Social Icons

22 de diciembre de 2009

El Rapto 9

Los libros que Satanás más odia




¿Cuáles son los libros que Satanás más odia?
El 1er libro es el Apocalipsis. El odia la Biblia, porque lo desenmascara, pero Satanás odia especialmente el libro de Apocalipsis, porque éste delinea la metodología de Satanás para engañar a la raza humana y mayormente en estos últimos días en que su tiempo es corto.
Muchos dicen que el libro de Apocalipsis es una descripción de monstruos, y cuernos, y números misteriosos. Dicen que no se puede entender. Eso le conviene a Satanás, porque si la gente dice que no se puede entender no lo van a estudiar y no van a estar listos para lo que viene.

Satanás no quiere que sepamos ahora que Apocalipsis tiene un mensaje especial para este tiempo, y por eso proyecta su mensaje principal al lejano pasado o al lejano futuro después que la iglesia sea raptada y llevada al cielo. Y la gente mirando hacia atrás o hacia el futuro no se da cuenta de que se está cumpliendo hoy. Satanás no quiere que la gente estudie este libro, ni crea que se aplica para esta época, porque el sabe que si escuchamos el mensaje de este libro, y lo guardamos, él no va a poder engañarnos.

El 2do libro es el Conflicto de los Siglos, que es el comentario del Apocalipsis.
Vamos a comparar estos 2 libros y veremos porque él los odia.

Vamos a hablar de Apocalipsis.
Vamos a hablar del método que usó Dios para comunicar su mensaje a Juan, y a través de Juan, a nosotros:
1- Dios le dio a Juan visiones de escenas celestiales y le pidió que las escribiera en lenguaje humano. Vez tras vez aparecen expresiones como estas:
“Vi”, “me fue mostrado”, “oí”. Es decir, en cada 3 versículos de Apocalipsis aparecen estas expresiones.
2- El apóstol Juan a veces era transportado en Espíritu en su mente a otro lugar. No era transportado corporalmente, sino mentalmente, y era tan real lo que estaba viendo que pensaba que estaba allí.

Veamos algunos ejemplos:
Apoc. 21: 9,10
“Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. 10Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios…”

El cuerpo de Juan estaba en la isla de Patmos, pero su mente fue transportada a un monte en el espíritu. Es decir, está teniendo una visión.

Otro ejemplo:
Apoc. 17: 1, 3:
“Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas… 3Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos.”

Juan estaba allá ante la bestia en espíritu.

Otro ejemplo:
Apoc. 4: 1, 2:
“Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. 2Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.”

Era tan real la visión que Juan pensó que estaba físicamente ante Dios.

3- Dios le ordenó a Juan que lo que él veía, lo escribiera.
Apoc. 19: 9:
“Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.”

No sólo debía ver, sino que también escribir.

Otro ejemplo:
Apoc. 21: 5:
“Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.”

El ángel le dice: “escribe lo que has visto en visión”.

4- El mensaje de Apocalipsis fue inspirado por el Espíritu Santo, pero siempre hubo un ángel que le revelaba la información a Juan. El tenía su ángel acompañante. Y no sólo le hablaba el ángel sino que también Cristo le hablaba.

Veamos Apoc. 1: 12:
“Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro…”

A veces Juan le hacía preguntas a su Ángel acompañante.

Veamos Apoc. 17: 6-7:
“Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro. 7Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos.

Hay un dialogo entre Juan y uno de los ancianos.
Veamos Apoc. 7: 13-14:
“Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? 14Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.”

Hemos visto que a Juan se le ordenó ver y escribir la visión, que fue llevado a otro lugar en visión y creía estar allí físicamente. Tenía su ángel acompañante que le hablaba y consultaba, e inclusive con el mismo Señor Jesucristo.

5- El libro de Apocalipsis fue dado primordialmente para la iglesia.
Veamos Apoc. 1: 11
“…que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.”

Vemos así que el libro de Apocalipsis fue dado para la iglesia.

6- El libro de Apocalipsis no es original.
Está compuesto de palabras, frases, oraciones y conceptos tomados prestados de otras fuentes. Apocalipsis tiene algo de material nuevo que Juan recibió en visión. Tiene muchos conceptos que vienen del AT y algunos también del NT.

Hay materiales del AT, hay visiones, pero también hay material que él toma prestado de NT.

Ej.:
Apoc. 1: 7
“He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.”

¿De donde sacó Juan esto? De Mt. 24: 30:
“Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.”

Vemos que Juan lo tomó prestado de los evangelios.

7- El libro de Apocalipsis usa material de otras fuentes no inspiradas.
Veamos a 1 Enoc, un libro pseudoepígrafo escrito en el siglo 3 a. C. Se llama así porque no se conocen quién fue su autor.
Hay muchos textos que Juan toma prestado del libro de Enoc que no fue inspirado por Dios.

Veamos 1 Enoc 86: 1:
“Y nuevamente vi y he aquí una estrella que cayó del cielo.

Compárelo con Apoc. 9: 1:
“El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo.”

Otro Ejemplo - 1 Enoc. 40: 1:
“Después de esto vi miles de miles y diez mil de diez miles, y vi una multitud que nadie podia contar, ni calcular que estaba delante del trono del Dios de los espíritus”.

Comparelo con Apoc. 7: 9:
“Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos…”

Otro Ejemplo - 1 Enoc 90: 26:
“y todos fueron juzgados y hallados culpables y echados en el abismo de fuego ardiente”.

Comparelo con Apoc. 20: 15:
“Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”

Otro ejemplo - 1 Enoc. 91: 16:
“El primer cielo se irá y pasará y aparecerá un cielo nuevo y una tierra nueva”.

Comparelo con Apoc. 21: 1:
“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.”

Otro ejemplo - 1 Enoc:
“Y el caballo cabalgará y la sangre de los pecadores le llegará hasta el pecho”.

Comparelo con Apoc. 14: 20:
“Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios.”

Otro ejemplo - 1 Enoc 108: 3:
“Y sus nombres serán borrados del libro de la vida”.

Comparelo con Apoc. 3: 5:
“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.”

Otro ejemplo - 1 Enoc 100: 1-4:
“y de nuevo el Señor dijo a Rafael: atad a Azazel manos y pies y echadlo a las tinieblas y abridle camino en el desierto que queda en Dúdale; echadlo allí”.

Compare con Apoc. 20: 1-2:
“Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. 2Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años…”

También hay citas del libro Apócrifo de Tobías.

Veamos:

Tobías 3: 16-17
“Jerusalén será edificada con zafiro y esmeralda y sus paredes con piedras preciosas: sus torres y sus portillos con oro puro. Las calles de Jerusalén estarán pavimentadas con Berilo y con Rubíes y con la piedra Ophir (oro)”.

Compare con Apoc. 21: 10-11:
“Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, 11teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.”

Obviamente Juan está tomando prestado de estas fuentes no inspiradas, y algunos se asombran de que Juan esté tomando de fuentes no inspiradas.
Sencillamente porque Dios permitió que él escogiera de esas fuentes lo que estaba en armonía con la verdad.
Todo lo que Juan escribió no vino por visión, no era original, venían de AT, del NT, y también de fuentes no inspiradas.
Y Dios le dijo: “puedes usar esto”, y Juan lo incorporó en sus escritos, aunque se encontrara en los escritos de otros.

El libro de Apocalipsis raras veces cita directamente otras fuentes. Lo que hace es parafrasear. Juan nunca le da crédito a ningún autor por lo que tomó prestado. Nunca. No es como Mateo 1: 23 que cita a Isaías en su libro. Mateo le da crédito siempre donde obtiene la información. En Apocalipsis Juan toma prestado y no le da crédito a nadie.
Me imagino que a Juan habrían que acusarlo de hurto literario.

El siguiente punto:
8 - El libro de Apoc. presenta su mensaje en lenguaje simbólico. Es decir, está hablando de los eventos de la historia cristiana pero no lo presenta en una forma que nosotros podamos entender, al menos que descifremos los símbolos.

9 - El libro de Apocalipsis a pesar de que toma prestado del AT, del NT y de otras fuentes no inspiradas, prácticamente todo lo que tiene es una obra maestra, una producción completamente nueva.

Ej: supongamos que 10 constructores van a la ferretería. Todos ellos compran los mismos materiales, arena, blocks, cemento, varilla, clavos, madera, etc., y salen a construir. Yo pregunto ¿Cuántas de las casas que van a construir serán iguales? Ninguna.
Usaron los mismos materiales, pero no los mismos planos. La clave está en como organizaron los materiales que compraron para la construcción
Por eso el libro de Apocalipsis toma prestado de todas estas fuentes, pero la forma en que Juan arma el libro de Apocalipsis es una obra maestra. Algo completamente nuevo y distinto que cualquier otro libro; a pesar de que usa materiales que existen, a través de visiones, AT, NT, fuentes no inspiradas que Dios le manda usar; él junta todo y hace una producción cínica en su género.

10 - El libro de Apocalipsis tiene un tema central: la gran controversia entre Cristo y Satanás. Eso se ve claro desde que usted comienza a leer el libro. El descorre el velo y explica que los eventos que se realizan en el mundo visible son en realidad repercusiones de cosas que están pasando en el mundo invisible.
Juan explica la historia a la luz de lo que está pasando detrás del telón.
Ej: Mt. 2: 16:
“Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos.”

Realmente no es Herodes quien quiere matar a Jesús; usted tiene que ir a Apocalipsis para ver qué está pasando detrás del velo.

Vea Apoc. 12: 4:
“…y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.”

Es decir, el evento histórico en Apocalipsis se describe como algo que está pasando detrás del escenario.
Es un reflejo de la controversia entre Cristo y Satanás.
Satanás usa a Herodes para tratar de matar a Cristo, pero luego el dragón le da poder a la bestia.
¿Quién controla la bestia? El dragón.
Luego la 2da bestia de Apoc. 13, habla como un dragón. Entonces, ¿Quién controla a la imagen de la bestia? El dragón.
No crean que el papado, el protestantismo, etc, son solamente organizaciones humanas; detrás de cada una de ellas hay un poder luchando contra Jesús, y ese es el tema central de Apocalipsis.

11 - El libro de Apocalipsis está organizado en una forma muy interesante:
La 1era mitad del libro es historia: los sellos, las trompetas. Pero ya cuando usted llega a Apocalipsis 11: 19 que se abre el templo celestial, de ahí en adelante comienza a hablar de los eventos finales: del juicio investigador de Apoc 11: 19, de la bestia de Apoc. 13: 1-10, el falso profeta de Apoc. 13: 11-18, la marca de la bestia, del mensaje de los 3 ángeles de Apoc. 14: 6-12, de las plagas de Apoc. 15-16.
En el mismo centro de Apocalipsis se encuentra el librito dulce y amargo. Esos eventos finales están en el centro del libro.

La primera mitad es de énfasis histórico.
En el mismo centro está el inicio del juicio investigador. El resto del libro describe la crisis final: las plagas, el cierre de la gracia, la 2da venida de Cristo, el milenio y la tierra nueva.

12 - El libro de Apocalipsis es el testimonio de Jesús.
¿Saben ustedes que Juan tenía el testimonio de Jesucristo?
Vayamos a Apoc. 1: 9:
“Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.”

Apoc. 22: 16:
“Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.”

13 - ¿Trató Satanás de matar a Juan antes de que escribiera Apocalipsis? Si.

Vea Hechos de los Apóstoles, Pág. 455:
“Juan fue llamado a Roma para ser juzgado por su fe. Allí, delante de las autoridades, las doctrinas del apóstol fueron expuestas erróneamente. Testigos falsos le acusaron de enseñar herejías sediciosas, con la esperanza de conseguir la muerte del discípulo.
“Juan se defendió de una manera clara y convincente, y con tal sencillez y candor que sus palabras tuvieron un efecto poderoso. Sus oyentes quedaron atónitos ante su sabiduría y elocuencia. Pero cuanto más convincente era su testimonio, tanto mayor era el odio de sus opositores. El emperador Domiciano estaba lleno de ira. No podía refutar los razonamientos del fiel abogado de Cristo, ni competir con el poder que acompañaba su exposición de la verdad; pero se propuso hacer callar su voz.
“Juan fue echado en una caldera de aceite hirviente; pero el Señor preservó la vida de su fiel siervo, así como protegió a los tres hebreos en el horno de fuego. Mientras se pronunciaban las palabras: Así perezcan todos los que creen en ese engañador, Jesucristo de Nazaret, Juan declaró: Mi Maestro se sometió pacientemente a todo lo que hicieron Satanás y sus ángeles para humillarlo y torturarlo. Dio su vida para salvar al mundo. Me siento honrado de que se me permita sufrir por su causa. Soy un hombre débil y pecador. Solamente Cristo fue santo, inocente e inmaculado. No cometió pecado, ni fue hallado engaño en su boca.
“Estas palabras tuvieron su influencia, y Juan fue retirado de la caldera por los mismos hombres que lo habían echado en ella.
“Nuevamente la mano de la persecución cayó pesadamente sobre el apóstol. Por decreto del emperador, fue desterrado a la isla de Patmos, condenado "por la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo." (Apoc. 1: 9.) Sus enemigos pensaron que allí no se haría sentir más su influencia, y que finalmente moriría de penurias y angustia.
“Patmos, una isla árida y rocosa del mar Egeo, había sido escogida por las autoridades romanas para desterrar allí a los criminales; pero para el siervo de Dios esa lóbrega residencia llegó a ser la puerta del cielo. Allí, alejado de las bulliciosas actividades de la vida, y de sus intensas labores de años anteriores, disfrutó de la compañía de Dios, de Cristo y de los ángeles del cielo, y de ellos recibió instrucciones para guiar a la iglesia de todo tiempo futuro. Le fueron bosquejados los acontecimientos que se verificarían en las últimas escenas de la historia del mundo; y allí escribió las visiones que recibió de Dios. Cuando su voz no pudiera testificar más de Aquel a quien amó y sirvió, los mensajes que se le dieron en aquella costa estéril iban a alumbrar como una lámpara encendida, anunciando el seguro propósito del Señor acerca de cada nación de la tierra.”

Teniendo esto en mente hablemos del otro libro que Satanás más odia.

¿Saben ustedes que la primera edición del Conflicto de los Siglos no es el que tenemos ahora, sino que fue una porción del libro Primero Escritos?
Si ustedes leen el libro de Primeros Escritos van a encontrar en que una vez en cada página aparecen las palabras: “vi”, “oí”, “me fue mostrado”.
Otra cosa interesante que vana a ver es que en varias ocasiones la escritora fue transportada a otro sitio. Es más, fue transportada al cielo, como Juan, y era tan real para ella como para Juan, que le rogaba al ángel que no la hiciera regresar.

El ángel la transportaba a muchos sitios.
También ella tenía su ángel acompañante, y en ocasiones entablaba un dialogo con su ángel y le hacía preguntas.

Por ejemplo, vea Primeros Escritos, Págs. 54-56:
“Vi un trono, y sobre él se sentaban el Padre y el Hijo. Me fijé en el rostro de Jesús y admiré su hermosa persona. No pude contemplar la persona del Padre, pues le cubría una nube de gloriosa luz. Pregunté a Jesús si su Padre tenía forma como él. Dijo que la tenía, pero que yo no podría contemplarla, porque, dijo: "Si llegases a contemplar la gloria de su persona, dejarías de existir." Delante, del trono vi al pueblo adventista -la iglesia y el mundo. Vi dos compañías, la una postrada ante el trono, profundamente interesada mientras que la otra no manifestaba interés y permanecía de pie, indiferente. Los que estaban postrados delante del trono elevaban sus oraciones a Dios y miraban a Jesús; miraba él entonces a su Padre, y parecía interceder para con él. Una luz se transmitía del Padre al Hijo y de éste a la compañía que oraba. Entonces vi que una luz excesivamente brillante procedía del Padre hacia el Hijo, y desde el Hijo ondeaba sobre el pueblo que estaba delante del trono. Pero pocos recibían esta gran luz. Muchos salían de debajo de ella y la resistían inmediatamente; otros eran descuidados y no apreciaban la luz, y ésta se alejaba de ellos. Algunos la apreciaban, 55 y se acercaban para postrarse con la pequeña compañía que oraba. Esta recibía la luz y se regocijaba en ella, y sus rostros brillaban con su gloria.
“Vi al Padre levantarse del trono,* y en un carro de llamas entró en el lugar santísimo, al interior del velo, y se sentó. Entonces Jesús se levantó del trono, y la mayoría de los que estaban prosternados se levantó con él. No vi un solo rayo de luz pasar de Jesús a la multitud indiferente después que él se levantó, y esa multitud fue dejada en perfectas tinieblas. Los que se levantaron cuando se levantó Jesús, tenían los ojos fijos en él mientras se alejaba del trono y los conducía un trecho. Alzó entonces su brazo derecho, y oímos su hermosa voz decir: "Aguardad aquí; voy a mi Padre para recibir el reino; mantened vuestras vestiduras inmaculadas, y dentro de poco volveré de las bodas y os recibiré a mí mismo."
“Después de eso, un carro de nubes, cuyas ruedas eran como llamas de fuego, llegó rodeado de ángeles, adonde estaba Jesús. El entró en el carro y fue llevado al lugar santísimo, donde el Padre estaba sentado. Allí contemplé a Jesús, el gran Sumo sacerdote, de pie delante del Padre. En la orla de su vestidura había una campana y una granada; luego otra campana y otra granada. Los que se levantaron con Jesús elevaban su fe hacia él en el lugar santísimo, y rogaban: "Padre mí danos tu Espíritu." Entonces Jesús soplaba sobre ellos el Espíritu Santo. En ese aliento había luz, poder y mucho amor, gozo y paz.
“Me di vuelta para mirar la compañía que seguía postrada delante del trono y no sabia que Jesús la había dejado. Satanás parecia estar al lado del trono, procurando llevar adelante la obra de Dios. Vi a la compañía alzar las miradas hacia el trono, y orar: "Padre, danos tu Espíritu." Satanás soplaba entonces sobre ella una influencia impía; en ella 56 había luz y mucho poder, pero nada de dulce amor, gozo ni paz. El objeto de Satanás era mantenerla engañada, arrastrarla hacia atrás y seducir a los hijos de Dios.”

Igualmente estando en visión el ángel le decía: “escribe”. El espíritu de profecía que fue dado especialmente a la iglesia.
Habiendo tenido la pluma inspirada las mismas formas de recibir los mensajes como Juan: ella estaba en visión, escribía las visiones, tenía un ángel acompañante, le preguntaba al ángel, le preguntaba a Jesús, era transportada a otros mundos, tomaba citas del AT, tomadas también citas del NT, así como de escritores no inspirados, sin embargo, teniendo todas estas características semejantes a las que recibió Juan, hoy se le acusa de plagiaria, de robo literario, de haber tomado citas de otros autores y la incorporaba en sus libros.

Si ustedes miran el índice del Conflicto de los Siglos van a ver que ella usa profusamente citas del AT y del NT, así como otros autores no inspirados.
Si Juan pudo tomar prestado citas de autores no inspirados, ¿Por quéel Espíritu de Profecía no pudo tomar prestado citas no inspiradas para incluirlas en sus escritos? ¿Por qué no pudo tomar prestado de historiadores y de otras fuentes?

Un profeta no tiene que ser original para ser un profeta. Dios le da al profeta selectividad divina donde puede escoger en otras fuentes lo que es útil, porque Dios no dictó el mensaje, Dios le mostró a Juan visiones y luego le dijo: “Escribe lo que yo te he mostrado y hazlo en leguaje humano”. Y mientras él escribía, el Espíritu Santo le recodaba lo revelado en visión.

En las primeras ediciones del Conflicto de los Siglos: Primeros Escritos, El Espíritu de Profecía, tomo 3; no le da crédito a ningún autor. Y algunos la criticaban por eso. Tampoco Juan daba crédito de ningún autor. El tomaba las citas y las incluía en su libro, porque la verdad es propiedad de Dios, no de ningún escritor.
En el Conflicto de los Siglos ella da citas porque la presionaron, pero en las demás no da crédito de ningún autor.
El Conflicto de los Siglos es el comentario del libro de Apocalipsis.
El Apocalipsis habla en símbolo; el Conflicto de los Siglos no habla en símbolo, sino que ella allí interpreta los símbolos.
Ejemplo:
Apocalipsis dice bestia, el Espíritu de Profecía dice papado.
Apocalipsis dice otra bestia, el Espíritu de Profecía dice protestantismo apóstata.
Apocalipsis dice vino, el Espíritu de Profecía dice falsas doctrinas.
Apocalipsis dice sello de Dios, el Espíritu de Profecía dice sábado.
Apocalipsis dice marca de la bestia, el Espíritu de Profecía dice domingo.
Apocalipsis dice 2 testigos, el Espíritu de Profecía dice AT y NT.
Apocalipsis dice de secó el Eufrates, el Espíritu de Profecía dice pérdida del apoyo al papado.
Apocalipsis dice 1260 días, el Espíritu de Profecía dice 1260 años.
Apocalipsis dice el diablo fue atado, el Espíritu de Profecía dice porque no podía engañar.
El Conflicto de los Siglos es el comentario de Apocalipsis en lenguaje literal para todos puedan comprender.
Ella tomó el cemento de una fuente, los blocks de otra fuente, los clavos de otra fuente, pero la organización convirtiendo una obra maestra.

¿Cuál es el tema central del Conflicto de los Siglos? La gran controversia entre Cristo y Satanás. Refleja las mismas características de Apocalipsis.
Ambos libros tienen el mismo tema central.
El libro de Apocalipsis tiene 22 capítulos.
El Conflicto de los Siglos tiene 728 páginas, pero su tema central es el mismo.
La primera mitad del Conflicto de los Siglos es historia.
La segunda del Conflicto de los Siglos es profecía.
En el centro del Conflicto de los Siglos está la experiencia del librito dulce y amargo. Está desde la págs 317-408, igual que en el libro de Apocalipsis.
No sólo eso sino que desde la págs 409-491 ella habla del juicio investigador. Lo mismo que Apoc. 11: 19.
Allí introduce ella en el centro del Conflicto de los Siglos el levantamiento del dragón, la bestia y el falso profeta, y cuando se proclamaron por primera vez el mensaje de los 3 ángeles. Y luego en el resto del libro comenta la crisis final, el cierre de gracia, las plagas, la 2da venida, el milenio, la tierra nueva, igual que en Apocalipsis.

¿Tenía el Espíritu de Profecía el testimonio de Jesucristo?
Apoc. 12: 17:
“Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.”

¿Tendrá la iglesia al final este don tuvo Juan? Sí.
¿Trató Satanás de matar al Espíritu de Profecía antes de escribir el Conflicto de los Siglos? Sí.
El 14/3/1858 El Espíritu de Profecía tuvo su famosa visión en Ohio, sobre el Conflicto de los Siglos la cual duró 2 horas, y vio los rasgos generales del Conflicto de los Siglos que se describe en Apocalipsis.

Ese día viajaba con su esposo en el tren desde Ohio hacia Battle Creek y decidieron parar en la ciudad de Jackson, Michigan, y allí de repente quedó completamente paralizada del lado derecho y no podía hablar y con mucha oración ella pudo describir al principio una página cada 3 días, y con el transcurso del tiempo fue recuperado la fluidez de escribir.
Meses después el Señor le mostró que era la intención de Satanás de matarla, en la casa de la familia Palmer, en Jackson, Michigan; pero Dios lo preservó su vida para que pueda escribir el Conflicto de los Siglos.
Por eso digo que Satanás odia esos 2 libros:
El Apocalipsis y el Conflicto de los Siglos.
Es tiempo de leerlo y distribuirlo, ya que el papado y protestantismo apostata están creciendo.
¿Qué vamos a hacer? ¿Todavía no es tiempo de ofender a la gente?
Es tiempo de enseñar estas cosas, porque seremos responsables de la sangre de los que se pierdan porque no fueron amonestados con estas verdades.

Vamos a ver algunos símbolos: los sellos.
Si ustedes leen la parte histórica del Conflicto de los Siglos van a ver que los títulos de los capítulos siguen el orden de los sellos.
La iglesia que sale victoriosa para vencer se encuentra en el libro Hechos de los Apóstoles.
Luego encuentra el capítulo “La Fe de los mártires”, ahí está el caballo rojo.
Luego el siguiente capitulo “Una era de tinieblas espirituales” ahí está el caballo negro.
Y luego en seguida habla del levantamiento del hombre de pecado, que mata los mártires y los mártires que claman a Dios.
Ella no cita los versículos de los 7 sellos, pero uno sabe por la secuencia de la historia de la iglesia.
Lean el Conflicto de los Siglos a la luz del libro de Apocalipsis y van a descubrir grandes, mensajes de Dios.

¿No es maravilloso este don que Dios nos ha concedido?
Estudiémoslos, vivámoslo y proclamémoslos con poder al mundo que perece.

Que Dios nos bendiga.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates