, y Shabbath, Sabbath, o día de Reposo. Esta raíz se encuentra en varios idiomas:
Por ejemplo:
El sánscrito: Saptan;
Zend: hapta,
Griego: hepta;
Latín: septem.
En todos éstos, como en castellano, siete y en catalán, set, se preserva la "T", que en las lenguas semíticas y teutonas se pierde; Por ejemplo:
En godo: sibum.
Alemán: sieben.
Ingles: seven.
Es el siete, por ello, que da la impronta de perfección y plenitud a aquello en relación con lo que se emplea. De tiempo, habla del Sábado, y marca la semana de siete días, que, por artificial que pueda parecer, es de observancia universal e inmemorial entre todas las naciones y todo lo tiempo. Nos habla de aquella observacia Sabática eterna que queda para el pueblo de Dios en toda su eterna perfección.
En las obras creativas de Dios,siete completa los colores del arcoiris y del espectro, y satisface en la música las notas de la escala. En cada una de éstas la óctava es solo una repetición de la primera.
Otro significado de la raíz Shavagh es jurar, o hacer un juramento. Queda claro por su primer uso en Gn. 21:31, "De allí juraron ambos", que este juramento estaba basado en las "siete corderas del rebaño"
(vv. 28, 29, 30), que señalan a la idea de satisfacción o plenitud en un juramento. Fue la seguridad, satisfacción y plenitud de la obligación, o plenitud del vínculo, que hizo que se empleara la misma palabra tanto para el número siete y un juramento; y por ello está escrito: "el juramento interpuesto para confirmación pone punto final a toda disputa". Beer-seba, el pozo del juramento, es el testigo permanente de la perfección espiritual del número siete. Este número se nos presenta en:

LA PORTADA DE LA REVELACION.

Génesis 1.1 está compuesto de siete palabras hebreas que contienen 28 letras (7 x 4 ).
Una lista de la fenomenales características de sietes encontrados en Génesis 1.
1. La cantidad de palabras hebreas. SIETE.
2. La cantidad de letras que suman 28(28 ¸ 4 = 7) SIETE.
3. Las primeras 3 letras hebreas traducidas "En el principio creó Dios" contienen 14 letras (14 ¸ 2 = 7). SIETE.
4. Las últimas 4 letras hebreas "los cielos y la tierra" tienen 14 letras
(14 ¸ 2 = 7). SIETE.
5. La cuarta y la quinta letras tienen siete letras. SIETE.
6. La sexta y la séptima letras tienen siete letras. SIETE.
7. Las 3 palabras claves: Dios, cielo y tierra, tienen 14 letras. SIETE.
8. La cantidad de letras en las cuatro palabras restantes también es
14 (14 ¸ 2 = 7). SIETE.
9. La palabra central es la más corta, tiene 2 letras. Sin embargo, en combinación con la palabra a la derecha o a la izquierda resultan siete letras. SIETE.
10. El valor numérico de la primera, la última y la palabra del medio es 133 (133 ¸ 19 = 7). SIETE.
11. El valor numérico de la primera y la última letras de todas las siete letras es 1393 (1393 ¸ 199 = 7).

El número siete domina toda la Escritura porque habla de la perfección divina y el orden perfecto de Dios. Aparece 287 veces en el Antiguo Testamento (287 ¸ 41 = 7) mientras que la palabra "Séptimo aparece siete veces. Además, la palabra "setenta" se usa 56 veces (56 ¸ 8 = 7).
Hubo 400 años de silencio entre el término del Antiguo Testamento alrededor del 396 A.C., y la Escritura del Nuevo Testamento luego de la resurreción de Jesucristo. Sin embargo, cuando Dios inspiró a los autores del Nuevo Testamento, incluyendo a Mateo, para que comenzaran a escribir los evangelios, manifestó una vez más Su firma en las páginas de la Escritura creando un patrón maravillosamente complejo de sietes bajo del texto del evangelio de Mateo.

LAS PALABRAS DE JEHOVA.

Son puras. No son palabras angélicas (2 Co. 12:4; 1 Co. 13:1), ni las palabras pertenecientes al cielo; sino palabras empleadas por los hombres en esta tierra, palabras humanas, y por ello tiene que ser perfectamente purificadas, como la plata lo es en un horno. En el Sal. 12:6 aparece una elipsis que exige que la palabra "palabras" sea suplida proveniente de la cláusula anterior. Entonces podemos tomar la preposición lamed, que significa "a", en su sentido natural. La RVR77 la traduce de "horno de tierra", mientras que la BAS traduce en "crisol en la tierra". Ambas versiones yerran al no contemplar y suplir la elipsis, lo que hubiera posibilitado traducir, "a", perteneciente a, literalmente. Así:
a | Las palabras de Jehová son palabras puras,
b | como plata refinada en un horno;
a | [Palabras] pertenecientes a la tierra,
b | purificadas siete veces.

Aquí tenemos las cuatro líneas completas, en las que "a" se corresponde con "a", siendo el tema tratado las "PALABRAS DE JEHOVA", mientras que en "b" y "b" de las palabras terrenas que usa Jehová.
Jehová toma y usa palabras "pertenecientes a este mundo", pero precisan de purificación. Algunas palabras no las emplea en absoluto; otras las emplea con un sentido más elevado; otras con un nuevo sentido; y así quedan purificadas. Ahora bien, la plata es purificada "siete veces". De esta manera estas palabras tienen que ser perfectamente purificadas antes que puedan ser empleadas como las palabras de Jehová.

LA SEPTUPLE BENDICION DE ABRAHAM.

En Gn. 12:2,3:
"Haré de tí una nación grande,
y te bendeciré,
y engrandeceré tu nombre,
y seras bendición,
bendeciré a los que te bendicen,
y a los que te maldigan maldeciré;
y serán benditas en ti todas las familias de la tierra".

Con ésta podemos comparar:


EL SEPTUPLE PACTO DE JEHOVA CON ISRAEL.

EN Ex. 6:6-8. Aquí aparecen siete promesas en tiempo futuro, lo que da al todo la impronta de la perfección espiritual. Van precedidas por tres declaraciones (vv. 4,5) que dan el fundamento divino sobre el que se basaba la bendición:
Establecí mim pacto con ellos, etc.
He oído el gemido de los hijos de Israel, etc.
Me he acordado de mi pacto.

Luego sigue la séptuple bendición:

1. Yo os sacaré…de Egipto.
2. Os libraré de su servidumbre,
3. Os redimiré.
4. Os tomaré por mi pueblo.
5. Seré vuestro Dios.
6. Os meteré en la tierra.
7. Os lo daré por heredad.

HEBRON FUE EDIFICADA SIETE AÑOS ANTES DE ZOAN EN EGIPTO.

(Nm. 13:22). Egipto era "la casa de servidumbre". Zoán era aquella ciudad en la que sus sabios fueron expuestos como insensatos (Is. 19:11-13). Era también el lugar en el que se obraron los milagros de Dios que expusieron la insensatez de aquella sabiduría humana (Sal. 78: 12, 43).
Pero hebrón, que significa comunion, era un lugar de Canaán, la ciudad de Abraham, "el amigo de Dios", y sigue siendo llamada hoy en día la ciudad de El Khulil, "del amigo". En su valle, el de Escol, crecían los mejores frutos de la tierra de Enmanuel.
"Hebron fue edificada 7 años antes que Zoán en Egipto".
Esta frase, que se da incidentalmente en forma parentética , en el momento en que su pueblo descubrió por primera vez la existencia de Hebrón, contiene la sugerencia de una profunda verdad espiritual, como se ve en la significación del número siete.
Muestra que la esfera de la amistad y comunión divina y de los deleites celestiales fue establecida en la eternidad, siendo que siete años marca la perfección espiritual del tiempo, antes que la sabiduría de este mundo tuviera existencia o lugar. (Véanse Sal. 90:2; 103:17; Pr. 8:22-31; Mi. 5:2; Jn. 17:5-24; 1 Co. 2:7; Ef. 1:4; 3:11; 2 Ti. 1:9; Tit. 1:2; 1 p. 1:19, 20).

EL SEPTUPLE ROCIAMIENTO.

Implica que era perfecta y espiritualmente eficaz.
En el gran Día de la Expiación la sangre era rociada "Sobre la superficie del propiciatorio, a la parte del oriente" (Lv. 16:14, V.M.). Esto era con respecto a Dios, y por ello se hacía una vez y sobre el propiciatorio. Pero delante del "Propiciatorio" tenía que ser rociada siete veces, por cuanto ella constituía el perfecto testimonio para el pueblo de que se había efectuado la expiación de sus pecados.
Las instrucciones para el Día de la Exposición se dan en Lv. 16, pero de otros pasajes vemos que había siete rociamientos en aquel gran día, para señalar la perfección de la expiación efectuada:

1. Sobre el propiciatorio (Lv. 16:14).
2. Delante del propiciatorio (Lv. 16:14).
3. Delante del velo (Lv. 4:17).
4. Sobre los cuernos del altar de oro (Ex. 30:10).
5. Sobre los cuernos del altar de bronce (Lv. 16:18).
6. Alrededor del altar (Lv. 16:19).
7. La sangre restante era derramada al pie del altar de bronce (Lv. 4:18).

LOS SALMOS.

Estan marcados de muchas maneras con este número de perfección espiritual.
Hay 126 Salmos que tienen títulos. Esto es 7 x 18.
Hay siete nombres mencionados en los títulos como autores de estos Salmos:
1. David, 56 (7 x 8).
2. Los hijos de Coré, 11 (Sal. 42; 44-49, 84, 85, 87, 88).
3. Asaf, 12 (Sal. 50, 73-83).
4. Hemán ezraíta, 1 (Sal. 88).
5. Etán ezraíta, 1 (Sal. 89).
6. Moisés, 1 (Sal. 90).
7. Salomón, 1 (Sal. 72).

Hay 14 Salmos (2 x 7), todos de David, que fueron escritas en ocaciones históricas: Sal. 3, 7, 18, 30, 34, 51, 52, 54, 56, 57, 59, 60, 63 y 117.

En el Nuevo Testamento se atribuyen siete Salmos a David de manera específica, por su nombre:
1. El Salmo 2 en Hch. 4:25: "Que por boca de David tu siervo dijiste: ¿A qué fin se amontinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas?".
2. El Salmo 16 en Hch. 2:25: "Porque David dice de él: Veía siempre al Señor delante de mí; porque está a mi diestra, para que yo no sea conmovido".
3. El Salmo 32 en Ro. 4:6: "Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras".

4. El Salmo 41 en Hch. 1:16: "Era menester que se cumpliese la Escritura en que el Espíritu Santo habló antes por boca de David acerca de Judas.

5. El Salmo 69 en Ro. 11:9: "Y David dice: Conviertase su mesa en trampa y en red, en tropezadero y en retribución".

6. El Salmo 95 en He. 4:7: "Otra vez fija un día: Hoy, diciendo despues de tanto tiempo, por medio de David, como está predicho: Si oís hoy su voz…".

7. El Salmo 109 en Mt. 22:43: "¿Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor a mi Señor", etc.

Se observará que estas siete citas están dispuestas como al candelero de oro, en dos tríos con una en el centro, así:
3 en Hechos.
1 en los Evangelios, y
3 en las Epístolas.

O como el candelero:

EVANGELIO
Mt. 22:43.


Hch. 1:16 Ro. 4:6

Hch. 2:25 Ro. 11:9

Hch. 4:26 He. 4:7

LAS SIETE CITAS DEL SALMO 69 EN EL NUEVO TESTAMENTO.

Muestran que este Salmo es de gran importancia, y marcan su perfección espiritual, en relación con el Señor Jesús.

1. Versículo 4. El Señor mismo cita este pasaje cuando los Once están reunidos a su alrededor justo después de la institución de la Cena, después de decirles que debían esperar el aborrecimiento del mundo, debido a que El los había escogido fuera de él. Jn. 15:18-25.
2. Versículo 9. Una vez más, los discípulos recordaron que había sido escrito con respecto al Señor. Jn. 2:13-17.
3. Versículo 9. El Espiritu Santo lo emplea para exhibir a Cristo como modelo, así como Cristo no se agrado de sí mismo. Ro. 15:3.
4. Versículo 21. Fue cumplido en la crucifixión. Mt. 27:34, 38.
5. Versículos 22 y 23. El Espiritu Santo, refiriéndose al hecho de que Israel no había obtenido aquello que buscaba, sino sólo el remanente escogido, habiendo quedado cegado el resto, dice Ro. 11:7-10.
6. Versículos 24 y 27. Refiriéndose a la persecución de los cristianos por parte de los judíos. 1 Ts. 2:15, 16.
7. Versículos 25 y 27. El Señor, en su última denuncia concluyendo su testimonio contra Jerusalén, dice Mt. 23:29-38.

Este siete está dividido en sus usuales cuatro y tres; de estas citas, cuatro se encuentran en los Evangelios, y tres en las Epístolas. Además, aparecen en el primero y último de los Evangelios, y en la primera y última de las Epístolas escritas a las Iglesias. Así, queda marcada la impronta de la perfección espiritual.
En Mateo … … … 2.} 4 en los Evangelios.
En Juan … … … 2.} " ² ² ² ² ²
En Romanos … … 2.} 4 en las Epístolas.
En Tesalonicenses 1.} ² ² ² ² ²


TOTAL: 7.

VARON DE DIOS.

Hay siete que reciben este apelativo en el Antiguo Testamento:

1. Moisés, Dt. 33:1, y otras cinco veces.
2. David, 2 Cr. 8:14, y dos veces más.
3. Samuel, 1 S. 9:6, y tres veces más.
4. Semaías, 1 R. 12:22, y otra vez (2 Cr. 11:2).
5. Elías, 7 veces.
6. Eliseo, 2 R. 4:7, y veininueve veces más.
7. Igdalías, una vez, Jer. 35:4.

Y uno en el Nuevo Testamento, sobre el terreno de la resurrección (Timoteo), con lo que hay ocho en total.

SIETE COSAS DEBILES EN LOS JUECES.

Empleadas por Dios como instrumentos de liberación, marcando y poniendo la impronta de la perfección espiritual de su obra:

1. Un hombre zurdo (3:21), Eúd, logrando,liberar al pueblo de la opresión moabita.
2. Una aguijada de bueyes (3:31) en manos de Samgar, liberando de los filisteos.
3. Una mujer (4:4) y,
4. Una estaca de una tienda en manos de Jael (4:21). Con estos dos últimos medios se logró liberarse de Jabín, Rey de Canaan.
5. Un pedazo de rueda de molino (9:53), echada por otra mujer, libró al pueblo del urzurpador Abimelec.
6. Los cántaros y las trompetas de los 300 hombres de Gedeón (7:20) pusieron en fuga a los ejercitos de Madián.
7. La quijada de un asno (15:16), con la que Sansón liberó a Israel de los filisteos.

¿Y por qué esto en relación con el "Salvador" (2:16-18) que Dios suscitaba y empleaba? Para que nadie se jacte en su presencia.
(1 Co. 1:29).

LA SEPTUPLE CALIFICACION PARA EL SERVICIO.

Se ve en el caso de Gedeón, Jue. 6.

1. Convicción en cuanto a su propia humillante condición, v. 11, como se ve en el v. 15.

2. Un corazón ejercitado, v. 13, probablemente por el testimonio de un profeta, v. 8.

3. Sin confianza en la carne, v. 15.

4. Paz con Dios por la gracia; la paz de Dios como don, vv. 17, 18, 2, 23.

5. Adoración, v. 24.

6. Obediencia en las cosas pequeñas, vv. 25-27.

7. Poder para grandes cosas, vv. 33-35; y cap. 8.

SIETE ENCINAS.

1. Gn. 35:4. Jacob sepultó terafines (idolillos).
2. Gn. 35:8. La nodriza de Raquel.
3. 1 S. 31:13. En Jabés, sepultura de Saúl y sus hijos.
4. Jos. 24:26. La piedra de testimonio bajo una encina.
5. 2 S. 18:9. La encina de Absalón.
6. Jue. 6:11. En Ofrá, donde se apareció el ángel a Gedeón.
7. 1 R. 13:14. Donde estuvo sentado el varón de Dios.


SIETE MILAGROS EN EL EVANGELIO DE SAN JUAN.

1. El agua transformada en vino. Jn. 2: 1-11.
2. El hijo del noble. Jn. 4: 43-54.
3. En el estanque de Betesda. Jn. 5: 1-16.
4. La alimentación de los 5,000. Jn. 6: 1-13.
5. El hombre nacido ciego. Jn. 9: 1-41.
6. La resurrección de Lazaro. Jn. 11: 1-45.
7. La pesca prodigiosa. Jn. 21: 1-23.

LAS SIETE PALABRAS A LA MUJER SAMARITANA.

1. V. 7. Atrayendo la atención de ella con Su petición: "Dame de beber".
2. V. 10. Llevándola a pedirle a El de beber.
3. Vv. 13, 14. Describiendo el agua que El dá.
4. V. 16. La flecha de la convicción: "Ve", "Llama", y "Ven".
5. V. 17. Aumentando la convicción.
6. Vv. 21-24. Repondiendo a sus preguntas y a sus dudas.
7. V. 26. Revelándose a Sí mismo.

LAS SIETE APARICIONES DE ANGELES.

1. A los pastores (Lc. 2:9).
2. A José (Mt. 2:13). "Vete a Egipto".
3. A José (Mt. 2:19). "Vuelve a Israel".
4. Después de la Tentación (Mt. 4:11).
5. En Getsemaní (Lc. 22:43).
6. En la Resurrección (Mt. 28:2).
7. En la Ascensión (Hch. 1:10).


LAS SIETE COSAS QUE CONTAMINAN ESPIRITUALMENTE (MT. 15:19).

1. Malos pensamientos.
2. Muertes.
3. Adulterio.
4. Fornicaciones.
5. Hurtos.
6. Falsos testimonios.
7. Blasfemia.


LOS DIEZ MANDAMIENTOS.

1. Siete de ellos comienzan con la palabra "no."
2. La palabra "Día", aparece siete veces.
3. La preposición "en", aparece siete veces.
4. La preposición "a", 14 veces. (14¸2=7).
5. "Sobre" y "Encima" juntas, siete veces.
6. "Servir", "Siervo", "Sierva", juntas, siete veces.
7. La relación de "Padre", "Madre", "Hijo", "Hija", "Esposa", juntos, siete veces.

8. Los números "Tercero", "Cuarto", "Seis", "Séptimo" y "Miles", juntos siete veces.

9. "Jehová" y "Dios", juntos, 14 veces (14¸2=7).

10. Se usan siete diferentes pronombres, 49 veces en total (7 x 7).

11. El pronombre de la tercera persona del singular aparece siete veces.

12. La conjunción ("y" y "ni") siete veces en el segundo mandamiento.

13. El artículo determinado, siete veces en el cuaro mandamiento.

14. El cuarto mandamiento prohíbe hacer cualquier obraen el séptimo día a siete personas y cosas.

15. El décimo mandamiento prohíbe codiciar a siete personas y cosas.

16. El tercer mandamiento contiene 21 (7 x 3) palabras simples.

17. El noveno mandamiento contiene 7, y

18. El décimo mandamiento contiene 28 (7 x 4).


LOS SIETE MILAGROS OBRADOS POR JESUS EN SABADO.

1. La mano seca, Mt. 12:9.
2. El espíritu inmundo, Mr. 1:21.
3. La suegra de Pedro, Mr. 1:29.
4. La mujer, Lc. 13:11.
5. El hombre hidrópico, Lc. 14:2.
6. El paralítico, Jn. 5:8,9.
7. El ciego de nacimiento, Jn. 9:14.

ULTIMO DIA.
Esta frase se menciona siete veces en el Evangelio de S. Juan:


1. Jn. 6:29.
2. Jn. 6:40.
3. Jn. 6:44.
4. Jn. 6:54.
5. Jn. 7:37.
6. Jn. 11:24.
7. Jn. 12:48.

LAS SIETE IGLESIAS, (Apoc. 2, 3).

1. Efeso.
2. Smirna.
3. Pérgamo.
4. Tiatira.
5. Sardis.
6. Filadelfia.
7. Laodicea.

LAS SIETE PARABOLAS DE MATEO 13.

1. El Sembrador, Mt 13:3-9.
2. Trigo y Cizaña, Mt. 13:24-30.
3. La Mostaza, Mt. 13:31-32.
4. La Levadura, Mt. 13:33.
5. El Tesoro escondido, Mt. 13:44.
6. La Perla Preciosa, Mt. 13:45-46.
7. La Red, Mt. 13:47-50.

LOS SIETE DONES DE ROMANOS 12:6-8.

1. Profecía.
2. Ministerio.
3. Enseñar.
4. Exortar.
5. Repartir.
6. Presidir.
7. Misericordia.

LAS SIETE UNIDADES DE EFESIOS 4:4-6.

1. Un Cuerpo.
2. Un Espíritu.
3. Una Esperanza.
4. Un Señor.
5. Una Fe.
6. Un Bautismo.
7. Un Dios.

LAS SIETE CARACTERISTICAS DE LA SABIDURIA (Stg. 3:17).

1. Pura.
2. Pacífica.
3. Modesta.
4. Benigna.
5. Misericoriosa.
6. No juzgadora.
7. No fingida.

LOS SIETE DONES DE CRISTO EN EL EVANGELIO DE S. JUAN:

1. Su Carne, 6:51.
2. Su Vida, 10:11.
3. Su Ejemplo, 13:15.
4. El Consolador, 14:16.
5. "Mi Paz", 14:27.
6. Sus Palabras, 17:8, 14.
7. Su Gloria, 17:22.

LAS SIETE COSAS "MEJORES" EN HEBREOS:

1. Pacto, 7:22.
2. Promesas, 8:6.
3. Bienes, 10:34.
4. Esperanza, 7:19.
5. Sacrificios, 9:23.
6. Patria, 11:16.
7. Resurrección, 11:35.

LOS SIETE TITULOS DE CRISTO EN HEBREOS:

1. Heredero del trono, 1:2.
2. Autor de nuestra salvación, 2:10.
3. Apóstol, 3:1.
4. Fuente de la eterna salvación, 5:9.
5. Precursor, 6:20.
6. Sumo Sacerdote, 10:21.
7. Autor y consumador de la Fe, 12:2.

EL SEPTUPLE "UNA SOLA VEZ" (hapax) EN HEBREOS.

1. Heb. 9:7.
2. Heb. 9:26.
3. Heb. 9:27.
4. Heb. 6:28.
5. Heb. 10:2.
6. Heb. 12:26.
7. Heb. 12:27.

LAS SIETE EXHORTACIONES EN HEBREOS:

1. Acerquémonos, 10:22.
2. Mantengamos, 10:23.
3. Considerémonos, 10:24.
4. Despojémonos, 12:1.
5. Tengamos gratitud, 12:28.
6. Salgamos, 13:13.
7. Ofrezcamos, 13:15.

LAS SIETE GRACIAS DE 2 PEDRO 1:5-7.

1. Fe, (Pistis).
2. Virtud, (Arete).
3. Conocimiento, (Gnosis).
4. Templanza, (Egkrateia).
5. Paciencia, (Hupomone).
6. Temor de Dios, (Eusebia).
7. Amor Fraternal, (Filadelfia).

LOS SIETE SELLOS.

1. Caballo Blanco, Apoc. 6:2.
2. Caballo Rojo, Apoc. 6:4.
3. Caballo Negro, Apoc. 6:5.
4. Caballo Amarillo, Apoc. 6:8.
5. Almas bajo el altar, Apoc. 6:9.
6. Conmoción de la naturaleza, Apoc. 6:12-13.
7. Silencio en el Cielo, 8:1.

LAS SIETE TROMPETAS.

1. Granizo y Fuego, Apoc. 8:7.
2. Montaña Ardiendo, Apoc. 8:8-9.
3. Caída de una gran estrella, Apoc. 8:10-11.
4. Heridos, el Sol, la Luna y las Estrellas, Apoc. 8:12.
5. La estrella con la llave del abismo, Apoc. 9:1-11.
6. Desatar los 4 ángeles, Apoc. 9:13-21.
7. El Reino de Cristo, Apoc. 11:15-18.


LAS SIETE COSAS "ETERNAS" EN HEBREOS:

1. Un sacerdote para siempre, Heb. 5:6.
2. Eterna salvación, Heb. 5:9.
3. Juicio eterno, Heb. 6:2.
4. Eterna Redención, Heb. 9:12.
5. Espíritu eterno, Heb. 9:14.
6. Herencia eterna, Heb. 9:15.
7. Pacto eterno, 13:20.

LAS SIETE PRIMICIAS DE:

1. La Resurrección, 1 Co. 15:20-23.
2. El Espíritu, Ro. 8:23.
3. La Nueva Creación, Stg. 1:18.
4. Israel, Ro. 11:16.
5. Los "Redimidos de la tierra", Apoc. 14:5.
6. Las Misiones, Ro. 16:5.
7. El Ministerio, 1 Co. 16:15.

LA SEPTUPLE "BIENAVENTURADOS" EN APOCALIPSIS.

Sergei Torop Dice que es Jesús



Sergei Torop tiene 48 años, es ruso y solía dirigir el tránsito. Con un sorprendente parecido, ahora imparte enseñanzas en 30 templos que albergan a unas 4 mil personas en Siberia

El ruso Sergei Toropde, 48 años, se autoproclamó en 1989 como el "Maestro de Vissarion" o "Jesús de Siberia", después de tener una epifanía, o manifestación, en la que comprendió que él era en verdad la reencarnación de Jesús, según informa hoy el sitio británico The Sun.

Antes, Torop era un simple empleado público de Krasnodar, al sur de Rusia, y se desempeñaba como oficial de tránsito. Pero desde hace un tiempo imparte las enseñanzas divinas en sus 30 templos que albergan a unas 4 mil personas.

Sus miles de discípulos se reúnen periódicamente en la localidad rusa de Petropavlovka, que está perdida en la espesura silvestre de Siberia.


La vida en los asentamientos de los "vissarianos" es dura, según explican sus propios ocupantes, ya que no está permitido utilizar dinero, comer carne y se prohíben los vicios como fumar o tomar alchohol. "La salvación está en la vida dura", explicó en su momento el curioso gurú.

Aunque sobrepasó ampliamente la edad en la que murió Jesús, Torop tiene un gran parecido físico con las representaciones artísticas que se hicieron a lo largo de la historia en el arte sacro.
A simple vista, vestido de blanco y calzado con sandalias (que usa con medias para contrarrestar el frío siberiano), Torop parece haber adoptado plenamente el estilo despojado que impone a sus seguidores.



Sergei Torop se hace llamar Vissarion, que significa “el que da nueva vida”, aunque sus seguidores le dicen “maestro”. Hablan de él en voz baja y lo adoran como lo que creen que es: la reencarnación de Jesucristo. En las sencillas cabañas hay retratos suyos, y los creyentes siguen una vida conforme a las normas que él dicta.
El diario The Washington Post relata que los fieles de Morada del Alba se levantan temprano para las oraciones matutinas. De rodillas en el césped húmedo, rodeados de abetos y pinos, cantan himnos y rezan. Luego distribuyen el trabajo y se dispersan para una dura jornada, pues la creencia es que afanarse duramente favorece la socialización.
El pueblo aloja a cerca de medio millar de creyentes, pero de cuatro a cinco mil más viven a menos de una hora de camino en pequeños poblados que siguen todas las mismas reglas: no vicios, no alcohol, no tabaco. Dieta vegana: vegetarianismo estricto.

La comuna de Vissarion se autodenomina Iglesia del Último Testamento. Y es que el gurú escribió un Último Testamento en nueve volúmenes que contiene 61 mandamientos. Nada especial, pero según los observadores externos, el culto inventado por Vissarion, además de contener muchos elementos del ritual ortodoxo tan caro a los rusos, es una especie de ensalada de valores budistas, taoístas y ecologistas.

¿Quién es Vissarion? Su vida anterior no es ningún secreto. Se llama Sergei Torop. A los 18 años se enlistó en el Ejército Rojo, donde terminó como sargento. Trabajó tres años como metalúrgico en una fábrica de Minusinsk, un pueblo siberiano. Luego trabajó en el mismo pueblo como un agente de tránsito ejemplar.
En 1989 hubo recortes y se quedó sin empleo justo cuando la Unión Soviética se hacía trizas. Millones de rusos se quedaron al garete, desprovistos de una idea de futuro. Fue entonces cuando Torop tuvo su experiencia mística: “algo se despertó en mi interior”, recuerda.
Dice que ahí se percató de su naturaleza divina y comprendió que Dios lo había enviado a la Tierra porque ésta era aplastada por el odio y la guerra y el deterioro ambiental.

¿Cuándo se dividió el Apocalipsis en capítulos y versículos?

Los 66 libros de las Escrituras no fueron escritos originalmente con los versículos numerados con que los conocemos hoy. Esto es comprensible. La mayor parte de los libros no tienen versículos numerados.

Pero aunque la mayor parte de los libros modernos tienen a lo menos capítulos, la mayor parte de los libros antiguos no los tenían; y tampoco las Escrituras. En la antigüedad el libro de los Salmos estaba dividido, por supuesto, más o menos como lo está hoy; pero los salmos no son capítulos. Son poesías diferentes entre sí. Las Escrituras han sido estudiadas como no lo ha sido ningún otro libro, porque se le ha atribuido un valor que no se le ha asignado a ningún otro libro. Por consiguiente, se han inventado diversos sistemas a través de los siglos para ayudarle a la gente a encontrar los pasajes que estaban buscando,
Los versículos del Antiguo Testamento, tal como los conocemos en la actualidad, son la obra de una cantidad de rabinos judíos, conocidos como masoretas, expertos en el arte de copiar manuscritos. La familia de masoretas de Ben Asher dividió el Antiguo Testamento en 23.100 versículos alrededor del año 900 DC,

Los versículos del Nuevo Testamento, una modificación de varios sistemas previos, es la obra de Robert Stephens. En 1551 Stephens estaba preparando una concordancia para el Nuevo Testamento impreso en griego y en latín, y necesitaba una forma precisa para que sus lectores pudieran encontrar en el Nuevo Testamento los textos mencionados en su concordancia. Su hijo dice que dividió y numeró los versículos mientras viajaba de París a Lyon, lo que nos explicaría por qué algunos de los versículos están divididos en forma tan extraña.

Pero, ¿qué podemos decir acerca de los capítulos? La fundación de la Universidad de París en el año 1100 dio como resultado un despertar del estudio de las Escrituras. Se hicieron y se vendieron numerosas copias de la versión católica de las Escrituras en latín para hacer frente a la demanda. Más adelante, para facilitar el estudio de las Escrituras en ese momento, Stephen Langton, cuando era profesor de la Universidad de París, dividió las Escrituras en los capítulos que encontramos no sólo en el Apocalipsis sino en todos los demás libros que la componen.

Stephen Langton era inglés. Al salir de París llegó a ser el arzobispo de Canterbury que ayudó a obligar al rey Juan a firmar la Magna Carta en Runnymede en 1215. Falleció en 1228.
El Apocalipsis fue escrito alrededor del año 95 DC. De modo que la división en capítulos que encontramos en las versiones actuales no llegó a existir sino unos 1.100 años después de que fue escrito. Los versículos actuales recién aparecieron más de 1.450 años después de que el libro fue compuesto.

El Peligro De Los Helados (Ice Cream)



Hace tiempo que un querido amigo compartió con nosotros "Los riesgos del Ice Cream": En los viejos días, cuando el ice cream era hecho de huevos sanos, leche y azúcar, laboriosamente acomodado en el viejo refrigerador hogareño, una porción de ice cream era deleite familiar ocasional, y no hacía tanto daño.
En esta era de producción masiva, sintética, esto es enteramente otro asunto. Hoy, existe una buena posibilidad que estés agasajando su familia con otro veneno si Ud. compra algún producto en el supermercado.
Los fabricantes de ice cream no son requeridos por la ley que muestren los componentes que se usan en la fabricación del ice cream.
Consecuentemente, la mayoría de los ice cream son sintéticos desde el inicio al fin. Análisis de laboratorios han mostrado lo siguiente:
diethyl glicol: un químico barato que se usa como emulsificador en lugar de huevos. Es idénticamente el mismo químico usado en anticongelantes y removedores de pinturas.
piperonal: es usado como substituto de la vainilla. Este químico se usa para matar piojos.
Aldehyde C17: se usa para dar sabor a cereza al ice cream. Es un líquido inflamable que se usa en tintura de anilina, plásticos y hules.
acetato de ethyl: usado para dar al ice cream sabor a piña. Es usado como un limpiador de cuero y textiles, y sus vapores son reconocidos como causantes de daños permanentes a los pulmones, el hígado y el corazón.
butydaldehyde: se usa para dar sabor a nueces. Es uno de los ingredientes comunes del cemento de hule.
amyl acetato: usado por su sabor a banana. Se usa como un solvente para pintura de aceite.
acetato benzy: usado por su sabor a fresa. En un solvente del nitrato.
La próxima vez que esté tentado a comparar un vistoso sundae o una banana-split, piense que es una mixtura de anticongelante, pintura de aceite, removedor de pintura, solvente de nitrato, limpiador de cuero y para matar piojos y tal vez no lo encuentre tan apetitoso.

También merecen una mención honorífica:
butyl acetate: un saborizante a fruta que se usa en bebidas, ice cream, confites y goma de mascar. También es usado en perfumes, pinturas de uñas, removedor de pinturas y lacas.
sulfato de calcio: encontrado en ice cream de sabores suaves, es más conocido como yeso o yeso de París.
furfural: produce un sabor a nueces en el ice cream pero también sirve como un herbicida, fungicida, para matar hierba y en teñidos de zapatos y coloración de cuero.
Muchos de esos ingredientes son venenosos si se tragan en grandes cantidades, tóxicos al respirarlos y al contacto con la piel; producen mutaciones humanas y posibles cancerígenos.
Aún la cereza en el tope tienen químicos que se conocen que causan desarrollo anormal en fetos, en animales, y otros animales como infertilidad, esterilidad o defectos de nacimientos.
Mutágeno humano y posible agente cancerígeno.

¿Ahora qué?
La mayor parte de las tiendas de abarrotes (especialmente en los Estados Unidos y Australia) y tiendas de comidas saludables tiene alternativas a los productos lácteos. Desafortunadamente, algunos de ellos son altos en azúcar, pero la investigación vale la pena.
Los libros de recetas vegetarianas son muy útiles para aquellos que escogen hacer su propia leche de las nueces, arroz, frijoles de soya, etc. También, muchas recetas de "quesos" sabrosos disponibles.
En algunas áreas hay postres saludables congelados en lugar de ice cream.


"La enfermedad no sobreviene nunca sin causa. Descuidando las leyes de la salud se le prepara el camino y se la invita a venir."

Daniel 11 y 12. Considerados durante siglos como días literales



La exposición precristiana de Dan. 11 comenzó con la comprensión de que esta profecía repetía con detalles literales el desarrollo de los mismos tres poderes descritos en Dan. 8: Persia, Grecia y Roma. El Comentario de Habacuc, uno de los documentos esenios hallados entre los Manuscritos del Mar Muerto, compuesto antes de la era cristiana, señala a los romanos como Quitim. En el manuscrito Quisiano de la LXX, del siglo IX, la palabra "Quitim" no aparece; se usa directamente la designación "romanos". Sin duda este manuscrito representa un parecer bastante anterior a la fecha de la copia que se conoce. Conociendo la interpretación de su tiempo, el traductor o copista sencillamente puso "Quitim".

Sin duda el primer escritor cristiano que intentó identificar un elemento específico de este capítulo fue Hipólito, quien declara que el "rey descarado" de Dan. 11: 36 es el anticristo, una persona maligna que debía reedificar a Jerusalén, restaurar el santuario y aceptar que lo adoraran como a Cristo. Para Hipólito, los 1.290 y 1.335 días de Dan. 12, relacionados entre sí, eran meramente días: los 1.290 días representaban el período de la guerra del anticristo contra los santos, y el reino de los cielos vendría para los que sobrevivieran a los 45 días posteriores a los 1.290, es decir hasta el fin de los 1.335 días. Cirilo de Jerusalén (c. 315-386) menciona que algunos han aplicado los 1.290 y 1.335 días al período del anticristo. Y Jerónimo (c. 340-420) escribió: "Pero nuestro [pueblo] piensa que todas estas cosas se profetizan acerca del anticristo, quien existirá en el último tiempo".

Teodoreto de Ciro (c. 386-457), teólogo griego de Antioquía, hacía aquí valer los tres tiempos y medio, o años, con los 1.290 días. Y Aimón de Halberstadt (obispo de 840 a 853), sostenía que después de los 1.260 días y de la muerte del anticristo, 45 días -la diferencia entre los 1.290 y los 1.335 días- son dados para que se arrepientan los elegidos, y son días de gracia. El Venerable Beda (c. 673-735), historiador inglés, creía que el segundo advenimiento seguiría a los 1.335 días -45 días después de 1.290-, cuando Cristo vendría en majestad, después de la destrucción del anticristo. Y sus tres tiempos y medio son años literales.

El principio de día por año aplicado en el siglo XIII.

En 1297, Arnoldo de Villanova declaró que el anticristo vendría aproximadamente al fin de los 1.290 años, "desde el tiempo cuando el pueblo judío perdió la posesión de su tierra" (después de la caída de Jerusalén en manos de los romanos). Parece haber sido el primer escritor cristiano (si no lo fue Olivi antes) que aplicó específicamente el principio de día por año a estos períodos más largos, y hacía terminar los 1.290 años en 1376 ó 1378, y los 1.335 años en el siglo XV, en la era de la tranquilidad universal de la iglesia.

Pierre Jean d'Olivi (1248-1298), franciscano francés, jefe de los "espirituales" (grupo rigorista en la orden de franciscanos), también aplicaba el principio de día por año a los 1.290 y 1.335 días. Pensaba que los períodos de 1.260 y 1.290 años eran lo mismo, pero calculados de diferente manera. Los 1.290 años se extendían -según él- desde la muerte de Cristo hasta el anticristo, y los 1.335 años, 45 años más allá, llegaban al jubileo de paz, al séptimo estado de la gracia.

Tentativas de los judíos para ubicar los períodos.

Numerosos expositores judíos -desde Benjamín ben Moisés Nehavendí, caraíta persa del siglo IX, hasta Naftalí Herz ben Jacob Elhanan, cabalista del siglo XVI- aplicaban el principio de día por año a los lapsos proféticos de Daniel de 1.290 y/o 1.335 días. Por lo menos siete lo interpretaron así antes de que el católico Joaquín de Floris aplicara la fórmula del principio de día por año a los 1.260 días, y antes de que sus seguidores, en el siglo XIII, lo extendieran hasta incluir los otros lapsos proféticos de Daniel. Nehavendí extendía los 1.290 años desde la destrucción del segundo templo hasta 1358 d.C.

Una sucesión de eruditos judíos, desde Saadías de Fayum (882-942) en adelante, declararon que esos lapsos eran años. Algunos no les aplicaron fechas; otros lo hicieron desde el siglo I -quizá partiendo de la destrucción de Jerusalén hasta la era mesiánica, que tal vez terminaría por 1358 y 1403-, y otros terminaban los 1.290 por 1462, los 1.335 en 1575 ó 1594. Estos expositores estaban esparcidos por Francia, España, Alemania, Bulgaria, Argelia y Turquía.

El estadista Isaac Abravanel esperaba el fin de los 1.335 años por 1503, y sostenía que las naciones de Dan. 2, 7 y 8 eran también el tema de Dan. 11. Pensaba que tal vez los reyes del norte y del sur eran un símbolo de los cristianos y los turcos, y hacía terminar los 1.290 (1.390) años con la conquista de Constantinopla en 1453.

Opiniones antes y durante la Reforma

Durante la Edad Media, Juan Milicz (m.1374), precursor de la Reforma en Bohemia, combinando Dan. 12:12 con Mat. 24:15, computaba los 1.335 años desde la crucifixión hasta el anticristo, alrededor de 1363-1367. El erudito Nicolás de Lira (m. 1340) también creía que los 1.290 y 1.335 días de Daniel eran años. Y Juan Wyclef (c. 1324-1384) interpretaba la "abominación desoladora", a que se refirió Cristo, aplicándola a la contaminación del santuario en Dan. 11, como la doctrina de la transubstanciación. Basándose en su entendimiento de las profecías acerca de los 1.260 y 1.335 años, escribió en 1356 que el fin estaba muy cerca.

John Purvey (c. 1354-1428), colaborador de Wyclef y autor del primer comentario protestante, creía que él vivía en los 45 años (evidentemente entre los años proféticos 1290 y 1335) dados a los elegidos para arrepentirse. Y Walter Brute (siglo XIV), erudito lolardo, hacía comenzar los 1.290 años en el año en que Adriano colocó la abominación (ídolo) en el lugar santo y los extendía hasta que se manifestara el anticristo.

Martín Lutero (1483-1546) consideraba que el rey que "hará su voluntad" (Dan. 11: 3) era el papa, el cual llegaría a su fin entre los mares Tirreno y Adriático sin que nadie lo ayudara.

Aquí, en Daniel 11: 37, tenemos una descripción del anticristo . . . Este reinará entre dos mares, en Constantinopla, pero ese lugar no es santo; ellos [los turcos] tampoco prohiben casarse; por lo tanto, créaseme, el papa es el anticristo.

Al igual que veintenas antes que él, Lutero también sostenía que los 1.290 y 1.335 eran años, pero los hacía terminar por 1372. Por el contrario, Melanchton (1497-1560) destacaba las perversiones mahometanas y papales del culto verdadero, y decía que Dan. 11: 45 podría referirse no sólo a Turquía, que tiene su sede entre los dos mares, sino también a la sede del papa de Roma, también ubicada entre dos mares. Procurando ubicar este período, Funck, de Nuremberg, tomaba el año 261 d.C. como punto de partida de los 1.290 años, y los hacía terminar en 1550; además, extendía los 1.335 años a 1595, 45 años más tarde. Ecolampadio (1482-1531) sostenía que Dan. 11 culminaría con el anticristo.

Desde Nicolás Selnecker, de Nuremberg (1530-1592), en adelante, numerosos eruditos bien conocidos -incluso el arzobispo inglés Thomas Cranmer y el obispo John Jewel- consideraban al papa como el poder de la última parte de Dan. 11. Por el contrario, unos pocos creían que se refería a Turquía.

Lord John Napier (principios del siglo XVII), primer expositor escocés del Apocalipsis, al considerar los 1.290 y 1.335 días como años, creía que los 1.335 podrían ir desde la supresión de las ceremonias judías en tiempo de juliano, 365 d.C. y, por lo tanto, terminarían en 1700, tiempo en que esperaba el día del juicio. Por el contrario, el cardenal Belarmino, de la Contrarreforma católica, como era futurista procuraba limitar los 1.290 días a una sola persona maligna. Además, opinaba que los 45 días entre los 1.290 y los 1.335, serían días literales antes de que el anticristo fuera muerto.

Las fechas finales ubicadas cada vez más tarde.

En la era posterior a la Reforma, numerosos voceros europeos, entre George Downham (1603) y James Bicheno (1794), nos han dejado explicaciones de Dan. 11 en las que tratan de ubicar los 1.290 y los 1.335 días. Algunos dicen sencillamente que el período más largo lleva hasta el segundo advenimiento, la resurrección, el fin, el día del juicio o la nueva Jerusalén. En otros casos, se sugirieron fechas específicas, calculadas sobre el principio de día por año. El obispo Downham, de Derry, identificaba al papado como el "rey del norte", destinado a llegar a su fin con el período más largo de 1.335 días o años, concluyendo con lo que él llamaba el "glorioso estado de la nueva Jerusalén".

Por el otro lado, el educador disidente Henry More (1614-1687) creía que no sólo el anticristo (sin duda el papado) estaba indicado en Dan. 11: 37-38, sino que el último rey del norte que llegará a su fin sin recibir ayuda representaba a los turcos. De modo que estas dos opiniones se desenvolvían entonces paralelamente.

Las dos posiciones fueron combinadas por John Tillinghast, quien pensaba que tanto el papado como los turcos estaban indicados desde Dan. 11: 40 en adelante. Ambos, según él, habían de ser destruidos por la venida de Cristo. Y calculaba los 1.290 años desde Juliano (366 d.C.) hasta 1656, computando también los 1.335 años desde 366 hasta 1701 -el fin de los 2.300 años-, con el reinado personal de Cristo y el milenio. Pero William Sherwin (1607-1687) aplicaba a los turcos la identidad del último rey del norte, destinado a llegar a su fin sin ayuda. Y terminaba los 1.290 años en 1656 (computados desde Juliano el Apóstata), y los 1.335 y 2.300 años en 1700, comienzo del "tiempo bienaventurado". De modo que las fechas finales fueron proyectadas hacia adelante en forma gradual.

Thomas Beverley, en 1684, también consideraba que Turquía era el rey del norte, que pronto llegaría a su fin predicho. Decía que el "fin de todo" se aproximaba y que ocurriría en 1772 cuando terminaran los 2.300 y los 1.335 años. El autor anónimo de The Mysteries of God Finished [los misterios de Dios consumados] (1699) pensaba que los 1.335 años terminarían simultáneamente con los 2.300, quizá en 1699, al fin del reinado del anticristo, y los 1.260 y 1290, en 1685. William Lowth, comentador bíblico (1660-1732), interpretaba al papado como el rey de Dan. 11 "que hará su voluntad", y decía que los 1.335 años llevarían a la purificación del santuario y terminarían junto con los 2.300 años.

En el siglo XVIII, exégetas de Gran Bretaña, Suiza y Alemania procuraron otra vez resolver el misterio de las fechas de estos dos períodos. Unos los hacían terminar en 1745 y 1790, respectivamente; otros los extendían hasta 1860. Hacían corresponder su terminación siempre con las "últimas cosas": el juicio final, la resurrección y el advenimiento o establecimiento del reino de Dios.

El pastor reformado Johann Petri (Fines del siglo XVIII) extendía los 1.290 años hasta 1847, cuando comenzaría el reinado del milenio; y concluía los 1.335 años en 1892, como preparación para el descanso eterno. Posteriormente, Hans Wood, de Irlanda, veía a Turquía en Dan. 11: 44-45, y el fin de los 1.290, los 1.335 y los 2.300 años en 1880. El disidente James Bicheno (m. 183l) hacía comenzar los 1.290 y los 1.335 años en 529, por lo que terminaban en 1819 y 1864. Esta última fecha era el año del "Bienaventurado", y Turquía era el rey del norte. Sin embargo, Christian G. Thube, de Alemania, a fines del siglo XIX, creía que el papado era el poder de Dan. 11: 36-45.

Los Reformadores dan varias Fechas para la Crucifixión



En los días de la Reforma, Lutero y Melanchton llamaron la atención a la aceptación universal de las 70 semanas como "semanas de años". El primero las hacía arrancar del 2.º año de Darío, pero colocaba la muerte de Cristo al comienzo de la 70.ª semana. Algunos lo imitaron en esto. Sin embargo, Melanchton las computaba desde el 2.º año de Artajerjes Longímano. Las 69 semanas llegaban hasta el bautismo de Cristo, con la crucifixión en medio de la 70.a semana, tres años y medio después del bautismo de Jesús.

Johann Funck (m. 1566), capellán de la corte de Nuremberg, escribió el más completo y cabal tratado acerca de las 70 semanas que se hubiera compuesto hasta ese tiempo; y quizá fue el primero, en los días de la Reforma, que hizo comenzar las 70 semanas en 457 a.C. y las terminó en 34 d.C. Esto marcó época. Las consideraba como 490 años solares a partir del 7.º año de Artajerjes; y esto lo computaba y lo explicaba. Georg Nigrinus (m. 1602), teólogo evangélico, ubicaba el período entre 456 a.C. y 34 d.C.; también colocaba la crucifixión cerca del fin.

Heinrich Bullinger, de Zurich (1504-1575), también contaba las 70 semanas desde el 7.º año de Artajerjes, cerca de 457 a.C., hasta cerca de 33 d.C., con la crucifixión de Cristo al final. Jacques Cappel (1570-1624), teólogo francés, también comenzaba los 490 años en 457 a. C., en el "año séptimo de Artajerjes". Joseph Mede, en 1638, teniendo en cuenta la destrucción de Jerusalén, computaba las 70 semanas desde 421 a.C. hasta 70 d.C.; pero colocaba la cruz en 33 d.C. Por el contrario, John Tillinghast contaba 486 años hasta la crucifixión en 34 d.C.

Hay pocos cambios en el énfasis y escasos debates en el período posterior a la Reforma. Johannes Koch, teólogo alemán (1603-1669), terminaba las 70 semanas en el año 33 d.C. William Whiston (imitado por el obispo William Lloyd) extrañamente computaba el período con años de 360 días (que él suponía que eran los que usaban los persas). De esa manera calculaba los 490 años desde 445 a.C. hasta algún tiempo después de 33 d.C. Sir Isaac Newton los hacía terminar en 34 d.C. Heinrich Horch, la Biblia de Berlenburg, Johann Bengel y Johann Petri, unánimemente colocaban la cruz a la mitad de la 70.ª semana. Petri calculaba el período desde 453 a.C. hasta 37 d.C. Hans Wood (imitado por William Hales) lo extendía desde 420 a.C. hasta 70 d.C. El alemán Christian Thube ubicaba la cruz al comienzo de la última semana, en 30 d. C., haciendo terminar las 70 semanas en 37 d.C. Tal era la diversidad de interpretaciones.

Opiniones de los expositores norteamericanos.

Entre los intérpretes norteamericanos de la colonia, el primer expositor sistemático, Efraín Huit, en 1644 computaba las 70 semanas desde Artajerjes, y fijaba la cruz a la mitad de la 70.ª semana. John Davenport (1597-1670), pastor puritano de Boston, comparaba las divisiones de las 70 semanas de Daniel con los eslabones consecutivos de una cadena. Samuel Langdon (1723-1797), rector de Harvard, usaba las 70 semanas como una prueba de la solidez del principio de día por año para todos los lapsos proféticos. Samuel Osgood computaba el período desde el año 7.º de Artajerjes hasta la crucifixión.

Predominan las fechas 457 a.C. y 33 d.C.

En el despertar del Viejo Mundo de las primeras décadas del siglo XIX, una veintena de expositores identificaron el año 457 a.C. el 7.º año de Artajerjes- con el comienzo de las 70 semanas. La mayoría las hacía terminar en 33 d.C. (algunos en el 34). William Hales (1747-1831), el cronólogo posteriormente citado por los milleritas, colocaba la "una semana" entre 27 d.C. y 34, situando la crucifixión en "la mitad" de esta 70.ª semana, en 31 d.C. Escribiendo en 1820, Archibald Mason de Escocia aceptaba 457 a.C. y 33 d.C., en tanto que J. A. Brown se definía por 457 a.C. hasta 34 d.C. Ambos expositores entendían que las 70 semanas eran la primera parte de los 2.300 años, lo que hacía que terminaran el período más largo en 1843 y 1844 respectivamente.

Por otra parte, unos pocos expositores, como el obispo Daniel Wilson, de la India, escribiendo en 1836, prefería 453 a.C. a 37 d.C., con la cruz en la mitad de la semana. Pero el arquitecto Matthew Habershon, Edward Bickersteth y Louis Gausen, de Ginebra, unánimemente ubicaban el período de las 70 semanas entre 457 a.C. y 33 ó 34 d. C.
Este es el comentario de Hale sobre la ubicación de la crucifixión en 31 d. C.:

Y después de las sesenta y dos semanas, antes especificadas como la división más larga de las 70, el UNGIDO [LÍDER] fue "cortado" por una sentencia judicial inicua en la mitad de la una semana, que constituía la tercera y última división, y que empezó con el bautismo de nuestro Señor alrededor del año 27 d.C.-cuando "Jesús . . . era como de treinta años"- y dio comienzo a su misión, la cual duró tres años y medio, hasta su crucifixión, aproximadamente en 31 d.C.

27. Durante esta semana, que terminó en el año 34 d.C. (época del martirio de Esteban), se estableció un nuevo pacto con muchos de los judíos de todas clases, en la mitad de la cual el sacrificio del templo fue virtualmente abrogado por el sacrificio plenamente suficiente del Cordero de Dios que quita los pecados del [arrepentido y creyente] mundo.
El Dr. Mason defiende su elección del 7.º año de Artajerjes como el comienzo de las 70 semanas, en vez de los decretos de Ciro y Darío, con estas palabras:

El decreto del rey persa, mencionado en esta profecía, tiene que ser el decreto de Artajerjes dado a Esdras, en el séptimo año del reinado de este monarca. Los decretos de Ciro y de Darío fueron demasiado prematuros, y el decreto de Artajerjes, en el vigésimo año de su reinado, dado a Nehemías, fue demasiado tardío, para responder a la predicción. Artajerjes dio su decreto a Esdras en el año 457 a.C. Si añadimos a este número 33 años, que era la edad de nuestro Redentor en su crucifixión, tenemos 490 años (Two Essays on Daniel's Prophetic Number of Two Thousand Three Hundred Days [Dos ensayos sobre la cifra profética de Daniel de los dos mil trescientos días], p. 16).

La elección de 453 a.C., hecha por William Pym y unos pocos más, se basaba en la suposición de que la 70.a semana comenzó en 30 d.C., "cuando Cristo tenía treinta años". Esta es la fórmula de Pym:

Por lo tanto, el pacto es el pacto evangélico, y la última semana de las setenta son aquellos siete años que comenzaron cuando Cristo tenía treinta años, y terminaron en 37 d.C. cuando se convirtió Cornelio. Sesenta y nueve semanas, o 483 años, deben, pues, computarse regresivamente desde el año 30 d.C. para el comienzo de las setenta semanas. Restando 30 de 483 nos da 453 antes de Cristo, o lo que es lo mismo, 490 años, es decir 70 semanas desde 37 d.C. (A Word of Warning in the, Last Days [Una palabra de advertencia en los últimos días], p.26).

La relación de las 70 semanas con los 2.300 días o años es presentada por Bickersteth de esta manera:
Del período completo de 2.300 años, 70 semanas estaban determinadas o cortadas, a partir de la restauración del continuo sacrificio hasta que se completara el perfecto sacrificio de Cristo, cuando fue levantado el templo espiritual (Juan ii, 19-2 l) y fue ungido el Santísimo. Heb. i.9, ix.24. Tenemos aquí, pues, el período eclesiástico de 70 semanas o 490 años, nítido y perfecto (A Practical Guide to the Prophecies [Una guía práctica para las profecías], 5.ª edición, 1836, p. 191).

Discrepancia de los escritores norteamericanos sobre las 70 semanas

Por lo menos 14 expositores que no eran milleritas, o bien que eran anteriores a ellos -de 1800 a 1844- ubicaron las fechas del comienzo y la terminación de los 490 años en 457 a.C. y 33 d.C., respectivamente (con la crucifixión al fin de la 70.ª semana), o 453 a.C. y 37 a.C. (con la crucifixión en la mitad de la 70.ª semana). De modo que la fecha de la crucifixión era el meollo del problema y el factor determinante para ubicar cronológicamente las 70 semanas.

William Miller colocaba la cruz -que entonces generalmente se situaba en 33 d.C.- al fin de la 70.ª semana. Al principio sus primeros colaboradores también dieron esto por sentado, como lo, habían hecho la mayoría de los eruditos que no eran milleritas, tanto en Europa como en Norteamérica. Pero varios doctos escritores milleritas llegaron a comprender la inconsecuencia e inexactitud de esta posición. Basándose en un estudio hecho por William Hales y varios escritores en cuanto al calendario judaico, se dieron cuenta de que la crucifixión se efectuó en la primavera [entre marzo y junio] de 31 d.C., en la "mitad" de la 70.ª semana. De modo que la 70.a semana se extendía desde el otoño [entre septiembre y diciembre] del año 27 hasta el otoño del 34. Este fue un factor para trasladar la fecha terminal de los 2.300 años de 1843 a 1844. Además, por su estudio del simbolismo de las festividades judaicas, los milleritas llegaron a la conclusión de que los 2.300 años terminaban en el 7.º mes judaico, es decir en septiembre- octubre.

Este reajuste de 1843 a 1844 como el fin de los 2.300 años, se produjo porque se comprendió (1) que los 2.300 años completos debían extenderse desde 457 a.C. hasta 1844; (2) que, por lo tanto, las 70 semanas (490 años) debían terminar en 34 d.C.; (3) que la cruz debía ser ubicada en la "mitad" de las 70.ª semana (27-34 d.C.), es decir en 31 d.C. Ahora bien, si la "mitad" de la 70.ª semana era la primavera [entre marzo y junio] del 31 d. C., el fin de la 70.ª semana caía en el otoño [entre septiembre y diciembre] del 34 d.C. Por lo tanto, los 1.810 años que quedaban más allá de la terminación de los 490 años, que terminaron entre septiembre y diciembre del 34 d.C., necesariamente llevarían al otoño de 1844.

Respuesta frente a la crítica por fijar una fecha.

Si bien es cierto que ha habido muchísimas críticas y mofas debido al completo fracaso de la expectativa de los milleritas que aguardaban la segunda venida de Cristo en 1844, y una acre censura por el atrevimiento de fijar esa fecha, esta es una apreciación parcial. El error de ellos no fue mayor ni más digno de censura que la fijación de una fecha por muchos prominentes clérigos de diversas iglesias principales, de Europa y América, que creían firmemente que el año 1843, 1844 ó 1847 señalaría el comienzo de un milenio terrenal o de algún importante suceso que conduciría a él, tal como la caída del papa o de Turquía, el regreso de los judíos o la purificación de la iglesia.

Muchos fijaron aproximadamente la misma fecha de los milleritas, esperando que aconteciera algún suceso trascendental; y lo hicieron empleando como base la misma profecía inspirada de Dan. 8: 14: los 2.300 días o años hasta la purificación del santuario, confirmados por los acontecimientos de las 70 semanas. Sin embargo, todos estaban igualmente equivocados en cuanto a lo que debería acontecer.

Los que criticaban a los milleritas, pero al mismo tiempo abandonaban la antigua plataforma apostólica del premilenarismo, auspiciando la falacia del postmilenarismo de Whitby, del siglo XVIII -y sin embargo procuraban vincularla con una profecía cronológica invulnerable a fin de darle firmeza-, no debieran quedar ilesos. El registro histórico no permite que estos que fijaron fechas critiquen a otros que también lo hicieron, o asuman frente a ellos la actitud de ser mejores.

La cuestión en disputa era el significado de la expresión profético: "Luego el santuario será purificado" (Dan. 8: 14). Los primeros milleritas habían creído que la purificación del santuario equivalía a la purificación de la tierra con fuego, en el esperado regreso de su Señor en 1843. Por el contrario, los expositores no milleritas, por lo general habían considerado el santuario como la iglesia, destinada a ser purificada de las contaminaciones de la apostasía, falsas doctrinas y apartamiento de Dios o como la tierra santa, que debía ser liberada de los mahometanos para permitir la restauración de los judíos. Muchos de ellos pensaban que esa purificación comenzaría en torno de 1843, 1844 0 1847, y que se propagaría triunfalmente durante el milenio. Pintaron así en cuadro brillante.

El sueño de los postmilenaristas que fijaron fechas, su acariciada esperanza de la conversión y transformación pacífica de toda la humanidad, no se realizó, y desde entonces esperanzas similares han sido destruidas por los indecibles horrores de dos guerras mundiales y los paralizantes temores de una tercera. Así también fueron chasqueados los que esperaban que Cristo viniera al comienzo del milenio y estableciera un reino terrenal. El completo fracaso de esos fijadores de fechas no milleritas debiera silenciar las críticas dirigidas a un grupo que creía en las Escrituras, y que salió de una verdad parcial para llegar a una luz mayor acerca de la purificación del santuario celestial.

Tanto los milleritas como los que no lo eran estuvieron equivocados en cuanto a la naturaleza del acontecimiento que sucedería. Y sólo podría entenderse el verdadero significado del movimiento de 1844 como heraldo del juicio, a medida que brillase mayor luz sobre la fase final del ministerio de Cristo como sumo sacerdote en el verdadero santuario celestial, y sobre la profetizada purificación de ese santuario en el verdadero día de la expiación. La expectativa de los milleritas era defectuosa en cuanto a la naturaleza del suceso anticipado. Pero ciertamente algo trascendental ocurrió en el otoño (septiembre-noviembre) de 1844.

En la fase final o del "séptimo mes" del movimiento millerita de 1844, se aclaró en el entendimiento de los milleritas un nuevo concepto de la purificación del santuario (Lev. 16: 29-30). Un estudio más detenido de los símbolos mosaicos de las ceremonias del santuario terrenal les hizo ver que eran la sombra de las realidades celestiales (Heb. 8-9). Este fue un gran adelanto. En esta fecha del movimiento de 1844, los milleritas vieron a Jesucristo como divino Sumo Sacerdote -ministrando en el lugar santísimo celestial, el cielo de los cielos, como al principio comenzaron a concebirlo-, quien según creían ellos, saldría del cielo al terminar su servicio de expiación en el día décimo del séptimo mes, para bendecir a su pueblo que lo aguardaba. Y esto implicaría y constituiría su segundo advenimiento, pues aparecería "por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan" (Heb. 9: 28).

El concepto del "séptimo mes" fue un paso de transición esencial para la verdad más plena que alboreó después del gran chasco del 22 de octubre: que en vez de que Jesucristo viniera del cielo en ese día para bendecir en su segundo advenimiento a su pueblo que lo esperaba, el Señor se había ocupado por primera vez de la segunda fase de su ministerio como Sumo Sacerdote simbolizado por el servicio en el lugar santísimo-, y que él tenía que realizar la obra de la hora del juicio antes de venir a esta tierra en su segundo advenimiento.

¿Microchip La Marca De La Bestia?

Este es uno de los mayores peligros que vamos a afrontar muy pronto. Los seres humanos recibiremos primero sugerencias como estas para implantarnos el chip. Mas tarde, con alguna excusa, se convertirá en obligación.



En esta publicidad se percibe que los productos llevan también un chip. Se reemplazarán por lo tanto los códigos de barras. Ahora, para que al hombre le debiten lo comprado de su cuenta bancaria sin presentar una tarjeta de crédito o identificación alguna, debe tener incorporado también un chip. No se aclara acá pero se puede suponer.Evidentemente si el Chip estuviera en una tarjeta seria facil de robar o cometer fraudes, asi que el chip tiene que estar alojado en alguna parte de tu cuerpo, por las condiciones del chip se necesita una zona donde fluya gran cantidad de sangre y esas zonas son o la palma de la mano o la frente lo que atamos a este pasaje biblico:
Sobre el Anticristo...Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientossesenta y seis." ( Apocalipsis 13:16-18 ) Demasiada casualidad no?
Mas info
http://www.verichipcorp.com/

La Iglesia de Satanás



La noche del 30 de abril de 1966 Anton Szandor LaVey (en la foto de la izquierda) se afeitó la cabeza y anunció la fundación de la Iglesia de Satanás en el estado de California. Esa fecha fue declarada por él como el Año Primero del Reinado de Satanás (I Anno Satanás). A través de conferencias y otras actividades fue dando a conocer la existencia de su institución la cual alcanzó fama internacional durante 1967 gracias a un evento que fue cubierto y transmitido en vivo por la prensa internacional: la celebración de la primera boda satánica. Fue así como entre bautismos, funerales y misas negras, la popularidad de la Iglesia Satánica fue ascendiendo hasta el punto de ser reconocida como una religión oficial dentro de la nación norteamericana.
En 1968 LaVey escribió La Biblia Satánica y en el 1969 dio a conocer de modo oficial su institución. Para 1970 publicó en una edición rústica su Biblia la cual se convirtio en un Best Seller. La Biblia Satánica expone las creencias básicas del satanismo a través de dos secciones: la primera expone el razonamiento del satanismo, la segunda sus rituales y prácticas.
Parecido a su antecesor Aleister Crowley, LaVey centró sus enseñanzas alrededor de la gratificación y la exaltación de todas las pasiones humanas. Crowley, quien es considerado como el padre del satanismo moderno, resumió sus enseñanzas en la frase "do what thou wilt" (haz lo que quieras), frase que encierra todo un proyecto anti vida pues quienes viven haciendo lo que les da la gana, encuentran la muerte de modo prematuro.
LaVey murió el 29 de octubre de 1997 a causa de un edema pulmonar. Su familia no anunció su muerte hasta pasada la noche del 31 de octubre para no distraer a sus seguidores de la fiesta más importante dentro de la Iglesia de Satanás: Halloween.
Actualmente su hija Karla LaVey y la sacerdotisa Blanche Barton continúan el trabajo de Anton LaVey. La Iglesia reclama tener mas de 10,000 miembros oficiales a nivel mundial, cantidad que se queda corta al lado de los millones que han sido influenciados por su música.


El joven asesino era fanático de la "música satánica"

Su ídolo es el rockero Marilyn Manson. Vestía ropas negras y hablaba en inglés con su selecto grupo de amigos

El adolescente que desencadenó la tragedia en la escuela de Carmen de Patagones fue descripto por compañeros y docentes como "tímido, callado, de conductas extrañas, pero no violentas" y con escasa integración con el resto de los alumnos.

"Vestía de negro, estaba en un grupito aparte en el que hablaban en inglés, para que no los entiendan los demás", dijo Santiago, uno de los compañeros de el autor de los asesinatos.

Otro chico, llamado Jonathan, dijo que Junior escribía "cruces al revés, como la señal del diablo".

En tanto, en el pupitre donde se sentaba Rafael se pudieron leer consignas como: "Lo más sensato que podemos hacer los humanos es suicidarnos"; "Si alguien encontró el sentido de la vida, por favor anótelo aquí"; "La mentira es la base de la felicidad del hombre".

"Solamente se acercaba a veces para jugar a la pelota o al truco, pero siempre andaba apartado con Dante (otro de los compañeros) y escribían frases en inglés", indicó Jonathan.

Por otro lado, otros testimonios aseguran que el chico acostumbraba vestir de negro y escuchaba música del estilo que algunos denominan como “rock pesado satánico”, al estilo de la que interpreta el norteamericano Marilyn Manson. También se supo que en su pupitre se encontraron inscripciones alusivas al diablo.

"A veces le hablábamos y no contestaba, como si estuviera pensando en otra cosa, era muy cerrado", indicó Nicolás.

También reconoció que no había conocido otro episodio de violencia en el que participara Junior y sólo supo que había tenido un “cruce de palabras”.

La Música Satánica

La muerte, como propuesta principal de los seguidores de las tinieblas, puede aparecer de dos formas en la música: explícita o subliminal. Si es explícita habrá quienes aleguen que son trucos para llamar la atención de los consumidores como en el disco Abigail de King Diamond, arriba ilustrado. Por un lado la aseveración es cierta ya que la muerte es un tema que produce impacto pero por otro, cuidado, hay más de lo que se puede ver a simple vista.
Para explicar el disco de Abigail se necesita tener conocimientos básicos de numerología, o sea, la ciencia ocultista que estudia los números y sus significados. Desde el cero hasta el nueve, cada numero tiene, según ellos, un atributo espiritual. El número más poderoso, el de la fuerza y conjuro es el nueve. Al demonio se le invoca a través de ese número y de rituales esotéricos como por ejemplo: La Cábala del 666.
¿Qué tiene que ver el 666 con el 9? Fácil, súmelos y verá la respuesta: 6+6+6 = 18. Ahora sume el 18, o sea, 1 + 8 = 9. ¿Tonto? Si, pero para un satánico no lo es. La producción musical Abigail así lo confirma, observemos:
La primera canción del disco se llama Funeral y menciona la fecha en que Abigail nació muerta: el 7mo día de julio de 1777. Julio es el mes numero 7 así que están hablando del día 7 del mes 7 del año 1777. Ahora sumemos todos eso números, 7 (día) + 7 (mes) + 1777 (año). El resultado es 1791. Ahora sume 1+7+9+1, el resultado es 18... 1 + 8 = 9. Claro que con esa triste fecha no se puede alegar que haya un trabajo de numerología en la producción discográfica, se necesitan más datos así que pasemos a la segunda canción.
La segunda canción se llama Arrival (Llegada) y comienza diciendo que el coche finalmente llegó con la lluvia del verano de 1845. La suma del 1, del 8, del 4 y del 5 es igual a 18... 1 + 8 = 9. ..¿Casual? Tal vez. La data hasta ahora no es suficiente así que, continuemos.
Resulta interesante observar que dentro de la segunda canción se este conjurando el 9. Eso no lo decimos nosotros, lo dicen ellos a través de frases escritas en la canción Arrival: " Toma nuestro consejo y regresa en esta noche, si te rehusas el 18 vendrá a ser 9... Oh no, el 18 es 9".
Al final de la misma canción (Arrival) dice: 18 is actually 9... it stuck in his mind." (18 es actualmente 9... y se quedó grabado en su mente).
Los protagonistas de la historia que el disco relata se llaman Jonathan La Fey y Mirjam Natias. Ambos son reconocidos en la producción. La edad de cada uno aparece al lado de sus nombres. Sume cada dígito, 2 + 7 (AGE 27) & 1 + 8 (AGE 18) y observe nuevamente el resultado... es 9
La foto de la izquierda muestra la contraportada del disco. ¿Cuantas canciones hay en la producción?
Si aun no se convence de que el satanismo esta operando en la música, le invitamos a sumar el tiempo de las canciones (1+2+9 + 5+2+6 + 4+3+3 + etc., etc.). Si se suma el tiempo de todas las canciones da 3,456. 3+4+5+6= 18 y 1 + 8 vuelve a ser 9.
El 9 aparece en otros lugares de esta producción como por ejemplo, en las nueve cruces que lleva la carroza en la portada, los meses de gestación de Abigail y en la canción The Possessión.

Científicamente hablando es imposible clasificar todo lo antes expuesto como casual. Ahora sólo falta contestar una pregunta: ¿Tendrá algo que ver esta producción con la Iglesia de Satanás? La respuesta es afirmativa. Basta con ver los 9 mandamientos satánicos en la Biblia de Anton LaVey. Todos ellos aparecen debajo del símbolo ilustrado en la figura de la derecha.
Ahora, si observa el nombre de King Diamond notará el mismo símbolo en el lado derecho del nombre. Ese símbolo se usaba en tiempos antiguos para designar el azufre de los infiernos.
Si esta música que exalta el satanismo de forma explícita oculta trabajos esotéricos, ¿Cómo será la subliminal?



La Música Subliminal

El disco compacto de Cristian Castro titulado El Camino del Alma tiene en la carátula ciertos elementos que crean una atmósfera de espiritualidad y misterio. En el fondo hay la presencia de una iglesia cuya puerta de entrada (o salida) carece de sentido pues está ubicada al borde de un abismo. A ese lugar nadie puede entrar o salir de físicamente pero si de modo espiritual. Eso nos explica por que el cuerpo de Cristian desaparece entre las nubes violetas y azules, es un alma. Interesante observar que la palabra “alma” es la única que esta completa sobre su cuerpo.
En la portada tampoco existe un camino físico. ¿Qué significa esa carátula? ¿La pusieron para llamar la atención de los consumidores? ¿Por qué si el disco es romántico la carátula tiene corte ocultista? ¿Cuál es el camino del alma? Esa y otras preguntas están contestadas a nivel subliminal en la canción número cuatro: Mañana. He aquí las respuestas y las técnicas subliminales que se utilizaron en el disco El Camino del Alma de Cristian Castro:
1) Sub Audio. El mensaje que penetra la subconsciencia se coloca por debajo de las ondas sonoras. En la canción Mañana mientras Cristian canta se puede apreciar (se necesita poner bastante atención) un coro que susurra por debajo de los instrumentos musicales una de dos frases: tú para el y/o tu paraje. Paraje es un lugar lejano o aislado. Ese lugar es descrito por Cristian a través de la técnica número dos:

2) Foward Masking. El mensaje subliminal se coloca en la misma dirección que corren las ondas sonoras pero la forma en que se expone pasa desapercibida por el oyente. En la canción Mañana ocurre que a los 3 minutos con 7 segundos (3:07 en su contador digital). El muchacho se pone a gritar la palabra HELL la cual traduce como INFIERNO.
La unión de lo que dice el coro con lo que grita Cristian da como resultado un envío al mundo de las tinieblas: TÚ PARA EL HELL, o sea, TÚ PARA EL INFIERNO. Si observa nuevamente la carátula podrá entender cual es el camino del alma.



Otra banda inglesa de principios de los setenta, acusada de invocar a Satanás en todos sus discos, fueron los precursores del heavy metal, Black Sabbath, cuyo cantante, Ozzy Osbourne, pasaría a ser en los ochenta el principal enemigo de muchas organizaciones cristianas norteamericanas tras grabar canciones como Mr. Crowley, dedicada al mago «negro» Aleister Crowley que, a principios del s. XX, había fundado su propia religión tras pertenecer a diversas sociedades secretas, llegando a reunir en la abadía italiana de Cefalu a sus correligionarios donde practicaban ritos satánicos, en los que se mezclaba el sexo y la sangre...

¿TENDREMOS DOS LUNAS EL 27 DE AGOSTO, 2009 ?



Mas información aqui

"El principio de la Creación de Dios"



¿En qué sentido es Jesús "el Principio de las criaturas (de la creación, Reina-Valera) de Dios? (Apocalipsis 3: 14). Lo que está en tela de juicio aquí es todo el concepto cristiano de tributar adoración a Jesús como Dios. Tal como aparece en la mayoría de las traducciones de las Escrituras, se puede interpretar esta frase como si Jesús fuera meramente un ser creado, la primera criatura que Dios hizo. Si éste es realmente el significado del versículo, Jesús no debería ser adorado como Dios.

Una plena comprensión del pasaje debe comenzar con un análisis de lo que dice en el idioma original: el griego. La palabra principio ha sido traducida de una palabra griega que, si escribimos en letras latinas las correspondientes letras griegas sería arjé, raíz de una cantidad de palabras castellanas como por ejemplo "arzobispo" (el principal de los obispos, o jefe de los obispos), o "archienemigo" (el principal de los enemigos). La palabra arjé, modificada por cierto, aparece en los prefijos "arz" y "archi". También aparece en la palabra "monarca", que proviene de dos términos griegos: mono, único, y arjé, que aparece como "arca" y que significa en este caso "el único gobernante"; por eso la palabra se aplica a alguien que gobierna solo. Para la gente que hablaba griego, arjé a menudo significaba "comienzo", pero como lo ilustran los ejemplos que hemos dado, ése no era de ninguna manera el único significado que tenía esa palabra.

El Diccionario teológico del Nuevo Testamento de Gerhard Kittel, traducido del alemán al inglés por G. W. Bromiley, dice que arjé "siempre significa 'primado', o algo que viene primero, ya sea en el tiempo. . . o en rango". Cuando se trata de tiempo se traduce por "principio" o "comienzo", lo primero que ocurre en el transcurso del tiempo; cuando se trata de rango la traducción sería "poder", "autoridad", "dominio" y "cargo", COI) la idea de alguien que ocupa el primer lugar en lo que se refiere a autoridad. En Un diccionario griego-inglés del Nuevo Testamento, de Walter Bauer, traducido por W. F. Arndt y F. W. Gingrich, además del significado de "principio" de "causa primera" y "origen", es decir, el primero en el sentido de quién proceden las cosas. En la revisión hecha por H. S. Jones del Diccionario griego-inglés de H. G. Liddell y R. Scott, también le da a esta palabra los significados de "primer lugar", "primer principio" y "origen", junto con otros significados más.

De manera que Apocalipsis 3: 14, el pasaje que estamos analizando, podría significar, si nos aferramos a su primera acepción, que Jesús, en cierto sentido, sería el primero de los seres creados por Dios; pero también puede servir de base para llegar a una conclusión completamente distinta, es a saber, que Jesús es el "origen", la "causa primera" de la creación de Dios.

Ahora bien, en cierto sentido Jesús es un ser creado. En vista de su encarnación las Escrituras lo califican incluso hoy, cuando se encuentra glorificado, de "hombre" (1 Timoteo 2: 5). Pero si Apocalipsis 3: 141e da a Cristo el carácter de criatura por causa de la encarnación, no podría al mismo tiempo decir de El que es el primero de los seres creados. No hay duda alguna de que Jesús llegó a ser hombre recién después de que millones de hombres y mujeres ya habían nacido.

Otros pasajes del Nuevo Testamento nos conducen a un concepto aún más eleva- do de El. En S. Juan 1: 1-3 leemos acerca de la existencia de Cristo junto a Dios "en el principio (arjé)" y sigue diciendo que "todo se hizo por ella (la Palabra, Jesús) y sin ella no se hizo nada de cuanto existe". Jesús aparece aquí no como un ser creado, sino como Alguien por cuyo intermedio todo fue creado. Aparece junto a su Padre como Cocreador de todas las cosas.

La epístola a los Colosenses es de especial interés en este aspecto, porque tal como es el caso de la carta a los laodicenses que estamos analizando ahora, se la escribió para que fuera leída también ante la congregación de laodicea. (Véase Colosenses 4: 16.) Uno de los pasajes más conocidos de esta epístola, Colosenses 1: 15-20, dice que Jesús es el "Primogénito de toda la creación" y sigue diciendo con palabras incluso más fuertes y definidas que las de S. Juan 1: 1-3 que "todas las cosas. . . las visibles y las invisibles, tronos, dominaciones, principados, potestades: todo fue creado por El y para El, El es anterior a todo". Si en esencia Jesús es anterior a todo, y si todo fue creado por El y para El, El mismo no puede ser considerado adecuadamente como un mero ser creado.

En Apocalipsis 22: 13 Jesús se da a sí mismo el nombre de "el Alfa y la Omega", para lo cual emplea las mismas palabras que el Padre se aplica a sí mismo en Apocalipsis 1: 8. Sólo la Divinidad puede pretender que se le aplique con toda justicia esta tan abarcante calificación.

En vista de éstas y otras consideraciones, varias versiones modernas de las Sagradas Escrituras difieren marcadamente de la Biblia de Jerusalén y la versión Reina-Va/era en su traducción de Apocalipsis 3: 14. En lugar de llamar a Jesús "el Principio de las criaturas de Dios, se refieren a El así:
"La causa primera de la creación de Dios", New English Bible [Nueva Biblia en Inglés].
"El gobernante de la creación de Dios", New lnternational Version [Nueva Versión Internacional, en inglés]. .
"El origen de todo lo que Dios ha creado", Today's English Version [Versión para hoy en inglés]. (En el margen añade: "o gobernante".) . "la fuente que dio comienzo a toda la creación de Dios", [versión católica, en inglés, de monseñor Knox].
"El Comienzo de la creación de Dios", New American Standard Bible [Nueva Biblia Estándar Norteamericana]. (En el margen dice: "Origen o fuente".)

Cualquier traducción que presente a Cristo como superior a la creación, ya sea como fuente o como gobernante a lo menos, refleja adecuadamente el significado del original griego. Nada que encontremos en Apocalipsis 3: 14 puede ser usado correctamente para rebajar el lugar de Cristo como objeto de verdadera adoración. El mismo mensaje a laodicea sigue diciendo que El se sienta con Dios en su trono (versículo 21).

Habrá 3 mil millones de muertos



En un cable de prensa de la agencia EFE, de fecha 14 de enero del 2005, apareció la siguiente información:

ONU: catástrofe amenaza millones de personas
NACIONES UNIDAS (EFE).- La ONU alertó ayer que 3.000 millones de personas en el mundo están en riesgo de ser víctimas de una catástrofe natural, por lo que urgió a los países a adoptar un plan de prevención para la próxima década.

El subsecretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU, Jan Egeland, dijo que la Conferencia de Reducción de Desastres Naturales, que se celebrará en Kobe (Japón) a partir del 18 de enero, será una buena oportunidad para evaluar medidas preventivas.

Egeland se refirió al terremoto y posterior "tsunami" (olas gigantes) del pasado 26 de diciembre, que ha afectado a una docena de países de Asia y Africa y ha dejado al menos 157.000 muertos (a la fecha van más de 225 mil muertos) y cerca de 5 millones de damnificados.

"El ''tsunami'' nos ha mostrado a todos, no sólo los que estaban en las playas del Océano Indico, lo vulnerable que somos", declaró.

"La cuestión no es si habrá o no un desastre, sino cuándo ocurrirá", agregó.

Subrayó que 3.000 millones de personas viven en riesgo de ser víctimas de volcanes, huracanes, deslizamientos de tierra, terremotos o maremotos y que cada año 250 millones de personas han visto su vida devastada por estas catástrofes.

"Claro que la guerra y el terrorismo son grandes problemas, pero los desastres naturales son mucho mayores, si hablamos del número de personas afectadas", puntualizó.

Mostró su esperanza en que la Conferencia de Kobe los países adopten el plan de acción que propondrá Japón para la próxima década, que será debatido durante la reunión.

Dicho proyecto incluirá las responsabilidades a seguir y los recursos que deben aportar los Estados miembros y organizaciones internacionales para prevenir los desastres naturales.

El embajador de Japón ante la ONU y antecesor en el cargo que ahora ocupa Egeland, Kenzo Oshima, dijo que "no existe la suficiente atención pública hacia los desastres" por considerar que es una cuestión demasiado técnica.

También expresó su descontento de que el informe sobre la reforma de la ONU no se haga mención expresa al desafío que plantean estas calamidades.

"Los desastres naturales también son una amenaza para la seguridad y al desarrollo", reiteró.

Explicó que las tres claves para la prevención son la observación, la transmisión de alertas y la educación de la población.

Puso como ejemplo el maremoto en Papúa Nueva Guinea en 1998, que dejó 2.600 muertos, mientras que dos años después un nuevo seísmo afectó la isla sin pérdidas humanas, gracias a la información que se le dio a la población.

Afirmó que en el Pacífico existe además un sistema de alerta temprana que espera se extienda a otras zonas del mundo que están a riesgo.

En la Conferencia de Kobe se prevé la participación de 4.000 delegados, entre ellos dirigentes de 140 países, 130 Organizaciones No Gubernamentales (ONG), 10 responsables de agencias de la ONU y expertos de la comunidad científica.

Periódico del 14 de enero 2005.

Esta noticia fue de gran impacto en mi mente ya que prevenir a todos lo países del mundo para disminuir el impacto de victimas de desastres naturales en el cual 3 mil millones de personas podrían morir, es de honda preocupación para la población mundial.

Significaría que acontecer los desastres naturales producidos por los huracanes, terremotos, maremotos, inundaciones, etc., reduciría drásticamente la población mundial a la mitad, sin incluir los muertos que vendrían por el brote de epidemias que se deriven de tales desastres, amén de los muertos por las guerras, vicios, y accidentes de diferentes géneros.

Esta información fue anticipada por el Señor Jesucristo cuando pronunció la siguiente profecía con relación al fin de la historia de la humanidad con las siguientes palabras.

Luc. 21:25-26

Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; 26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.


Realmente nos a tocado vivir en el tiempo más solemne de la historia del mundo. Es el tiempo del retorno de Cristo en las nubes de los cielos con gran poder y gloria.

Luc. 21:27-28

Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria. 28Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.


Cobra vida las palabras de una escritora norteamericana, cuando en 1907 dijo lo siguiente:

Antes de que el Hijo del hombre aparezca en las nubes del cielo todo estará convulsionado en la naturaleza. Rayos del cielo unidos con el fuego interno de la tierra harán que las montañas ardan como un horno y que hagan fluir sus torrentes de lava sobre aldeas y ciudades. Masas de rocas derretidas, arrojadas dentro del agua por el solevantamiento de cosas ocultas dentro de la tierra, harán que hierva el agua y despida rocas y tierra. Habrá formidables terremotos y gran destrucción de vidas humanas.

Otra gran noticia fue de gran impacto para muchos de los que viven en el caribe. El 5 de enero del 2005 en un cable de prensa de la AFP dice lo siguiente:

Científicos ingleses y estadounidenses han advertido sobre la posibilidad de que la erupción de un volcán en las Islas Canarias pueda desencadenar un megamaremoto en el Océano Atlántico que borre las islas del Caribe del mapa, así como gran parte de la costa este de los Estados Unidos.

La advertencia, que hoy podría parecer sensacionalista y oportunista, dada la tragedia que acaba de acontecer en Asia, fue comunicada a los gobiernos de Estados Unidos e Inglaterra en agosto del año pasado y reseña da por medios de comunicación tan importantes como la BBC, de Londres, y la estadounidense CNN.

Imagine una gigantesca pared de agua, mucho más grande de que el despiadado maremoto del pasado 26 de diciembre, viajando a través del Atlántico a una velocidad de 960 kilómetros por hora y con dirección invariable hacia las Antillas Mayores. Eso es lo que podría suceder si, como temen algunos científicos, un frágil volcán conocido como “Cumbre Vieja” termina de partirse en dos pedazos y cae en el océano.

El más grande

Una superficie de 19 km. de longitud se desprendió del volcán durante una erupción previa y, según señalan los investigadores, está a punto de precipitarse hacia el mar, lo que provocaría el maremoto más grande que se haya registrado hasta el momento. “No es cuestión de.. si llegara a pasar, sino de cuando pasará”, declaró en octubre pasado el profesor Hill McGuire, director del Centro de Investigación de University College, en Londres.

Mcguire, citado por el New York Daily News, asegura que un tsunami creado por un deslizamiento de tal magnitud sólo permitiría unas seis horas de anticipación antes de que llegue al Caribe, y entre ocho y 10 antes de alcanzar la costa de los Estados Unidos.

El volcán se agrietó severamente en 1949 y ha seguido debilitándose desde entonces, de acuerdo a Steven Ward, profesor de teoría sismológica y geofísica en la universidad de California, quien asegura que Cumbre Vieja, que eruptó por última vez en 1971, ha completado un 98 por ciento de su ciclo.

“Podría pasar en cualquier momento. Dentro de 10 años o 10 décadas”, dijo Simon Day, geólogo marino del Centro de Investigaciones de Londres BBC. “Pero si yo viviera en Miami o Nueva York y escuchara que Cumbre Vieja está en erupción no perdería ni un solo segundo oyendo las noticias”. Si el volcán estalla, explicó Ward, el magma (conjunto de rocas que existe debajo de la corteza terrestre, cuya temperatura es superior a los mil grados Celsius) calentará el agua atrapada en su interior, lo que provocará que esta se expanda y haga que la parte inestable del cráter se desprenda.

“Podría ser un pedazo de roca tan grande como 100 cuadras de la ciudad de Nueva York con una elevación de más de una milla”, dijo Ward al Daily News, describiendo lo que sería el peor de los escenarios.

Billones de toneladas de roca golpearían el océano a más de 300 kilómetros por hora, un impacto que sería equivalente al consumo de electricidad de Estados Unidos completo durante seis meses, de acuerdo a un estimado.

Procedimientos

“Necesitamos recibir un aviso con tiempo, porque en el litoral Este de los Estados Unidos y en el Caribe, sería necesario alejar a un gran número de personas de la costa”, dijo McGuire al Daily News. “Una vez que haya sucedido será extremadamente difícil evacuar a todas esas personas”.

El científico inglés asegura que un tsunami de esta naturaleza podría penetrar hasta 20 kilómetros de tierra firme con una intensidad letal.

“Está claro que esto puede suceder, aunque las posibilidades de que un tsunami se forme en el atlántico son muchos menores de lo que serían en el Pacífico”, dijo John Mutter, del Observatorio Terrestre de la Universidad de Columbia. “Solo porque esto no esté registrado en nuestra memoria histórica, la gente tiende a desestimarlo, algo que es muy lamentable”.

En ese sentido, expertos norteamericanos han declarado que la tragedia acontecida en Asia es una llamada para despertar la atención de que se debe instalar un sistema de alerta en la región.

“Si me hubieras preguntado hace 15 días si valía la pena construir un sistema de advertencia para el Atlántico, seguramente habría dicho no. Pero hoy digo sí”, declaró la semana pasada Paul Whitmore, director del centro de advertencia de la Administración Nacional Oceonagráfica y Atmosférica, en Alaska.

Es decir, que un mega maremoto haría desaparecer todas las islas del caribe.

La corteza terrestre se rasgará a causa de las erupciones de los elementos ocultos en sus entrañas. Estos elementos, una vez desatados, barrerán los tesoros de aquellos que por años han estado aumentando sus riquezas al obtener de sus empleados grandes posesiones a precios de hambre. Y también el mundo religioso será terriblemente sacudido, porque el fin de todas las cosas está cercano.

Ya ha llegado el tiempo en que en un momento podremos estar pisando tierra firme, y en el siguiente la tierra estará moviéndose debajo de nuestros pies. Ocurrirán terremotos cuando menos se los espere.

En incendios, inundaciones, terremotos, en la furia de las grandes profundidades, en calamidades por mar y tierra, se da la advertencia de que el Espíritu de Dios no contenderá para siempre con el hombre.

¿Qué está pasando a nuestro mundo que de repente están sucediendo tantos desastres aéreos, marítimos y terrestres?


Es Dios quien protege a sus criaturas y las guarda del poder del destructor. Pero el mundo cristiano ha manifestado su menosprecio de la ley de Jehová, y el Señor hará exactamente lo que declaró que haría: alejará sus bendiciones de la tierra y retirará su cuidado protector de sobre los que se rebelan contra su ley y que enseñan y obligan a los demás a hacer lo mismo. Satanás ejerce dominio sobre todos aquellos a quienes Dios no guarda en forma especial. Favorecerá y hará prosperar a algunos para obtener sus fines, y atraerá desgracias sobre otros, al mismo tiempo que hará creer a los hombres que es Dios quien los aflige.

Al par que se hace pasar ante los hijos de los hombres como un gran médico que puede curar todas sus enfermedades, Satanás producirá enfermedades y desastres al punto que ciudades populosas sean reducidas a ruinas y desolación. Ahora mismo está obrando. Ejerce su poder en todos los lugares y bajo mil formas: en las desgracias y calamidades de mar y tierra, en las grandes conflagraciones, en los tremendos huracanes y en las terribles tempestades de granizo, en las inundaciones, en los ciclones, en las mareas extraordinarias y en los terremotos. Destruye las mieses casi maduras y a ello siguen la hambruna y la angustia; propaga por el aire emanaciones mefíticas y miles de seres perecen en la pestilencia. Estas plagas irán menudeando más y más y se harán más y más desastrosas. La destrucción caerá sobre hombres y animales. "La tierra se pone de luto y se marchita," "desfallece la gente encumbrada de la tierra. La tierra también es profanada bajo sus habitantes; porque traspasaron la ley, cambiaron el estatuto, y quebrantaron el pacto eterno." (Isaías 24: 4, 5, V.M.)


En el Reporte de Desastres Mundiales del 2004 dice los siguiente:

“Sobre la pasada década, el número de desastres naturales y tecnológicos ha aumentado. Desde 1994 hasta el 1998, los desastres reportados promediaron 428 por año. Del 1999 al 2003, esta cifra se disparó a la dos terceras partes, para un promedio de 707 desastres por año. El mayor aumento estaba en los países de bajo desarrollo humano, los cuales sufrieron un aumento de 142 por ciento”.

Un estudio sobre los desastres naturales y desarrollo sostenido preparado en el 2002 por Estrategia Internacional de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres, decía lo siguiente:

“Durante las pasadas 4 décadas, las desgracias naturales como terremotos, sequías, inundaciones, tormentas y ciclones tropicales, fuegos forestales, erupciones volcánicas y el sustento han causado las mayores pérdidas de vidas humanas y de las propiedades, la destrucción de la infraestructura social y económica, así como daños al medio ambiente. Las pérdidas económicas han aumentado casi 10 veces durante este período.

En años recientes, las inundaciones en Bangladesh, Etiopía, Guinea, la India, Mozambique, Nigeria, Sudán, Tailandia, Venezuela, Vietnam y Argelia; erupciones volcánicas en Indonesia, Montserrat, Ecuador y las Filipinas, y los Terremotos en Japón, Turquía, El Salvador, Indonesia, la India, y Perú, han destruido el ambiente la economía así como lo social”.

El reporte predice que “además la estimación proyectada de 100 mil vidas perdidas cada año debido a los daños naturales, el costo global de los desastres naturales alcanzarán la suma de 300 mil millones de dólares por año”.

Es digno de notar que las compañías aseguradoras están de acuerdo con la Biblia en predecir un dramático aumento en los desastres naturales. Una evaluación a largo plazo publicada en Junio del 2002, la Munich Re, una de las más grandes re-aseguradoras del mundo predice un dramático aumento en las devastaciones de diluvios, terremotos y tormentas en el futuro..

Los datos aquí ofrecidos son espantosos y terribles que mueven a una profunda meditación sobre el porvenir.


Dios está retirando su Espíritu de las ciudades impías, que han llegado a ser semejantes a las del mundo antediluviano y a Sodoma y Gomorra... Las costosas mansiones, maravillas arquitectónicas, serán destruidas sin previo aviso cuando el Señor vea que sus ocupantes han traspasado los límites del perdón. La destrucción causada por el fuego en los imponentes edificios que se suponen son a prueba de incendios, es una ilustración de cómo, en un momento, los edificios de la tierra caerán en ruinas.

¿Por qué Cristo no ha venido?

2 Pedro 3:9

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

La razón de por qué Cristo no ha venido es que le da al ser humano la oportunidad de cambiar de actitud. Dios sabe cuán terrible será el día de su venida.

2 Pedro 3.:10-14 dice
10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.
11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! 13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.


Preparémonos porque Cristo viene pronto.

El mundo irá de mal en peor. No habrá cambio a favor de la raza humana. La indignación

Divina vindicará su carácter pisoteado en su ley.


Sofonías 1:14-18

Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente. 15 Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, 16 día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres.

17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol. 18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra.

El profeta invita a la humanidad a lo siguiente

Sofonías 2:1-3


Congregaos y meditad, oh nación sin pudor, 2 antes que tenga efecto el decreto, y el día se pase como el tamo; antes que venga sobre vosotros el furor de la ira de Jehová, antes que el día de la ira de Jehová venga sobre vosotros. 3 Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová.

Que Dios nos bendiga

free counters

¿Has visto la película Matrix?

Bueno, explicar lo que sucede en este mundo tiene algunas similitudes: – Esta en todas partes, en todos los aspectos de la vida. – Cua...