El Inicio Del Conflicto



El Calendario Judío

Los Meses

En el calendario judío, hoy es el 6º día del mes de Adary este año, es el "primer Adar" o "Adar Aleph", debido a que es un año bisiesto. El mes es seguido por el  "Adar Beth" o "Ve-Adar" ("y-Adar"), el segundo Adar, un mes extra añadido de vez en cuando.
 Por eso es el año 5760 y más tarde conocerá como se sabe por ese número si es un año bisiesto o no. Por supuesto, tenga en cuenta que el calendario judío sigue a la Luna: "Rosh Chodesh," ("principio del mes"), el primer día del mes siempre cae en la Luna Nueva, el momento en que la posición de la Luna en el cielo transcurre por la del Sol. Después de esto podemos ver una Luna creciente, justo después del ocaso.
 La Luna necesita algo más de 27 días para trasladarse alrededor nuestro, pero entretanto el Sol también cambia su posición en el cielo; cada año circunvala completamente el cielo. Luego la Luna necesita unos 2 días más en alcanzar al Sol y eso ocurre en 29 días, 12 horas, y 44 minutos y una fracción, para ir desde una Luna nueva a la siguiente.
 Así la mayoría de los mese judíos alternan entre 29 y 30 días, el primer Adar, 30 días, el segundo Adar, 29, Nissan, 30, Iyar, 29, Sivan, 30 y así sucesivamente, excepto Cheshvan y Kislev, en el otoño, que se ajustan teniendo en cuenta los 44 minutos y también otros ajustes.
 Un ajuste importante de este tipo se aplica sobre el día de año nuevo, que se conoce como Rosh Hashanah ('principio del año'), nunca debe caer en domingo, miércoles ni viernes. Este se hace para prevenir que se adelante el Yom Kippur ("día de la expiación"), que es 10 días más tarde, para que no caiga junto al sabbath, porque dos días de descanso consecutivos podrían dificultar la correcta celebración de ambos, y también para evitar que el sabbath caiga en otro festivo que existe posteriormente en ese mes. De tal forma que, aunque parezca extraño debido a estos ajustes, el Rosh Hashanah con frecuencia NO cae en luna nueva. ¡Este es precio que hay que pagar por los festivos!
 Existe una música extraña en los nombres de los meses judíos--Adar, Nissan, Iyar, Sivan, Tamuz, Av, Elul, Tishrey, Cheshvan, Kislev, Tevet, Shvat, las palabras tienen un sonido antiguo, claramente no hebreo. Y de hecho no son hebreas sino babilonias, de la tierra natal de Abraham. (Asimismo, las que llamamos "letras hebreas" son también babilonias, tomadas durante el exilio babilonio; los judíos, en los tiempos del Primer Templo, usaban un alfabeto completamente diferente.)
 Si tiene en cuenta que los babilonios tenían una predilección especial por el sonido "U", encontrará que los nombres babilonios son muy similares :
Nisanu    Tashritu
    Ayaru    Arach-Samna
    Simanu     Kislimu
    Du'uzu    Shabatu
    Abu    Tebetu
    Ululu    Adaru
Advertirá algunas diferencias: "Shabatu" va antes que "Tebetu", mientras que en el calendario judío actual, Tevet va primero y Shvat después. En los tres nombres que contienen la letra "m", en el calendario judío se reemplaza por la "v" (o "w"), "Du'uzu" es ahora Tamuz, el nombre del dios de la primavera (posteriormente conocido como Adonis) y "Arach-samna" se convierte en "Marcheshvan" o abreviado "Cheshvan" . 

El Comienzo del Año

¿Cuando comienza el año judío? La tradición, en esto, ha sido algo ambiguaRosh Hashanah, el día del Año Nuevo judío, se celebra el primer día de Tishrey, pero la Biblia nunca lo llama "Rosh Hashanah," siempre es "Yom Hazikaron," el día del recuerdo. Y en la cronología bíblica, no es (como se podría pensar) el primer día del primer mes, sino que es el primer día del séptimo mes, contando Nissan como el primero. De hecho, ninguno de estos nombres antiguos está en la Biblia, todos se han heredado por tradición oral. La Biblia solo usa números, primer mes, segundo mes y así sucesivamente, tal vez asegurando que el mes de la Pascua fuera siempre el primero.
 Según la escrituras, esta renumeración fue hecha en memoria del éxodo de Egipto. Al comienzo del capítulo 12 del Libro del Éxodo, se puede encontrar: "Este mes será para vosotros el comienzo de los meses; será el primero de los meses del año ."
Bien, quizá. Pero es interesante saber que el calendario babilonio tenía la misma ambigüedad. Allí también dos meses servían como pivotes, Nissan y Tishrey. Quizás uno era el comienzo del año religioso y el otro el del año impositivo, dado que en el mes de Nissan comenzaba la recogida y en el de Tishrey la cosecha estaba toda hecha, quizás databan a períodos o localidades diferentes o quizás el año estaba dividido en dos partes de 6 meses. Solo se puede especular.

Siguiendo con el Sol y la Luna

Si el calendario siguiese solo a la Luna, pronto estaría fuera del ritmo de la estaciones, ya que estas siguen el ciclo del Sol, las festividades se desplazarían y podría celebrarse la Pascua en el otoño, el Rosh Hashanah (Año Nuevo) en la primavera o el Chanukkah en el verano. Esto es lo que ocurre en elCalendario Musulmán, que solo sigue a la Luna. Consideremos el mes de Ramadan, cuando los fieles musulmanes ayunan desde el amanecer al ocaso. Este año el Ramadan cae al comienzo del invierno, la mejor época, debido a que los días son más cortos y las noches son largas, sus ayunos son también menores y no se encuentran sedientos por el calor. Pero vayamos a dentro de 15 años. En ese momento el Ramadan se habrá trasladado al verano, cuando los días son más largos, el calor te hace estar muy sediento (especialmente en países como Arabia y Egipto), y ayunar todo el día es una experiencia mucho más dura.
 Pero los antiguos babilonios encontraron la forma de seguir al Sol y la Luna. Sus sacerdotes fueron excelentes astrónomos, ayudados, sin duda, por los cielos claros de un país situado en el borde del desierto.

    (Por cierto, el sabio talmúdico judío Mar Shmuel, que vivió en Babilonia en el siglo III, fue también un experto astrónomo. Solía decir " Estoy tan familiarizado con las sendas de los cielos como lo estoy con las sendas de [mi ciudad natal] Nehard'a, menos con la estrella-cometa, que no se lo que es.")
En el siglo IX a.C., después de siglos de observaciones los astrónomos babilonios sacaron la conclusión de que en un ciclo de 19 años de 12 mese lunares cada uno, si se añadían 7 mese más, se volvía casi exactamente a la misma estación.  A este sistema se le conoce hoy en día como el ciclo Metónico, debido a que fue el astrónomo griego Meton el que lo introdujo en Atenas en el año 432 a.C. Sin embargo, los babilonios ya lo conocían al menos 400 años antes. Los chinos también han usado este sistema y el calendario judío hace lo mismo.
 Luego, ¿como saber que año tiene un segundo mes de Adar? Simple: en cada ciclo de 19 años, los años 3, 6, 8, 11, 14, 17 y 19 son años bisiestos. Esta secuencia de 19 años es conocida como el "machzor," que significa "ciclo" en hebreo. En el calendario universal estamos ahora en el Y2K (Año 2000), un año especial de milenio, pero aún recuerdo que en 1940 ó 1941, cuando tenía 9 años de edad, el maestro nos decía que el año 5700 era especial, debido a que marcaba con exactitud 300 ciclos desde la creación del mundo, de acuerdo con el calendario judío.
 Así, 3 veces 19 es 57, 300 veces 19 es 5700 y el año 5757 completará 303 ciclos. Ahora estamos en el año 5760, 3 años dentro del ciclo número 304, por lo que, con la regla que asigna meses extra a los años 3, 6, 8, 11, 14, 17 y 19, es un año bisiesto. Y el mes adicional es Adar, debido a que es el mes 12º y último. Los antiguos babilonios también añadían un 2º Adaru, aunque a veces añadirán en su lugar un 2º "Ululu" justo antes del día que comenzaba el Rosh Hashanah (Año Nuevo).
 Podríamos seguir sin parar. Los babilonios no tenían un sabbath (día de descanso), pero preferían no trabajar los días 7º, 14º, 21º y 28º del mes, debido a que pensaban que eran días desafortunados. ¿Existe relación? ¡Quién sabe!



¿CUANTOS ESTARÁN EN LA SANTA CIUDAD?


"El lenguaje humano no alcanza describir la recompensa de los justos. Sólo la conocerán quienes la contemplen. Ninguna inteligencia limitada puede compensar la gloria del paraíso de Dios." (EGW, Eventos de los Ultimos Días, 291).
Condición física de la Tierra Nueva:
Apoc. 21: 16 (El lado es de 375 millas. 375 millas²=140625 millas x 1.609 Kms= 226, 265 Kms²).
La ciudad tendría un perímetro de 2413 Km. Como es cuadrada, tiene 603 Km. por cada muralla; Es decir, tendrá una superficie 226265 Km², sólo en la Santa Ciudad.
Ud. preguntará ¿Cuántas personas caben en 226, 265 Km²?
Apoc. 7: 9 dice que la multitud de salvados era tan grande que Juan no la pudo contar. Midiendo su tamaño, en la Santa Ciudad caben cómodamente 39 mil Millones de personas (39, 000, 000, 000).
Cada año la población mundial aumenta en 94 millones de habitantes.
Año 1994: había 5, 660 millones de personas. Año 1998: 6 mil millones. Año 2050: habrá 10 mil millones (Listín Diario 18/ 8/ 90, pág. 1).
Los estadígrafos estiman que en 6 mil años que tiene la historia humana, ha habido 70 mil Millones de personas, y actualmente hay 5500 Millones de habitantes en el mundo. En la Tierra Nueva habrá 6 veces la cantidad de redimidos que la población actual.
Veamos las condiciones que existirán en la Tierra Nueva:

· La estatura en la Resurrección: Págs. 293: 2; 295: 4 (1 Cor. 15: 51, 52). "Todos salen de sus tumbas de igual estatura que cuando en ellas fueron depositados...los redimidos crecerán hasta alcanzar la estatura perfecta de la raza humana en su gloria primitiva."

"Cuando Adán salió de la mano de su Creador, era de noble estatura y de hermosa simetría. Era más que el doble de alto que los hombres que ahora viven en la tierra, y era bien proporcionado. Sus rasgos eran perfectos y hermosos. Su complexión no era blanca ni amarillenta, sino vigorosa, resplandeciente con el rico tinte de la salud. Eva no era tan alta como Adán. Su cabeza llegaba un poco por encima de los hombros de su compañero. Ella también era noble, perfecta en simetría y muy hermosa."

· La identidad de los Redimidos: Págs. 295: 1 (1 Cor. 13: 12). "La resurrección de Cristo fue una figura de la resurrección final de todos los que duermen en él. El semblante del Salvador resucitado, sus modales y su habla eran familiares para sus discípulos. Así como Jesús resucito de los muertos, han de resucitar los que duermen en él. Conoceremos a nuestros amigos como los discípulos conocieron a Jesús. Pueden haber estado deformados, enfermos o desfigurados en esta vida mortal, y levantarse con perfecta salud y simetría; sin embargo, en el cuerpo glorificado su identidad será perfectamente conservada".

· Conoceremos a nuestro Angel: Págs. 302: 2, 3 (Mt. 24: 31). "Todo redimido comprenderá la obra de los ángeles en su propia vida. ¡Qué sensación le producirá conversar con el ángel que fue su guardián desde el primer momento; que vigiló sus pasos y cubrió su cabeza en el día de peligro; que estuvo con él en el valle de la sombra de muerte, que señaló su lugar de descanso y que fue el primero en saludarle en la mañana de resurrección."
"De qué peligros, vistos o no vistos, hayamos sido salvados por la intervención de los ángeles, no lo sabremos nunca hasta que a la luz de la eternidad veamos las providencias de Dios."
· Los fracasos en esta vida serán explicados: Págs. 306: 5; 307: 2 (Heb. 12: 11; Rom. 8: 18). "Entonces serán esclarecidas todas las perplejidades de la vida. Donde a nosotros nos pareció ver sólo confusión y chasco, propósitos quebrantados y planes desbaratados, se verá un propósito grande, dominante, victorioso y una armonía divina".

"Todo lo que nos dejó perplejos en las providencias de Dios quedará aclarado en el mundo venidero. Las cosas difíciles de entender hallarán entonces su explicación. Los misterios de la gracia nos serán revelados. Donde nuestras mentes finitas discernían solamente confusión y promesas quebrantadas, veremos la más perfecta y hermosa armonía. Sabremos que el amor infinito ordenó los incidentes que nos parecieron más penosos. A medida que comprendamos el tierno cuidado de Aquel que hace que todas las cosas obren conjuntamente para nuestro bien, nos regocijaremos con gozo inefable y rebosante gloria."
· Los estudios: Págs. 304: 5; 305: 1 (Dn. 12: 3) (Apoc. 14: 3).

"¡Qué campo se abrirá allí a nuestro estudio cuando se quite el velo que oscurece nuestra vista y nuestros ojos contemplen ese mundo de belleza el cual ahora tenemos vislumbres por medio del microscopio; cuando contemplemos las glorias de los cielos estudiados ahora por medio del telescopio; cuando, borrada la mancha del pecado, toda la tierra aparezca en "la hermosura de Jehová nuestro Dios"! Allí el estudiante de ciencia podrá leer los informes de la creación, sin hallar señales de la ley del mal. Escuchará la música de las voces de la naturaleza y no descubrirá ninguna nota de llanto ni voz de dolor."

"Todos los tesoros del universo serán abiertos al estudio de los hijos de Dios. Entraremos con inefable deleite en el gozo y en la sabiduría de los seres no caídos. Compartiremos los tesoros ganados durante siglos y siglos pasados en la contemplación de la obra de Dios".

· Los paseos: Págs. 305: 2, 3 (Is. 66: 23; Apoc. 14: 4 [2da. Parte]). {Nuestra galaxia "La Vía Láctea", tiene 100 mil millones de estrellas, y el universo conocido, según los astrónomos tiene por lo menos mil millones de galaxias} {La esperanza para el planeta tierra, pág. 15).

"Libres de las cadenas de la mortalidad, se lanzan en incansable vuelo hacia los lejanos mundos -mundos a los cuales el espectáculo de las miserias humanas causaba estremecimientos de dolor, y que entonaban cantos de alegría al tener noticias de un alma redimida... Con visión clara consideran la magnificencia de la creación-soles y estrellas y sistemas planetarios que en el orden a ellos asignado circuyen el trono de la Divinidad. El nombre del Creador se encuentra escrito en todas las cosas, desde las más pequeñas hasta las más grandes, y en todas ellas se ostenta la riqueza de su poder."

"La multitud de los redimidos viajará de un mundo a otro, y mucho de su tiempo será empleado en escudriñar los misterios de la redención."


· La vida social: (Is. 35: 10). "Una rica onda de felicidad se extenderá y será más profunda a medida que avance la eternidad" (9 T. 286). Los imbéciles, ver pág. 297: 4, 298 (Ev. U. Días). "Con respecto al caso de A, usted lo ve como es ahora y deplora su simplicidad. No tiene conciencia de pecado. La gracia de Dios quitará toda esta imbecilidad hereditaria, transmitida, y él tendrá una herencia entre los santos en luz. Dios le ha dado a usted uso de razón. A es un niño en cuanto a la capacidad de razonamiento se refiere, pero tiene la sumisión y la obediencia de un niño.
· La adoración: (Apoc. 4: 8). "Nadie necesitará ni deseará descanso. No habrá quien se canse haciendo la voluntad de Dios ni ofreciendo alabanza a su Nombre."


¿Se imaginan 39 mil millones de redimidos cantando alabanzas al Señor, todos al mismo tiempo?
Ese es el ruido de muchas aguas y como de un gran trueno que Juan registra en Apoc. 14: 2. Es el ruido de las alabanzas de 39 mil millones de voces perfectas, con las cuerdas vocales creadas para las alabanzas al Señor, como lo expresa el salmista David en Sal. 126: 2 "Entonces nuestra boca se llenará de risa, y nuestra lengua de alabanza." "Bienaventurados los que habitan en tu casa, perpetuamente te alabarán" (Sal. 84: 4).

¿Cuál será nuestro mayor gozo?
Apoc. 22: 4.

"El pueblo de Dios tiene el privilegio de tener comunión directa con el Padre y el Hijo. Le veremos cara a cara, sin velo que nos lo oculte." (Ev. U. Días, pág. 301: 3).
"Habrá una relación íntima y tierna entre Dios y los Santos resucitados" (Ibid).
Dicen los geólogos que antiguamente el mundo era un solo continente y que sucedió un cataclismo que afectó la corteza terrestre dividiendo la masa terrestre en varios continentes hasta hoy. Cuando Dios haga Cielos Nuevos y Nueva Tierra, otra vez seremos un sólo continente; no habrá mares que dividan las naciones de los redimidos. Entonces Dios trasladará su trono en esta tierra (Apoc. 22: 3).
"Bajo la luz que brilla del trono desaparecerán los misterios y el alma se llenará de asombro por la sencillez de las cosas que nunca antes fueron comprendidas" (JT3. 261).
Hermanos; ese lugar Dios lo está preparando para nosotros. (Ev. U. Días, pág. 299: 1, 2).
Moisés pudo apartarse de los placeres del pecado y de los "tesoros de los egipcios porque tenía puesta la mirada en el galardón" (Heb. 11: 26).
Hay que pensar más en el mundo futuro: (EGW, Ev. U. Días, pág. 288: 2).
"Cosas que ojo no vio, ni oreja oyó, ni han subido al pensamiento de hombre, son las cosas que Dios ha preparado para aquellos que le aman". (1 Cor. 2: 9).
Tenemos una cita con Dios, cuando haya Cielos Nuevos y Nueva Tierra. Dos mil años tiene Cristo orando por ese encuentro con su pueblo.
Jn. 17: 24.




¿Deseas estar allí?

¿Qué contamina al hombre? Mateo 15: 1-20


Mateo 15: 11: "No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre", ¿nos autoriza a comer de todo sin las restricciones señaladas en el Antiguo Testamento?

En primer lugar, observemos que Yashua llegó a esta declaración a fin de responder a una pregunta de unos escribas y fariseos: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan" (vers. 2). A esta pregunta Yashua respondió con otra (vers. 3), para hacerles notar que lo que contamina al hombre es la desobediencia a los mandamientos de YHWH, que ellos quebrantaban amparándose en sus tradiciones, y no un rito ceremonial como el de lavarse las manos (vers. 4-9).
Cuando los discípulos le preguntaron aparte qué quiso decir al afirmar que "no lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre" (vers. 10, 11), Jashua les explicó que la contaminación se producía primero en la mente, antes de realizarse la acción. Por eso, señaló como fundamental y primera causa de la contaminación los "malos pensamientos" que salen del corazón (ve
rs. 19).
Para responder la pregunta que se nos hizo, preguntamos lo siguiente: ¿No es un mal pensamiento proponernos comer lo que sabemos que es perjudicial para la salud? Por supuesto que sí. Dios nos señaló en su amor cuáles eran los animales impropios como alimento (Lev. 11). Nos dio un buen número de leyes higiénicas para preservarnos con salud, y nos explicó que si las obedecíamos "ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios, te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador" (Exo. 15: 26). Nos advirtió de los males del alcohol (Prov. 20: 1; 23: 29-32; 31: 4, 5). Nos enseñó que nuestros cuerpos son templo del Espíritu Santo "comprados por precio", aclarando que "si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es" (1 Cor. 6: 19, 20; 3: 16, 17). Hoy la ciencia médica aprueba todo eso y felizmente nos advierte de otros males que aparecieron después de los profetas y apóstoles, pero que destruyen definidamente la salud, como el tabaquismo, las bebidas estimulantes y las drogas.
Frente a todas estas observaciones tenemos que reconocer que cada vez que nos proponemos participar de algo que daña nuestro cuerpo, primero ha salido el "mal pensamiento" contaminador. Porque en verdad no nos contaminamos con las bebidas alcohólicas cuando entran por la boca, sino que ya estábamos contaminados cuando salió el mal pensamiento que las codició.

Hoy sabemos con certeza que las enfermedades que cobran más tributo en muertes prematuras, son las provocadas por una equivocada manera de alimentarnos: comidas impropias, bebidas alcohólicas, tabaco, bebidas estimulantes, drogas, etc. Todo esto está entre las causas principales de las enfermedades evitables, pero que sólo pueden ser provocadas por "los malos pensamientos" que nos inducen a usar lo que no conviene.

El Cuerno Pequeño

La Biblia y Halloween

¿Qué opina o qué dice YHWH en su Palabra acerca de Halloween?
Aunque no haya textos literales que prohíban esta celebración de Halloween por parte de la Biblia, sí existen textos los cuales sin lugar a dudas hacen referencia a no celebrar esta pagana festividad.
Ejemplos:
Jeremías 10:2 dice; “Así dijo Jehová: no aprendáis el camino de las naciones.” Las naciones que rodeaban al pueblo de Dios, Israel, eran pueblos de costumbres paganas que adoraban dioses paganos, los astros y los muertos. HASHEN le dijo a su pueblo “No aprendáis el camino de esas naciones” esto se refería a no seguir, imitar o adoptar sus costumbres, creencias y fiestas paganas. Esto es lo que realmente ha sucedido, que el pueblo de Puerto Rico ha aprendido a celebrar la festividad pagana de Halloween copiándolo de otras culturas y pueblos como aquellos Egipcios y habitantes de China, India, Irlanda, Inglaterra y Norte de Francia, incluyendo a los Romanos. Deuteronomio 18:9. 
Efesios 4:27 dice: “Ni deis lugar al diablo”. Aquellos que celebran a Halloween dan oportunidad a convertirse en víctimas de cualquier cosa negativa que esté relacionada con esta festividad. La protección de YHWH se aparta de aquellos que dan lugar al diablo. Razón tuvo Jesús al decir: “No tentarás al Señor tu ELOHIM” Mateo 4:7. Al participar de esta celebración somos responsables de las consecuencias, por darle lugar al diablo. 
Deuteronomio 7:26 dice: “y no traerás cosa abominable a tu casa. . . del todo la aborrecerás”. Si nuestro hogar ha sido dedicado al Señor no podemos participar de esta pagana celebración de Halloween. Muchos no salen esa noche a festejar, pero sí hacen fiestas de disfraces la noche de Halloween por cuestión de divertir a los niños dentro del hogar. Celebrar Halloween dentro de la casa o en la marquesina es traer cosa abominable ante los ojos de YHWH. 
2 Corintios 11:14 dice: “y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como Ángel de Luz”/. Halloween indiscutiblemente es un culto a los muertos. Es un ritual lleno de ocultismo, brujería y satanismo. Sin embargo, nuestra sociedad lo celebra y lo defiende y eso es precisamente lo que hace Satanás, disfrazar, hacer ver ese día como algo sano y divertido en donde su pasado no tiene nada que ver con su presente. Las consecuencias son negativas pero la festividad está disfrazada como un angelito de luz. Mientras muchos padres visten sus niños de diablos, brujas, duendes y monstruos, Satanás se disfraza como Ángel de Luz. 
2 Timoteo 3:15 dice: “y que desde la niñez has sabido las sagradas escrituras...” Algo que ha construido la celebración año por año de Halloween ha sido la enseñanza de los padres a los hijos de comprarles caretas y disfraces y acostumbrarlos a celebrar esta festividad como parte de nuestras fiestas de pueblo. En lugar de llevarlos a la iglesia y enseñarles la palabra de Dios le enseñan a celebrar a Halloween ¿Será este acaso el camino que YHWH quiere que los padres le enseñen a sus niños? Proverbios 22:6 
Efesios 5:11 dice: “y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino mas bien reprendedlas”. Halloween es una festividad pagana cuyos frutos son negativos. Crímenes, violencia, ocultismo, etc. Son parte de sus obras. Las tinieblas del mal arropan las calles y huestes espirituales de maldad incitan a toda clase de vandalismo. Nuestro deber como pueblo de YHWH, como creyentes que hemos sido redimidos por la sangre de Cristo, es no participar de estas obras de las tinieblas. Nuestro deber es reprender, reprender y reprender en el nombre poderoso de Jesucristo. Padres, no permitan que sus hijos, participen de Halloween cuya celebración ha traido tanto mal a nuestros hogares. Jóvenes, en Halloween no existe diversión como tal. Si participas de esto tarde o temprano el pecado te alcanzará. 
Efesios 6:11 dice: “Vestíos de toda la armadura de YHWH”. El cristiano, el creyente ya tiene su disfraz y es vestirse de toda la armadura de YHWH. Cambiemos esos disfraces de Halloween por la vestimenta de la armadura de Dios. 
Padres protejan a sus niños de esta maldad. Enséñeles la palabra de YHWH y no la celebración de Halloween.
Jóvenes, esa noche es peligrosa, no solo por el vandalismo reinante, sino porque puedes caer en las garras del mal y convertirte en una victima del crimen. Yashua te ama. ¡Cuídate!
Amigo, busca a YHEH y aléjate de esta festividad satánica. 

Muere una testigo de Jehová

La noticia ha salido publicada este día en El Economista de España, y ha logrado llegar a portada en Menéame.
Una testigo de Jehová, de 61 años, ha fallecido en Sevilla por negarse a recibir una transfusión de sangre tras sufrir un accidente de tráfico, lo que le produjo la muerte por hemorragia pese a haber sido intervenida a tiempo en un hospital.

La víctima M.C.R.B. sufrió a las 11:00 horas de ayer un accidente de tráfico en la autovía Sevilla-Cádiz a la altura de Los Palacios (Sevilla), lo que le produjo una hemorragia peritoneal y laceraciones de hígado y bazo.

Trasladada en un helicóptero del 061 al hospital de Valme, los médicos la operaron de urgencia y consiguieron solventar sus lesiones, pero la mujer falleció a los pocos minutos de salir del quirófano por exsanguinación o falta de sangre.

En El Pais nos brindan más detalles sobre esta noticia:
Muere una testigo de Jehová al negarse a recibir una transfusión de sangre
La mujer, de 61 años, sufrió un accidente de tráfico en Sevilla 

Se negó a recibir una transfusión de sangre por ser testigo de Jehová. Recién accidentada y con una hemorragia peritoneal y laceraciones en el hígado y el bazo, escribió conscientemente un documento de voluntades anticipadas en el que rechazaba cualquier tipo de transfusión de hematíes. La mujer, de 61 años, ha muerto en el hospital del Valme de Sevilla por pérdida de sangre. Los médicos la operaron de urgencia y solventaron sus lesiones, pero tuvieron que respetar su decisión de rechazar sangre por ser mayor de edad.

La mujer, que sufrió un accidente de tráfico el pasado sábado a las 11.00 en la autovía Sevilla-Cádiz a la altura de Los Palacios (Sevilla) y fue trasladada en un helicóptero del 061 al hospital, ha sido enterrada este domingo en el cementerio de Dos Hermanas, (Sevilla). La Guardia Civil ha abierto una investigación y ha puesto los hechos en conocimiento del juzgado de guardia de Sevilla.

Una sentencia del Tribunal Supremo de 14 de abril de 1.993 dispone que "la libertad religiosa, reconocida como derecho fundamental en el artículo 16 de la Constitución española y regulada por la Ley Orgánica 7/80, de 5 de julio, obviamente ampara la decisión del beneficiario de la Seguridad Social que no acepte el tratamiento médico por sus servicios indicado, cuya coactiva realización, indudablemente supondría una vulneración flagrante de tal derecho [...]".

Según la pagina web oficial de la Atalaya, una de las revistas gratuitas de la religión, el motivo del rechazo de las transfusiones está en la interpretación de los testigos de Jehová de algunos versículos de la Biblia, como el Levítico 3:17: "Éste será un estatuto perpetuo a través de vuestras generaciones. En cualquier lugar que habitéis, no comeréis nada de sebo ni nada de sangre", o Hechos 15:29:"que os abstengáis de cosas sacrificadas a los ídolos, de sangre, de lo estrangulado y de fornicación. Si os guardáis de tales cosas, haréis bien. Que os vaya bien". Dentro de la propia religion hay voces críticas con este precepto y que piden que este "asunto de la sangre" sea reformado.

La prohibición de las transfusiones fue promulgada en el número de julio de 1945 de la Atalaya en Estados Unidos, más de 30 años después de los primeros usos de sangre almacenada durante la Primera Guerra Mundial y 24 años tras la creación del primer Banco de Sangre en Londres.



Mientras que en Terra se publica sobre esta misma noticia:
Muere una testigo de Jehová que se negó a recibir una transfusión de sangre 
Una testigo de Jehová, de 61 años, ha fallecido en Sevilla por negarse a recibir una transfusión de sangre tras sufrir un accidente de tráfico, lo que le produjo la muerte por hemorragia pese a haber sido intervenida a tiempo en un hospital.


La víctima M.C.R.B. sufrió aun accidente de tráfico en la autovía Sevilla-Cádiz a la altura de Los Palacios (Sevilla), lo que le produjo una hemorragia peritoneal y laceraciones de hígado y bazo.

Trasladada en un helicóptero del 061 al hospital de Valme, los médicos la operaron de urgencia y consiguieron solventar sus lesiones, pero la mujer falleció a los pocos minutos de salir del quirófano por exsanguinación o falta de sangre.

La Guardia Civil ha abierto una investigación y el hospital ha dado parte al juzgado de guardia de Sevilla, han informado de fuentes del caso.

La mujer, testigo de Jehová, había firmado un documento de voluntades anticipadas en el que rechazaba expresamente recibir cualquier tipo de transfusión sanguínea debido a sus convicciones religiosas.

¿Hasta cuándo testigos de Jehová se dejarán morir (y a sus hijos) por una doctrina mal interpretada e impuesta por el Cuerpo Gobernante? ¿Cuántas vidas más deberán perderse hasta que el asunto de las transfusiones de sangre se vuelvan , un "asunto de conciencia"? (como lo hicieron con las vacunas, los trasplantes de órganos - considerados estos últimos como canibalismo, el servicio sustitutorio militar, etc. - que al igual que la sangre estuvieron proscritos) ¿Porqué permiten que "otros" les digan lo que deben creer, cómo lo deben creer y cuándo lo deben creer?
Cristo dijo: "y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres", no dijo: "y conoceréis 'la verdad', y 'la verdad' os hará morir", basta ya de ser esclavos al servicio de hombres que se auto-proclaman el único conducto de Dios en la tierra.

Aquí pueden ver un resumen cronológico de los "cambios" que ha tenido la doctrina "divina" de la sangre por los líderes de los testigos de Jehová (parece que su dios no parece ponerse de acuerdo en cuanto a cómo interpretarla según los avances médicos de la actualidad):


1909:
La prohibición de la sangre no se considera para los cristianos.
- The Watchtower (La Atalaya), 15 de abril de 1909, pág. 4374 reimpresiones, en inglés.


1945:
Las transfusiones de sangre son un acto pagano y desonroso para Dios.
- The Watchtower (La Atalaya), 1 de julio de 1945, págs. 198-201
[compare con lo dicho y enseñado en 1909]


1961:
El tomar una transfusión de sangre es una grave violación de las Santas Escrituras y puede dar lugar a una expulsión.
- The Watchtower (La Atalaya), 15 de enero de 1961, pag. 63 y 64.


Donar órganos para trasplantarlos se deja de acuerdo al dictamen de la conciencia de uno mismo.
- The Watchtower (La Atalaya), 1 de agosto de 1961, pág. 480 en inglés.


1967:
Los trasplantes de órganos son una forma de canibalismo y deben de evitarse.
- The Watchtower (La Atalaya), 15 de Noviembre de 1967, pags. 702-704)
[compáre con lo dicho en 1961].


1975:
Cualquier fracción de sangre considerada como alimento nutritivo no debe ser utilizada en el tratamiento médico.
- La Atalaya, 01 de marzo de 1975, pág. 159-160.


1977:
Las transfusiones de sangre son trasplantes de órganos.
- Los testigos de Jehová y la cuestión de la sangre, 1977, pág. 40, párrafo 111


1978:
La proscripción sobre ciertas fracciones de sangre (sueros) es levantada para los hemofílicos.
- La Atalaya, 01 de noviembre de 1978, pág. 31
[compare con lo dicho en 1975]


1980:
Los trasplantes de órganos son asuntos de conciencia, decididos por cada uno.
- La Atalaya, 15 de septiembre de 1980, pág. 31
[compárese con lo dicho en 1967 y 1977].


2000:
Los componentes "mayores" de la sangre estan prohibidos, porciones "menores" de sangre queda a criterio de cada cristiano.
- La Atalaya, 15 de junio de 2000, pág. 30
[compare con lo dicho en 1975]


y (esperamos) la "nueva luz" del Cuerpo Gobernante en el futuro no muy lejano:
20__:
"Los trasplantes de sangre se dejan a conciencia de cada uno, y ninguno debe ser expulsado de la congregación por recibir este tratamiento médico."
- La Atalaya, 


¿Realmente sigue creyendo que la negativa a las transfusiones de sangre son un mandato de Dios?

Apocalipsis 7 ¿es literal o simbólico?


En el Apocalipsis abundan tanto los símbolos, que siempre es bueno que nos preguntemos si un determinado asunto que aparece en el libro es simbólico o literal. Por supuesto, cuando se trata de detalles concernientes a profecía no cumplida todavía, la modestia y la precaución deberían prevalecer; esos asuntos podrían no llegar a acontecer como nosotros lo esperamos.
Pero si tomamos literalmente el número 144.000, tenemos que admitir que enfrentamos muchas dificultades. Se nos dice que los 144.000 sellados proceden "de todas las tribus de los hijos de Israel", 12.000 de cada tribu, de Judá, Rubén, Gad, Aser, Neftalí, Manasés, Simeón, Leví, Isacar, Zabulón, José y Benjamín. Nos hemos acostumbrados a pensar en Dios como Alguien que extiende su gracia gratuitamente a todos y que acepta a todos los que responden afirmativamente. Al saber esto, y al conocer la naturaleza humana, nos asombra que precisamente 12.000 -ni más, ni menos-, aceptarán el Evangelio de cada una de las doce tribus. Nada semejante ha sucedido nunca antes.
Desde que los judíos regresaron de Babilonia en el siglo VI AC, hace unos 2.500 años, no se hizo nunca ningún intento serio y a veces nada, en absoluto para impedir los casamientos entre miembros de las diferentes tribus, quizá con la única excepción de un intento que se hizo con respecto a la tribu sacerdotal de Leví. En el tiempo de Jesús las doce tribus se habían entremezclado mayormente, y se ha sugerido que en sentido genético casi cada judío es un "hijo de David". Es sumamente difícil concebir que existan en la actualidad 12.000 representantes de pura sangre de cada una de las doce tribus cuya lista aparece en Apocalipsis 7.
Por otra parte, la lista de tribus que aparece en Apocalipsis 7 presenta sus propios problemas si se la toma literalmente. Es distinta de la lista de las tribus que se encuentra en otros pasajes de las Escrituras. Incluso es distinta de la que aparece en Ezequiel 48 que, como la de Apocalipsis 7, es escatológica.
La profecía de Ezequiel 48 preanuncia la salvación final de Israel y la división escatológica, o del tiempo del fin, de la tierra de Palestina. Si ambas listas, la de Ezequiel 48 y la de Apocalipsis 7, realmente se están refiriendo a la salvación final del Israel literal, deberíamos esperar que coincidieran.
La lista de San Juan en el Apocalipsis se diferencia de las otras en el hecho de que omite a Dan ya Efraín. Se podría argumentar que éste se halla incluido indirectamente porque se menciona a José, y Efraín era su hijo; pero sobre esta base tendríamos que reconocer que Manasés aparece dos veces puesto que también era hijo de José.

LAS DOCE TRIBUS DE ISRAEL
Tal como aparecen en tres pasajes diferentes de las Escrituras
Genesis 49                               Ezequiel 48                              Apocalipsis 7
Ruben                                      Dan                                        Judá
Simeón                                     Aser                                      Rubén
Leví                                         Neftalí                                   Gad
Judá                                        Manasés                                 Aser
Zabulón                                  Efraín                                      Neftalí
Isacar                                     Ruben                                     Manasés
Dan                                       Judá                                         Simeón
Gad                                      Benjamín                                   Leví
Aser                                      Simeón                                      Isacar
Neftalí                                   Isacar                                       Zabulón
José                                      Zabulón                                    José
Benjamín                              Gad                                           Benjamín
No se ha ofrecido ninguna explicación satisfactoria de esta lista irregular de nombres a menos que sea ésta: San Juan trata de decir que las doce tribus de Israel no constituyen el Israel literal, sino el verdadero Israel espiritual: la iglesia. Algunos intérpretes han tratado de evitar la mayor de las dificultades: la omisión de Dan (que es la primera tribu mencionada como parte del pueblo del tiempo del fin de EzequieI48), al sugerir que se espera que el Anticristo surja de esa tribu. Se considera entonces que esta tribu es apóstata, que está excluida del pueblo de Dios y de su herencia de la tierra. Esta opinión se remonta hasta Ireneo. Carece de base, sin embargo, puesto que Dan aparece entre los salvados del pueblo escatológico de Ezequiel 48.20 la dificultad desaparece ciertamente si consideramos a los 144.000 no como un reavivamiento del Israel literal (lo que no puede ser, puesto que las listas de las tribus son tan diferentes) sino más bien un símbolo del Israel espiritual de Cristo, su verdadera iglesia.
Para muchos comentaristas el número 12.000 asignado a cada tribu, y el número 144.000 que es el resultado de la multiplicación de esa cifra por doce, representa plenitud, la promesa de que el pueblo de Dios de los últimos días incluirá a toda la gente que lo invoca por fe y que reunida constituirá la iglesia completa de Cristo, simétrica, gloriosa y hermosa, "sin mancha ni arruga ni cosa parecida". (Véase Efesios 5: 25-27; compárese con Apocalipsis 14: 5.) 

El Santuario 01


El mapa político del antiguo Medio Oriente estaba a punto de entrar en un proceso de cambio significativo. Era el año 550 a.C., y Astiages, rey de Media, y Ciro, de Persia, estaban empeñados en una guerra de supervivencia. Lamentablemente para Astiages, su ejército fue derrotado, y Ciro asumió el control del reino Medo. Un nuevo imperio estaba en proceso de nacimiento. Ciro dedicó tres años a establecer el control de las tierras que les había arrebatado a los medos. Luego, en el año 547 a.C. se lanzó hacia el oeste a la conquista de Lidia.
(T. Cuyler Young, Jr., "The Early History of the Medes and the Persians and the Archaemenid Empire to the Death of Cambises", in The Cambridge Ancient History, ed. John Boardman, N. G. L. Hammond, D. M. Lewis, and M. Ostwald (Cambridge: University Press, 1988), tomo 4, págs. 29-33. )
El futuro imperio empezó a crecer y extendía sus poderosos tentáculos, engullendo a otras naciones en sus guerras expansionistas.
En el año 547 a.C. Daniel tuvo la visión que se registra en el capítulo 8 de su libro.
(John E. Goldingay, in Daniel (Dallas: Word, 1989), pág. 208, identifica el tercer año de Belsasar como el 548/547. El está siguiendo a Gerhard F. Hasel, "The First and Third Years of Belshazzar (Dan. 7:1; 8:1)," Andrews University Seminary Studies 15 (1977): 153-168. )
En ella fue transportado de Babilonia a la ciudad persa de Susa. Esta experiencia ya era una señal de la transformación radical que la tierra habría de experimentar merced al colapso del imperio babilónico y el surgimiento del imperio Medo-Persa. La información registrada en el resto del capítulo no fue producto de la invención de Daniel. La visión, dice, se le mostró a él (véase el vers. 1). El fue simplemente el receptor de la revelación divina que abarcaría un largo período de tiempo desde la época del profeta hasta un "distante futuro" (vers. 26).
I. LA VISIÓN DE DANIEL 8
A. El carnero y el macho cabrío
En la visión Daniel se encontraba en la ribera de un río cerca de Susa, donde vio a un carnero con dos largos cuernos, uno más alto que el otro. El carnero arremetía hacia el oeste, el norte y el sur, y nadie era capaz de mantenerse en pie delante de él. Hizo cuanto quiso y se engrandeció. El ángel dijo a Daniel que el carnero representaba al imperio Medo-persa (vers. 20). Cuando el profeta tuvo la visión, el carnero todavía estaba atacando a Lidia en el oeste.
Después, el profeta vio a un macho cabrío que venía del oeste a tal velocidad, que daba la impresión de que venía volando (vers. 5). Tenía un cuerno largo entre los dos ojos. Este animal representaba al reino de Grecia; el cuerno representaba a Alejandro el Grande (vers. 21 ). Le tomó unos cuatro años a Alejandro (334-331 a.C.) destruir al imperio Medo-persa. Pero el conquistador murió muy joven, "estando en su mayor fuerza" (vers. 8), y dejó al imperio sin un sucesor competente. Como resultado, el imperio sufrió un debilitamiento desde adentro y finalmente se dividió en cuatro secciones: Macedonia, Asia Menor, Siria y Egipto.
Si comparamos esta sección de la visión con Daniel 7, notamos que Daniel 8 no tenía símbolo para Babilonia. ¿Por qué? Quizá porque desde la perspectiva divina Babilonia ya pasaba a la historia y un nuevo imperio mundial empezaba a tomar lugar. Un historiador ha dicho que "estratégicamente, la conquista de Babilonia por Ciro comenzó con la campaña contra Lidia [547, a.C.]".
(Young, "Early History", pág. 36.)
Otra razón, quizá aún más importante, tiene que ver con el elemento de tiempo profético mencionado en Daniel 8:14. Trataremos esto más tarde. 

El Santuario 02


B. El cuerno pequeño
1. Origen del cuerno pequeño
Ha sido muy difícil para los estudiosos de la Biblia establecer el origen del cuerno pequeño introducido en Daniel 8:9. El principal problema tiene que ver con la conexión entre la última parte del versículo 8 y la primera parte del versículo 9. Describiendo la división del imperio griego, Daniel dice: "y en su lugar salieron otros cuatro cuernos notables hacia los cuatro vientos del cielo". Luego introduce al cuerno pequeño: "y de uno de ellos salió un cuerno pequeño". La pregunta es, ¿a quién se refiere la frase "de uno de ellos"? ¿Cuál es el antecedente? ¿Los cuernos o los vientos del cielo?
El texto hebreo mismo nos da la respuesta. En hebreo, los nombres y los pronombres tienen género; o son masculinos o femeninos. Si el género de un nombre es masculino, un pronombre que se refiera a él debe ser masculino. Esta sencilla regla nos ayuda a identificar el lugar de origen del cuerno pequeño. Los géneros de los nombres y de los pronombres en Daniel 8:8 y 9 son los siguientes: "...cuatro cuernos [femenino] ... cuatro vientos [femenino] de los cielos [plural, masculino]". "Y de uno [femenino] de ellos [masculino]...". Al observar detenidamente la concordancia del género encontramos sólo una opción. El pronombre "ellos" no puede referirse al antecedente "cuernos", porque "cuernos" es femenino y "ellos" es masculino. "Ellos" puede referirse únicamente a "cielos" que es plural y masculino en hebreo. El numeral "uno" debe referirse a "vientos" porque ambos son femeninos. Podemos, entonces, parafrasear el versículo 9 como sigue: Y de uno [de los vientos] de ellos [del cielo] salió un cuerno.
(Esta solución al problema en el versículo 9 fue sugerida por W. Shea, Selected Studies on Prophetic Interpretations, Daniel and Revelation Committee Series (Wáshington, D. C.: Review and Herald, 1982), tomo 1, págs. 41-43. El señala correctamente que el texto hebreo dice en el versículo 9: "Y de uno de ellos", no "de uno de ellos". Esto refuerza la idea de que el cuerno pequeño surgió de uno de los vientos del cielo.) 
El cuerno pequeño no salió de ninguno de los cuernos griegos, sino de uno de los cuatro puntos cardinales. Así se indicó que el cuerno era un nuevo poder, no un fruto de los cuatro cuernos previamente mencionados.

2. La obra del cuerno pequeño
La descripción de la obra y las actividades del cuerno pequeño provista por Daniel nos ayuda a definir su naturaleza. El texto hebreo llama a este cuerno "un cuerno de pequeñez", sugiriendo que "surgió de pequeños comienzos y se desarrolló en varias direcciones, adquiriendo inmensa fortaleza".
(Gerhard F. Hasel, "The 'Little Horn', the Heavenly Sanctuary and the Time of the End: A Study of Daniel 8:9-14", in Symposium on Daniel, Daniel and Revelation Committee Series, ed. Frank B. Holbrook (Wáshington, D. C.: Biblical Research Institute, 1986), tomo 2, pág. 394.)

a. Expansión horizontal 
Daniel usa varios verbos para describir las actividades del cuerno pequeño. Posiblemente el más importante sea "creció mucho" (heb. gadal, "crecer, ser grande"), y en el versículo 9 describe las conquistas militares y políticas del cuerno pequeño. El cuerno creció por expansión militar. El mismo verbo se usa para describir la expansión militar del carnero (vers. 4) y del macho cabrío (vers. 8). Este verbo usado por Daniel para describir el poder militar de los imperios mundiales sugiere que el cuerno pequeño es otro imperio.
Al igual que Medo-Persia y Grecia, el cuerno pequeño creció o llegó a ser grande por la conquista de otras naciones. Se extendió hacia el sur, el este y la tierra de Israel, llamada por Daniel "la tierra gloriosa" o "La tierra de la hermosura" (Dan. 11 :16 (Dios Habla hoy). Esta expansión horizontal marcó la primera etapa del crecimiento del cuerno pequeño y fue fundamentalmente militar y política en naturaleza.
(Para una discusión sobre las etapas de crecimiento del cuerno pequeño, véase Shea, "Spatial Dimensions in the Vision of Daniel 8", in Symposium on Daniel, págs. 496-526; and Hasel, "Little Horn", págs. 380-383.)

b. Expansión vertical
El versículo 10 introduce la segunda etapa de crecimiento del cuerno pequeño y una vez más encontramos el verbo "crecer/hacerse grande". Esta vez el cuerno se extiende hacia arriba, hacia el ejército del cielo. Aquí empieza a producirse un nuevo desarrollo. El cuerno pequeño hace algo que ninguno de los otros imperios mencionados en Daniel 8 había hecho. La expansión militar de aquellas otras potencias quedó limitada exclusivamente al plano horizontal.
El cuerno pequeño ha experimentado un cambio radical en su búsqueda del poder. Su naturaleza se ha transmutado de un poder militar y político en religioso. Lleva sus luchas por el poder hasta un nuevo nivel, es decir, el celestial. Este poder procura lograr lo que había sido la aspiración de Satanás (Isa. 14:12-14). A semejanza de Lucifer, y en contraste con los dos reinos anteriores, el cuerno pequeño parece creer que tiene el derecho y la libertad de extender su control político y religioso hasta los mismos cielos, a la morada de Dios.
Deberíamos notar que a causa de la doble expansión del cuerno pequeño, Daniel 8:9-14 combina dos diferentes tipos de lenguaje e imágenes. Encontramos lenguaje e imágenes militares combinados con lenguaje y conceptos usados en el santuario a medida que el profeta trata de describirnos la obra y la verdadera naturaleza de este poder. El cuerno pequeño ha llegado a ser una potencia políticorreligiosa que lanza un ataque militar contra el mismo centro del universo: el santuario celestial.
Vemos la expansión vertical del cuerno pequeño en los siguientes detalles:
(1) El cuerno pequeño y el ejército del cielo. Tan pronto como el cuerno pequeño se volvió hacia arriba tuvo que enfrentar a los ejércitos del Señor llamados por Daniel "el ejército del cielo" (vers. 10). Esta frase se usa en el Antiguo Testamento de diversas maneras. El nombre "ejército" designa "tropas, un ejército" (véase Deut. 20:9; 1 Rey. 2:5; Sal. 44:9; 60:10). Cuando se usa en relación a Dios (ejército del Señor), puede designar al pueblo de Israel como un ejército (Exo. 6:26; 7:4). En otros pasajes "el ejército de los cielos" son los ángeles de Dios (1 Rey 22:19; Sal, 103:19-21). El Jefe del ejército es el Príncipe del ejército celestial (Jos. 5:14), quienes son "ministros suyos." (Sal. 103:21).
En Daniel el ejército y las estrellas de los cielos (8:10) se refieren particularmente a los santos como blancos de los ataques del cuerno pequeño (vers. 24). Son parte del ejército de Dios. El cuerno pequeño es capaz de derribar a algunos del ejército y de las estrellas, lo cual sugiere que su victoria no es absoluta. El verbo "echar por tierra/pisotear" tiene aquí la connotación de una derrota militar de alguien. El cuerno pequeño incluso pisoteó al ejército. El verbo "pisotear/hollar" enfatiza aún más las ideas de derrota (cf Isa. 41:25), humillación y falta de poder (Isa. 28:3; 26:5, 6). El ejército es incapaz de vencer al cuerno pequeño (cf. Dan. 8:7).
"Ejército" combina los conceptos militar y religioso porque designa al ejército del Señor. El cuerno pequeño está en guerra contra Dios mismo, por lo tanto, su victoria es parcial.

El Santuario 03


(2) El cuerno pequeño y el Príncipe.
El cuerno pequeño se mueve hacia arriba en dos etapas. En la primera ataca al ejército del cielo, pero en la segunda se engrandece contra el Príncipe del ejército (véase el vers. 11 ). Este Príncipe se menciona en Josué 5:14. Es un ser celestial que está a cargo de los ejércitos celestiales. Josué era también comandante de los ejércitos celestiales de Dios sobre la tierra. Ambos ejércitos trabajaron juntos para derrotar a Jericó. En Daniel el término Príncipe se usa para referirse al Mesías, llamado Miguel el Príncipe en Daniel 10:13, 21; 12:1 (cf. 9:25). Este personaje desempeña funciones sacerdotales y regias.

(a) Obra del Príncipe: Daniel 8:11 muestra que el Príncipe está a cargo del "continuo", llamado en hebreo el tamid. Este término se usa con bastante frecuencia en los servicios del santuario del Antiguo Testamento. Dios ordenó a los sacerdotes realizar ciertas actividades continuamente en el santuario. Por ejemplo, debían mantener las lámparas ardiendo continuamente (Exo. 27:20), el incienso debía quemarse continuamente (Exo. 30:8), el fuego del altar debía arder continuamente (Lev. 6:13), y debía haber una ofrenda encendida en el altar continuamente (Exo. 29:42). El término tamid o "continuo", resume en forma precisa la obra diaria de los sacerdotes en el lugar santo durante todo el año. Esta palabra nunca se asocia con la obra del sumo sacerdote en el lugar santísimo durante el día de expiación.
En la visión Daniel vio al Príncipe celestial en el santuario celestial realizando los servicios diarios. El suyo era un ministerio de mediación e intercesión en favor de Su pueblo, tipificado por la obra del sacerdocio levítico en el lugar santo del santuario terrenal. Por tanto, este Príncipe es el sumo sacerdote mencionado en Hebreos 8:1, 2 quien está oficiando "en el santuario, el verdadero tabernáculo que levantó el Señor y no el hombre" (vers. 2); y que vive "siempre para interceder" por nosotros (Heb. 7:25; cf. Rom. 8:34; 1 Tim. 2:5). El fue calificado para fungir como sumo sacerdote en el templo celestial (Heb. 4:14-5:10; 9:11, 12) a través de su encarnación, su muerte sacrificial, su resurrección y su ascensión.
(b) Se quita el continuo: Notamos que el cuerno pequeño no puede derrotar o matar al Príncipe. Sólo le arrebata el continuo/tamid. El cuerno pequeño se adjudica aquello que era obra exclusiva del Príncipe en el santuario celestial. Este es el significado de la frase "y por él fue quitado el continuo".
El verbo hebreo traducido como "quitar" (rum) tiene varios significados (ser alto, surgir, exaltar, ser quitado, levantar). La forma verbal usada en Daniel 8:11 significa "ser quitado, ser exaltado", y se usa en los servicios del santuario para designar la acción de quitar de las víctimas sacrificiales la porción que iba al altar (por ejemplo, véase Lev. 4:8, 10). El significado del verbo en Daniel puede definirse mejor por la preposición usada con él. El continuo es quitado "de". Siempre que el verbo rum es usado acompañado por esa preposición, siempre expresa la idea de separación. Algo es separado de alguien o algo (por ejemplo. véase Exo. 29:27; Lev. 4:10; 1 Sam. 2:8; Sal. 113:7; Isa. 57:14). A veces separar o quitar a alguien de entre otros resulta en exaltación (por ejemplo, véase 1 Rey. 14:7; Sal. 113:7, 8), pero la idea fundamental del verbo continúa siendo la de "quitar de". Sólo el contexto indicará si la idea de exaltación está presente.
El cuerno pequeño le arrebató el continuo al Príncipe usurpando su obra sacerdotal. Al arrogarse a sí mismo la obra del Príncipe, el cuerno pequeño hace ineficaz la mediación del Príncipe para aquellos que apoyan sus aspiraciones políticas y religiosas.
(c) Derriba el lugar de su santuario
Después, el cuerno pequeño echó por tierra "el lugar de su santuario" (Dan. 8:11). El verbo "echar por tierra/derribar" (shalak) fue usado en el versículo 7 para describir la victoria del macho cabrío sobre el carnero. Y en el versículo 10 se empleó un sinónimo para indicar la derrota del ejército a manos del cuerno pequeño. Cuando un enemigo o un ejército es derribado claramente indica una derrota. Pero aquí en Daniel 8:11, lo que es echado por tierra no es una persona sino el lugar de su santuario. Uno podría argüir que en este caso el verbo significa algo como "destruir, arruinar" (cf. 2 Rey. 23:12; Eze. 5:4; Amós 8:3; Exo 32:19). Significaría entonces que el cuerno pequeño arruinó el lugar de su santuario donde el Príncipe oficiaba. Esta podría ser la interpretación, pero parece haber una mejor. 
El verbo hebreo shalak, "derribar", "echar" se usa en hebreo en una forma similar al equivalente en español. En ambos lenguajes el verbo "derribar", "echar" con mucha frecuencia lleva una preposición. Algo se derriba "al piso" (Dan. 8:7), "detrás de tus espaldas" (1 Rey. 14:9), de algún lugar (2 Rey. 14:20), en algún lugar (Amós 8:3) "sobre" alguien (2 Sam. 11:21 ), "fuera de las puertas" (Jer. 22:19), etc. El significado del verbo es alterado de alguna manera por la preposición que lleva. 
En Dan. 8:11 el verbo shalak "derribar", "echar", no va acompañado de una preposición o un adverbio, aparece solo. El texto dice simplemente: "el lugar del santuario fue derribado, echado". La traducción en español no hace sentido a menos que se le añada una frase adverbial. La versión Reina Valera revisada 1960 dice "su santuario fue echado por tierra". La frase adverbial "por tierra" no está en el original. Daniel 8:11 no es el único pasaje en el Antiguo Testamento donde este verbo se encuentra solo, sin una preposición o un adverbio. En esos otros pasajes el verbo "derribar/echar" se usa para expresar la idea de rechazo o abandono. Por ejemplo, soldados desesperados tratando de escapar del enemigo han "echado" (abandonado) su equipo (2 Rey. 7:15); un olivo "echa" (descarta) sus flores (Job 15:33); los israelitas no "echaron" (abandonaron, rechazaron) sus ídolos (Eze. 20:8; cf. Isa. 2:20); los muertos de las naciones serían echados (abandonados), es decir, no serían enterrados (Isa. 34:3; cf. Jer. 36:30); el salmista ora "no me deseches (rechaces, abandones) en el tiempo de la vejez" (Sal. 71:9). Estos ejemplos muestran que el verbo "echar", "derribar" puede ser sinónimo de verbos como "rechazar, abandonar, dejar". 
En Daniel 8:11 el cuerno pequeño "desecharía" o "derribaría", en el sentido de rechazar, abandonar o dejar "el lugar de su santuario". La palabra hebrea traducida "lugar" se usa en el Antiguo Testamento para designar la morada de Dios, es decir, el santuario celestial (1 Rey 8:39, 43), así como el santuario terrenal (vers. 13). También puede referirse a un fundamento literal o metafórico (Sal 89:14). Daniel 8:11 es el único pasaje en el Antiguo Testamento donde encontramos la frase "lugar de su santuario". "Lugar" puede muy bien significar aquí "fundamento" en un sentido metafórico; es decir, podría referirse a la misma esencia y al propósito del santuario. Esta aplicación sería similar a la que encontramos en el Salmo 89:14, donde el "cimiento de tu trono" no es literal sino metafórico, es decir, "justicia y juicio", designando así los principios fundamentales sobre los cuales está establecido el trono de Dios. 
Una cuidadosa lectura de Daniel 8:11 sugiere que hay una estrecha conexión entre el quitar el continuo y el acto de echar por tierra el lugar de su santuario. El mismo propósito del santuario está directamente relacionado con la obra del Príncipe mesiánico, es decir, Su obra de mediación, intercesión, y perdón de los pecados. Al apropiarse el ministerio continuo del Príncipe, el cuerno pequeño rechaza, de hecho, el mismo fundamento del santuario celestial como un centro de mediación y perdón.
(d) Un ejército sobre el continuo: Otra actividad del cuerno pequeño se describe en el versículo 12: "Le fue entregado el ejército junto con el continuo". El texto hebreo es un tanto oscuro aquí, pero "la traducción más plausible... es 'así un ejército será establecido [nathan] sobre el continuo... en un acto de rebelión'" (7) Cuando nathan ("dar") se usa con la preposición "sobre" (cal) a menudo significa "poner a alguien sobre," "establecer sobre" (cf. Dan 11:21).
(F. Brown, S. A. Driver, and Charles A. Briggs, Hebrew and English Lexicon of the Old Testament (Oxford: Clarendon Press, 1951), pág. 680.)
Lo que el texto parece decir es que una vez que el cuerno pequeño se apropió del continuo, inmediatamente estableció un ejército sobre él para controlarlo o ministrarlo. 
La frase hebrea "a causa de la prevaricación" es difícil de traducir. La versión Dios Habla Hoy la rinde así: "perversamente...", sugiriendo que lo que le ocurrió al continuo y al santuario fue el resultado de la rebelión del pueblo de Dios, y que él lo estaba castigando. Pero este punto de vista no parece ser correcto porque el libro de Daniel nunca considera la persecución y el sufrimiento de los santos como castigo por sus pecados.
(Consulte John J. Collins, Daniel: A Commentary on the Book of Daniel (Minneapolis Fortress, 1993), p. 335. )
Ellos, como Daniel y sus compañeros, son perseguidos a causa de su inconmovible lealtad a Dios. Esta transgresión o rebelión "es ciertamente la ofensa del cuerno pequeño".
(Ibid.)
Podemos, entonces, traducir la frase hebrea como "en el curso de la transgresión" o "en el acto de la rebelión". 
Daniel nos está informando que la obra del cuerno pequeño contra el continuo y contra el santuario celestial es, en esencia, la manifestación de un espíritu de rebelión contra Dios. Su obra puede ser definida por medio de una sola palabra: "rebelión" (hebreo, peshac). Peshac es uno de los términos hebreos más fuertes para designar al pecado en el Antiguo Testamento porque lo presenta como un ataque contra la soberanía de Dios. La persona "que comete un peshac no simplemente se rebela contra Yahweh o se levanta contra él, sino que rompe con él, se lleva aquello que le pertenece sólo a El, le roba, lo defrauda, pone sus manos sobre aquello que le pertenece a El."
(R. Knierim, "Pesac Verbrechen," in Theologisches Handwöterbuch zum Alten Testament, ed. Ernst Jenni and Claus Westerman (Munich: Chr. Kaiser Verlag, 1976), tomo 2, col. 493.)
Esta definición del término peshac describe en forma precisa la actividad del cuerno pequeño.
(e) Echó por tierra la verdad: Finalmente, el cuerno pequeño echa por tierra la verdad. El profeta usa una vez más el verbo "echar/lanzar", pero esta vez está seguido de una frase que indica la dirección de esa acción ("echó por tierra"). "Verdad", en este contexto parece referirse a la verdad acerca del continuo del santuario. Por tanto, la declaración "echó por tierra la verdad" es un resumen de la obra del cuerno pequeño. Esta verdad es lo suficientemente abarcante como para incluir la revelación del plan de redención de Dios como la manifestación de su voluntad para nuestras vidas (cf. Mal. 2:5-8). La expresión "echar por tierra la verdad" debe comprenderse metafóricamente. Significa despreciar, desconsiderar, rechazar la verdad. Estas ideas ya están presentes en el contexto.
La descripción de la obra del cuerno pequeño termina con la declaración "y prosperó" (Dan. 8:12). El cuerno pequeño creció en poder sin ninguna oposición significativa, alcanzando incluso a los cielos. Pero este estado de cosas no iba a ser permanente. 

free counters

La Biblia y Halloween

¿Qué opina o qué dice YHWH en su Palabra acerca de Halloween? Aunque no haya textos literales que prohíban esta celebración de Hal...