Social Icons

18 de febrero de 2010

Tiempos Difíciles

Nosotros todos estamos alertados que el reloj profético está marcando su tictac. Con los desafíos económicos y las amenazas del desastre del calentamiento global diariamente asaltando nuestros sentidos, no es ninguna sorpresa que estemos hablando del gran dilema acerca del “fin de los tiempos”.
Tenemos un incremento de números de mensajes preguntando como pensamos en prepararnos para los últimos días; debemos nosotros de comenzar a almacenar comida y provisiones, debemos de cambiarnos de ciudades, debemos de obtener nuestros pasajes para Israel, debemos de preparar nuestras casas con seguridad, o ¿hacer planes de encontrarnos con otros creyentes a un lugar designado? Todas estas preguntas son validas y preocupantes. Yo estoy regularmente reflexionando en la mejor manera de preparar a mi familia para lo que seguramente viene sobre nosotros. He estado orando ardientemente por la sabiduría en este asunto. A través del estudio y oraciones he llegado a la conclusión que lo primero que debemos de preparar son nuestros corazones.
Después de la caída del hombre, la Tora declara un juzgamiento profundo sobre el Corazón del hombre.
Y YHWH miro que la malicia de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del Corazón de ellos era de continuo solamente el mal. (Génesis 6:5 VRS) Esta declaración es confirmada por un Segundo testigo del profeta Jeremías. ¿Engañoso es el Corazón más que todas las cosas, y perverso; quien lo conocerá? (Jeremías 17:9 VRS). Yashua simplemente confirma que la fuente de la maldad en el mundo está en la caída y la corrupción de los corazones en la humanidad.
Más lo que sale de la boca, del Corazón sale; y esto contamina al hombre. 19 Porque del Corazón salen los malos pensamientos, muertes, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemias:
(Mateo 15:18-19 VRS) Aquí nosotros notamos los pensamientos malvados, asesinatos, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testigos, y blasfemias son síntomas de una gran crisis, una crisis de el Corazón. Está claro que la (caída) natural de los corazones humanos es la raíz y la fuente de toda la maldad. Es esta caída del corazón del hombre que está detrás de los que más están sufriendo de la gran tribulación.
Nosotros tal vez tengamos toda la comida, las habilidades para sobrevivir, equipos, plan de escape y armas que necesitamos para protegernos y proveer para nosotros mismos y nuestra familias en el tiempo de la tribulación, pero si nuestros corazones no está preparado nosotros usaremos todo lo que YHWH nos a confiado a nosotros para servirle solo nosotros. Seguramente tal egoísmo y no compartir solo provoca a los celos y la violencia. Al final, nosotros tal vez estemos vivos, pero todavía tenemos que enfrentar el juzgamiento. ¿Y piensas esto, oh hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas, y haces
las mismas, que tú escaparas del juicio de Dios? 4 ¿o menosprecias las riquezas de su benignidad, y paciencia, y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía a arrepentimiento? 5 Más por tu dureza, y por tu Corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de las manifestación del justo juicio de Dios; 6 El cual pagara a cada uno conforme a sus obras; (Romanos 2:3-6 VRS) Si nosotros actuamos como el mundo entonces debemos de ser juzgados con el mundo. De que sirven nuestras habilidades de sobrevivencia a nosotros antes del trono del Mesías? Tal vez esto es lo que quería decir el Apóstol Shaul cuando escribió, Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo caridad, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. 2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia; y si tuviese toda la fe, de tal manera que traspasase los montes, y no tengo caridad, nada soy. 3 Y si repartiese toda mi hacienda para dar de comer a pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo caridad, de nada me sirve. (1 Corintios 13:1-3 VRS)
Podemos notar aquí, que contrario a lo que la iglesia a enseñado por años, no seremos juzgados basados en las creencias de nuestros corazones, pero, si lo que hemos hecho con nuestras vidas. Como para retribuir, como para retornar ira a sus enemigos, y dar el pago a sus adversarios; el pago dará a las islas. (Isaías 59:18 VRS) Porque se servirán también de ellos muchas gentes, y reyes grandes; y yo les pagare conforme a sus hechos, y conforme a la obra de sus manos. (Jeremías 25:14 VRS) Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagara a cada uno conforme a sus obras. (Mateo 16:27 VRS)
Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, el cual es de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. (Apocalipsis 20:12 VRS)
Vamos a enfatizar que este trabajo el cual esta originado en el Corazón del hombre. YHWH busca en el corazón pero el juzga el trabajo que emana desde allí. Yo el SEÑOR, que escudriño el Corazón, que pruebo los riñones, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. (Jeremías 17:10 VRS)
Y matare a sus hijos con muerte; y todas las Iglesias sabrán que yo soy el que escudriño los riñones y los corazones; y daré a cada uno de vosotros según sus obras. (Apocalipsis 2:23 VRS) Si dijeres; ciertamente no lo supimos; ¿no lo entenderá el que pesa los corazones? El que mira por tu alma, ¿el lo conocerá, y dará al hombre según sus obras? (Proverbios 24:12 VRS)
Claramente, si queremos estar preparados para el “Día de YHWH” debemos de comenzar ahora a orar con los salmos, Crea en mi un Corazón limpio, Oh Dios; y renueva un correcto espíritu dentro de mí.
(Salmos 51:10 VRS) Si eliminamos la escoria de nuestros corazones entonces las palabras y las obras que emanan de el serán una delicia para aquel que juzga con justicia. No es nuestra mundana provisión que vernos a través de los terribles días que se avecinan, pero el espíritu santo es el que permanece en nuestras vidas. Debemos, por lo tanto aferrarnos a la promesa de YHWH, Esparciré sobre vosotros agua limpia y seréis purificados de todas vuestras impurezas, y de todos vuestros ídolos os limpiare. 26 Os daré un Corazón Nuevo y pondré un espíritu Nuevo dentro de vosotros. Quitare de vosotros el Corazón de piedra y os daré un Corazón de carne. 27 Pondré dentro de vosotros mi espíritu, y hare que andéis en mis estatutos y que guardéis mis preceptos y los pongáis por obra. (Ezequiel 36:25-27 VRS)
Cuando el Espíritu de YASHUA nos concede un corazón a hacer la Tora debemos de encontrar que la Tora propia se vuelve para nosotros una cobertura de protección.
Si, es importante para nosotros hacer provisiones para nosotros y nuestras familias para los tiempos difíciles que vienen, pero no debemos olvidar las palabras de YASHUA, Porque, ¿de que le aprovechara al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? (Marcos 8:36 VRS) Debemos de recordar que lo primero es lo primero y preguntar a YHWH que nos conceda su gracia a preparar nuestros corazones para el gran terrible día que está por venir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates