El Talit Gadol



NO SE DEBE CONFUNDIR LA MITZVA DE LOS TZIT-TZIT, con el mandamiento rabínico de hombres llamado TALITH GADOL.

Los cabalistas consideran el talit como una prenda especial para el servicio de Yahweh , destinado, en relación con el tefilín , para inspirar temor y reverencia a Yahweh en la oración. El talit es usado por los fieles en la oración de la mañana de lunes a viernes, de Shabat , y los días santos; por el jazán (cantor) en cada oración mientras antes de que el arca , y por el lector de la Toráh , así como por todos los otros funcionarios durante el servicio de la Torá .

Historia
El uso del talit se inicia en el período bíblico en torno a 1800 antes de Cristo. El diseño antiguo talit judío era diferente a la que se conoce hoy en día. Originalmente era un gran vestido blanco rectangular con tzitzyot en cada esquina y fue utilizado como una prenda de vestir, sábanas de la cama, y ??la cubierta del entierro.En el libro The Ancient Sábana Santa de Turín judío por John N. Lupia (Regina Caeli Press, 2010; ISBN 978-0-9826739-0-4 ) Lupia muestra el desarrollo histórico del talit, cuando su diseño comenzó a cambiar durante la segunda mitad del siglo I dC, y comenzó a tomar las formas conocidas a partir de hoy en torno a 1000 de nuestra era. La larga tradición de una sola forma ortodoxa del talit se modificaron en un ambiente culturalmente más diversa y continuó cambiando en el tiempo hasta que se convirtió en la permuta y se acorta la longitud como la Kitel, talit katan, talit gadol, y el talit manto de oración más común formar conocemos hoy en día.

Muchos confunden la mitzva de los flecos en el borde del vestido, con el talit gadol judio... las vestimentas biblicas no son las actuales impuestas por los judios, ya que ellos visten de una manera muy particular... muchos prefieren vestir a la manera judia, como si esa vestimenta fuera la ideal... Nosotros... debemos seguir el modelo biblico... en la Tanaj no consequiremos ni la KIPA, NI EL TALIT GADOL... esas son cosas añadidas por los rabinos cientos de años despues... si la gente sigue usando talit gadol y kipa... simplemente esta siguiendo doctrinas rabinicas... nosotros debemos vestir a la manera biblica... no a la manera rabinica.Yahshua NO USABA Talit Gadol... por favor, no confundan la mitzva de los tizt-tzit con el Talit Gadol que diseñaron los judíos rabínicos y que de paso guarda mucha relación con la Kabalá o Misticismo Judío.La cita de Zacarías dice así: "Zac 8:23 Así ha dicho Yahweh de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Elohim está con vosotros"... Que yo tenga entendido la palabra "manto" que aparece en ese pasaje es la palabra hebrea "H3671  KANAF de H3670; arista, filo o extremidad; específicamente (de un ave o ejército) ala, (de a vestido o sábanas o cobijas) vuelo, (de la tierra) cuadrante, (de un edificio) pináculo:-ala, alado, borde, capa, confín, especie, falda, fin, lecho, manto, pluma, postrero, punta, regazo, volar, volátil, vuelo"... Si usted lee el significado, NO DICE TALIT GADOL... es decir... en esa cita en su original hebreo para la palabra "manto" NO SE USÓ LA PALABRA HEBREA "TALIT"... Yo quisiera con todo respeto, que ustedes revisaran más a fondo las Escrituras, porque creo que el error esta en repetir lo que los demás dicen... Por tanto, podemos concluir que el TALIT GADOL NO ES UNA VESTIMENTA BÍBLICA... Inclusive, si hablamos del "manto" del profeta Elías, podremos decir, desde punto de vista hebreo que TAMPOCO USÓ TALIT GADOL, veamos: "2Re 2:8 Tomando entonces Elías su MANTO, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a uno y a otro lado, y pasaron ambos por lo seco"… la palabra "manto" que aparece en ese pasaje es la palabra hebrea "H155  addéret femenino de H117; algo amplio (como una vid grande, un vestido amplio); también lo mismo que H145:-magnificiencia, manto, pelliza, vestido, vestir”… Si usted lee el significado, NO DICE TALIT GADOL... es decir... en esa cita en su original hebreo para la palabra "manto" NO SE USÓ LA PALABRA HEBREA "TALIT",  la beraja que contiene el Talith Gado que venden directamente de Israel (Original) NO DICE EL NOMBRE DE YAHWEH... en lugar de escribir las letras YOD, HEY, WAW, HEY ellos solo escriben la letra DALET, La Mitzva de los Tzit-Tzit dice así: “Numeros 15:37 Vayedavar YHWH el-Moshe lemor: Numeros 15:38 Dabar el-beney Yisrael veamarta alehem veasu lahem tsitsit al-kanfey vigdeyhem ledorotam venatnu al-tsitsit HAKANAF petil techelet”(LAS ESCRITURAS DE RESTAURACIÓN EDICION DEL NOMBRE RESTAURADO,Editorial Yati-Yati Publishing)

El hijo pródigo vuelve a casa.




Lucas 15:11-32 nos cuenta la parábola de los dos hijos, el menor se va a una provincia apartada y allí vive perdidamente y el mayor se queda con su padre. 
La Parábola del Hijo pródigo (derrochador) contiene una enseñanza más profunda de lo que muchos imaginan. En ella está demostrada la salvacion de los seres humanos.
Si quieres descubrir el gran misterio que revela esta Parábola bíblica, entra, descarga gratis y escucha la conferencia de Ahmed Nahr Wadi "¿Quien Soy Yo?": http://ahmedministerio.org/audio/40-Quien-Soy-Yo-MP3-Ahmed-Nahr-Wadi.mp3
te aseguramos que cambiará la historia de tu vida para siempre.



Mas Sobre el Milenio



El período de los mil años, comúnmente llamado milenio, sólo se menciona en la Biblia en Apoc. 20. El milenio o milenario no es un término de las Escrituras, pero la expresión “mil años” aparece seis veces en los vers.1-7. Los comentadores difieren mucho en su manera de entender el milenario.

La segunda venida de Yahshua precede al milenio.- Es evidente que el segundo advenimiento precederá al milenio porque la narración de los cap. 19 y 20 del Apocalipsis es continuada. Se describe simbólicamente la segunda venida en el cap. 19: 11-2 1, y la narración sigue sin interrupción en el cap. 20, que trata el período de los mil años. La continuidad de la narración se demuestra claramente por la relación recíproca de los sucesos. Los tres grandes poderes que se opondrán a la obra de Yahshua y congregarán a los reyes de la tierra para la batalla que se librará inmediatamente antes del regreso del Mashiaj, se identifican como el dragón, la bestia y el falso profeta (cap. 16: 13). Según el cap. 19: 19, cuando “la bestia” y los “reyes de la tierra” y “sus ejércitos” se congreguen para hacer guerra contra Yahshua en ocasión de su segunda venida, la bestia y el falso profeta serán apresados y arrojados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre (vers. 20-21). La narración del cap. 20 presenta la suerte del tercer miembro del trío, el dragón: será atado y lanzado al abismo, donde permanecerá por mil años.

Cualquier definición o descripción del milenio debe basarse en el esquema de la doctrina del milenario que se expone en los cap. 19 y 20, porque éste es el único pasaje de la Escritura que trata directamente esta doctrina.
Los enemigos de Yahshua son muertos en el regreso de Yahshua. -Cuando la bestia y el falso profeta sean arrojados en el lago de fuego (Apoc. 19:20), “los demás” (vers. 21) de sus seguidores serán muertos por la espada de Yahshua. Estos son los “reyes”, “capitanes” y “fuertes”, y “todos, libres y esclavos, pequeños y grandes” (vers. 18). Se menciona a estos mismos grupos en relación con el sexto sello, cuando procurarán esconderse del rostro del Cordero (cap. 6: 14- 17) porque los cielos se apartarán como un rollo que es envuelto y todo monte será movido de su lugar y también las islas. Es obvio que estos pasajes de las Escrituras se refieren al mismo acontecimiento que despedazará la tierra: la segunda venida de Yahshua.

¿Cuántos están comprendidos en la muerte de “los demás” (cap. 19: 21)? Según el cap. 13: 8 sólo habrá dos clases en la tierra cuando Yahshua venga por segunda vez: “La adoraron [a la bestia] todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida”. Por lo tanto, es evidente que cuando “los demás” sean “muertos con la espada” (cap. 19: 21), no habrá sobrevivientes salvo los que han resistido a la bestia, es decir, aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida (cap. 13: 8). Antes de mencionar que este grupo entrará en su reinado milenario (cap. 20: 4), Juan relata cómo el tercer gran enemigo -el dragón- comenzará a recibir su retribución (vers. 1-3).

Los muertos justos resucitarán en la segunda venida de Yahshua.-La Biblia presenta dos resurrecciones: la de los justos y la de los injustos, separadas por un período de mil años (ver com. Apoc. 20: 1, 4-5). No habrá una resurrección general, pues hay otra de la cual aparentemente no todos participan (Fil. 3: 11; cf. Luc. 14: 14; 20: 35). En otra parte se describe a los justos como “los que son de Yahshua, en su venida” (1 Cor. 15: 23). Algunos sostienen que Apoc. 20: 4 sólo describe a los mártires cristianos; sin embargo, una comparación con otros pasajes muestra que todos los justos, incluso los Kadosh (santos) de la Torah (ver com. Rom. 4: 3; 1 Cor. 15: 18) y los justos vivos, revestidos de inmortalidad en ese momento (1 Cor. 15: 51-54), ascienden para estar con Yahshua cuando él venga por segunda vez (ver com. 1 Tes. 4: 16-17).

No hay fundamento válido en las Escrituras para separar a los “bienaventurados y santos” que han resistido la persecución de la bestia, de los santos inmortales mencionados en 1 Tes. 4 y 1 Cor. 15.
La unidad de retorno de Yahshua.-Las diferentes referencias bíblicas al regreso del Mashiaj Yahshua se combinan para describir como un solo acontecimiento la venida de Yahshua para recoger a sus santos, y para destruir a los perseguidores de ellos. Las referencias principales pueden resumirse como sigue:
1. Mat. 24: 29-31. El regreso de Yahshua será visible, “sobre las nubes del cielo”, “después de la tribulación”. Yahshua enviará a sus ángeles “con gran voz de trompeta”, para juntar a “sus escogidos”.

2. 1 Cor. 15: 23, 51-53. “Los que son de Yahshua, en su venida” -tanto los muertos resucitados como los vivos- recibirán la inmortalidad cuando “se tocará la trompeta”.

3. 1 Tes. 4: 15-17. Yahshua descenderá “con trompeta de Yahweh” para resucitar y arrebatar a “los muertos en Yahshua“, junto con los que viven y los que quedan hasta el día de su venida. Serán arrebatados “en las nubes para recibir a Yahshua en el aire”, para estar “siempre con Yahshua“.

4. 2 Tes. 1: 6-8. La iglesia recibirá “reposo” de la persecución cuando Yahshua sea revelado “desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego” para castigar a los que no “obedecen el Evangelio”.

5. 2 Tes. 2: 1-3, 8. La “reunión con Yahshua“, respecto a la cual los tesalonicenses estaban turbados, no vendrá hasta después de la “apostasía” y la revelación de “aquel inicuo [el anticristo]“, que será destruido “con el Ruaj (espíritu) de su boca de Yahshua” y el “resplandor de su venida”.

6. Apoc. 1: 7. Su venida será “con las nubes” y visible para “todo ojo”.

7. Apoc. 14: 14-20. Cuando Yahshua venga, recogerá una doble cosecha: los justos y los impíos.

8. Apoc. 19: 11 a 20: 6. Cuando Yahshua venga, la venida en la que aparece simbólicamente como un guerrero que es acompañado por las huestes del cielo, arrojará a la bestia perseguidora y al falso profeta al lago de fuego, matará al resto de sus enemigos con la espada que sale “de su boca”. Y un ángel atará a Satanás; entonces los fieles -los muertos resucitados y los vivos- recibirán su recompensa: reinarán “con él mil años”.

Estas referencias de las Escrituras concuerdan en describir el glorioso regreso del Señor como un acontecimiento único y visible. Muestran que este suceso producirá (1) la reunión de los santos inmortales recogidos de la tierra para estar con él, como es evidente, en las “moradas” celestiales, en el lugar que Yahshua fue a preparar para ellos (Juan 14: 2-3), y (2) la muerte de todos los perseguidores de la última generación, junto con todos los impíos, por la gloria consumidora de la venida de Yahshua.

Por lo tanto, es evidente que cuando comiencen los mil años sólo habrá dos grupos de seres humanos: los que han sido llevados al cielo revestidos de inmortalidad, y los que quedaron muertos en la tierra desolada y oscura. Este despoblamiento de la tierra es lo que atará a Ha Satán (ver com. Apoc. 20: 1-2), pues no puede llegar hasta los redimidos ni tiene poder para engañar a sus súbditos muertos. Los engañará de nuevo cuando sean resucitados al terminar los “mil años” (vers. 5).

Base equivocada de la creencia en un milenio terrenal.- Algunos sostienen que el milenio será un período de justicia, paz y prosperidad en la tierra. Llegan a esta conclusión mayormente por aplicar a los mil años, ya sea literal o figuradamente, las profecías de restauración del reino que fueron dadas al antiguo Israel en la Torah. Los premilenaristas que pertenecen a este grupo aplican estas profecías literalmente, o a un reino mundial de la iglesia o de los judíos, en un milenio futuro después de la segunda venida. Los postmilenaristas aplican estas mismas predicciones a una era áurea futura que disfrutará la iglesia antes de la segunda venida. Un tercer grupo, los amilenaristas, reduce las descripciones de la Torah relativas al reinado ofrecido al antiguo Israel, a simples alegorías de las victorias de la iglesia en la dispensación evangélica.

La falsedad de estas tres posiciones es doble: (1) Ninguna de ellas armoniza con las especificaciones que presenta Apoc. 19: 11 a 20: 15, el pasaje más importante de las Escrituras que trata del milenio. Este pasaje muestra claramente que no habrá ser humano vivo en la tierra durante este período (ver lo anterior; cf. com. cap. 20: 1). Por lo tanto, el milenio no puede ser un período de justicia, paz y prosperidad en la tierra. (2) Estas posiciones se fundan en un concepto falso de la naturaleza de las profecías de la Torah.

Por ejemplo, muchos premilenaristas sostienen que estas profecías del reino son decretos literales e inalterables que aún deben cumplirse para el Israel literal, es decir para los judíos (en cuanto al término “Israel”, que se aplica a los judíos de cualquier tribu, ver com. Hech. 1: 6). Esta creencia equivocada ha producido un sistema conocido como futurismo (ver pp. 133-134) que, en vez de considerar a la iglesia cristiana como heredera de las promesas que se hicieron a Israel, considera la era cristiana como un “paréntesis” en la profecía, es decir, que llena la brecha hasta que se cumplan literalmente en el futuro las antiguas profecías respecto a Israel.

Los intérpretes de esta escuela aplican la mayor parte de las predicciones del Apocalipsis principalmente a los judíos, y creen que estas predicciones se cumplirán en lo que llaman “el tiempo del fin”. Esperan que las profecías de la Toah respecto del reino que le fueron dadas a Israel, se cumplan durante el milenio. Dividen la historia sagrada en dispensaciones o períodos (por lo cual se los denomina “dispensacionalistas”), en los cuales la “edad de la iglesia” se considera como una dispensación intermedia de gracia entre las edades judías de la ley pasada y la futura. Esta división en dispensiones lógicamente requiere un “rapto anterior a la tribulación” (ver com. 1 Tes. 4: 17) a fin de sacar a los santos cristianos de la tierra antes del “período de tribulación” judío. Estos intérpretes sostienen además que los judíos sobrevivientes aceptarán a Yahshua cuando aparezca en las nubes después de la tribulación. Entonces con las “naciones” sobrevivientes entrarán en el milenio; y si bien es cierto que seguirán siendo mortales, vivirán en una tierra parcialmente renovada. Según esta teoría, en ese tiempo los judíos gozarán no sólo de prosperidad material y de longevidad, sino también del reino davídico restaurado, de un templo restaurado y de un sistema de sacrificios “conmemorativos”; de la ley, el sábado, el dominio político del mundo, la aplicación por la fuerza del reinado “con vara de hierro” de Yahshua sobre naciones sumisas, que finalmente se harán rebeldes. Todo esto en un reino terrenal milenario, mientras que los santos cristianos reinarán con Cristo revestidos de inmortalidad.

A continuación se detallan algunos de los principios de la interpretación profética de la Torah que pasan por alto los que aplican las profecías del reino de Torah a los judíos en una era futura (Deut. 18: 15).
1. Las promesas hechas al antiguo Israel eran condicionales. Yahweh dijo: “Si diereis oído a mi voz. . . vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos” (Exo. 19: 5; cf. Deut. 7: 8; 27-30; Jer. 18: 6-10; ver t. IV, p. 36).

2. Israel como nación no cumplió las condiciones; por lo tanto, perdió el reino y las promesas. Cuando Cristo, el hijo de David, vino y la nación judía rechazó a su Rey, ella perdió el reino (ver com. Mat. 21: 43; cf. com. Apoc. 20: 1).

3. Las Kehilah, el “Israel espiritual”, es ahora la heredera de las promesas. El fracaso del Israel literal no significa que “la palabra de Yahshua haya fallado” (Rom. 9: 6). Cuando la nación de Israel fue cortada como ramas muertas de la verdadera raíz de Abrahán, el Israel verdadero era entonces el fiel remanente judío que había aceptado al Mashiaj (ver com. Rom. 11: 5); y a los judíos mesiánicos fueron agregados injertados en el tronco original; por lo tanto, el árbol incluye ahora a los hijos espirituales de Abrahán (Gál. 3: 16, 26-29), es decir, la Kehilah de Yahweh.

El apóstol Shaul (Pablo) dice que “todo Israel será salvo” (Rom. 11: 26), pero establece claramente que “todo Israel” no significa todos los judíos. Excluye a los que son sólo “hijos según la carne” e incluye únicamente a los “hijos según la promesa” (Rom. 9: 6-8). A éstos les añade los gentiles que tienen la circuncisión verdadera, que proviene de Yahshua (Rom. 2: 26, 28-29; Col. 2: 11; . Rom. 11: 25-26; Fil. 3: 3). Pablo dice específicamente que los que no son judíos pero son salvos por la gracia de Yahshua, no son ya extranjeros de la “ciudadanía de Israel” y “los pactos de la promesa”, sino que son “conciudadanos de los santos” (Efe. 2: 8-22). En el Israel espiritual “no hay judío ni griego”, sino que todos son uno en Yahshua Ha Mashiaj (Gál. 3: 28).

Shaul (Pablo) aplica a “toda su descendencia” -cristianos judíos y gentiles- la promesa del reino.            Rom. 4: 13, 16). Kefa (Pedro) cita casi textualmente un pasaje clave (Exo. 19: 5- 6) que le prometía a Israel la condición de un pueblo escogido, una nación santa, un “real sacerdocio”, y lo aplica a los seguidores del Mashiaj que no son judíos. Esto muestra que él consideraba a la Kehilah como heredera de la condición especial que poseyó anteriormente el Israel desobediente (ver. 1 Ped. 2: 5-10). Yohanan (Juan) usa dos veces una expresión que parece aludir a este mismo pasaje de Exodo: “reyes y sacerdotes” (ver com. Apoc. 1: 6; 5: 10), demostrando así que hace una aplicación similar de aquella promesa del reino a la Kehilah: no sólo a la futura Kehilah triunfante sino también a los Talmidim del Asia Menor. Hay otros ejemplos en el Brijadasha de pasajes inspirados que se aplican a las Kehilah de los tiempos apostólicos en Hech. 2: 16-21; 13: 47; 15: 13-17 . Esas promesas y profecías fueron hechas, por supuesto, a Israel.

4. Profecías que fueron originalmente literales pueden tener un cumplimiento espiritual para el “Israel espiritual” en esta época, y trascendentalmente en el mundo venidero. Las aplicaciones del Brijadasha muestran que las profecías dadas literalmente al antiguo Israel pueden tener un cumplimiento no literal en la Kehilah en las nuevas condiciones, y un cumplimiento final, sin los factores propios de la mortalidad, en el reino eterno.

¿ES EL ALMA INMORTAL?


La pregunta milenaria de Job, "Cuando el hombre muere, ¿volverá a vivir?" (Job 14:14) es de interés permanente. Sabemos con claridad lo que dice la Palabra de Yahweh con respecto a la creación del hombre, "Entonces Yahweh el Eterno modeló al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente2' (Génesis 2: 7), pero la pregunta queda en...
¿Qué sucede cuando se desprende el aliento de vida del alma? ¿Acaso continua viviendo?
La respuesta a esta pregunta en la práctica siempre ha sido de carácter afirmativo. Aunque los evolucionistas no puedan admitir aquella fe en la inmortalidad del alma como una capacidad original del hombre, tampoco pueden negar que esta fe es por completo universal, y se encuentra aun en las formas más bajas de religión. En un Simposium reciente sobre "la Inmortalidad", en que se tuvieron en cuenta los conceptos de casi un centenar de personas representativas, las opiniones estuvieron prácticamente unánimes a favor de una vida futura. Los argumentos históricos y filosóficos respecto a la inmortalidad del alma no son conclusivos en absoluto; pero en verdad, son testimonios importantes a favor de la existencia continuada, personal y consciente del hombre. Son los siguientes:
1. El Argumento Histórico:
El Consensus Gentium es precisamente tan fuerte en relación con la inmortalidad del alma, como lo es con referencia a la existencia de Yahweh. Siempre ha habido eruditos incrédulos que niegan la continuada existencia del hombre; pero, en general, puede decirse que la creencia en la inmortalidad del alma se encuentra entre todas las razas y las naciones, sin importar el grado de civilización que tengan. Y parecería que una noción tan común pueda solamente considerarse como un instinto natural o como algo envuelto en la íntima constitución de la naturaleza humana.
En el siglo II d.C. algunos de los así llamados "Padres de la Iglesia" que habían sido criados y educados en el paganismo y que más tarde se trasformaron en el cristianismo, presentaron la doctrina de la inmortalidad del alma como un dogma en la Iglesia. Dicha doctrina (la Inmortalidad) siempre ha existido en las mentes de los paganos a través de las generaciones, incluso tal doctrina empezó desde el mismo Edén, ya que la primera doctrina enseñada por Satanás al mundo fue "No es cierto. No moriréis." (Génesis 3: 4). Fue desde la adaptación del paganismo al cristianismo en que se vieron los primeros indicios de aceptación de tal enseñanza en el seno de la grey. Martín Lutero la clasificó entre "las fábulas monstruosas que forman parte del estercolero romano
Según la New Catholic Encyciopedia (Nueva Enciclopedia Católica), vol. 13, pág. 464, col. 1, art. "Soul, Human, Inmortality of', nos narra como se hizo tal transición:
"Cuando los apologistas y primeros padres presentaron las enseñansas de Yahshua Ha Mashiaj a los griegos, el juicio final formaba parte de su mensaje. Al escuchar dicho tema, apelaron a los poetas y filósofos y a la tradición general del pensamiento griego para apoyar la creencia de la inmortalidad del alma. Más tarde, los escolásticos prefirieron utilizar a Platón o los principios de Aristóteles.
"Los padres encontraron más bien en los filósofos para el mensaje de la cristiandad. Pitágoras y Empédocles, citados por Justino, enseñan la supervivencia y transmigración del alma, que según ellos es hecha de partículas celestes del éter. Sin embargo, la doctrina es menos filosófica que religiosa, y puede haber sido tomada prestada del Orfismo. El pensamiento de Sócrates, que no dejó escritos, es probablemente lo que está expresado en la apología de Platón: que algún "elemento divino" en él, lo hace creer que la muerte no es mala; él espera que sea algo bueno, aunque no tiene prueba para ello.
"La doctrina platónica, citada con frecuencia por los Padres, es clara y positiva. El alma, que para Platón es un principio que se mueve por sí mismo, no es generada y es eterna; ha existido antes que el cuerpo, al cual está unido a manera de castigo por alguna falta, y por lo tanto le sobrevivirá. Estar sin el cuerpo es en realidad el estado natural y adecuado del alma, aunque Platón admite transmigraciones y futuras uniones sí el alma no obtiene purificación completa en esta vida
Entre los Filósofos Griegos que más aceptaron y enseñaron tal doctrina tenemos entes como:
Homero.
Orfeo.
Pitágoras.
Sócrates.
Platón.
Aristóteles.
Empédocles.
Justino Mártir.
Ireneo.
Tertuliano.
Orígenes.
entre otros...


La secta que más se compenetró con la transmigración y la inmortalidad del alma, fue la del Gnosticismo.
El Gnosticismo, según la Enciclopedia Británica, (1 iva. Edición, vol. 12, pág. 152, art. "Gnosticism') es "el nombre generalmente aplicado al movimiento espiritual que existe lado a lado con el cristianismo, que gradualmente se cristalizó en la antigua Iglesia Católica, que puede definirse de modo general como un sincretismo religioso señalado que lleva la fuerte impresión de la influencia cristiana". Este sistema de filosofía pretendía o pretende poseer un conocimiento completo y trascendental de la naturaleza y los atributos de Yahweh. "La conjunción de un judaísmo marginal y el pensamiento helenístico con la primera teología cristiana dio lugar a un sistema de pensamiento que basaba la salvación del hombre en el rechazo de la materia y en el conocimiento superior (Gnosis) de las cosas divinas. El Gnosticismo profesó un dualismo que identificaba el mal con la materia, mientras que el bien, al ser esencialmente etéreo (espiritual), era accesible sólo a quienes poseían la Gnosis." (Enciclopedia Larousse, tomo 16, pág. 7849, 3era. Edición, art. 'Nosticismo'). Eusebio (que nació alrededor del 260 d. C.), aunque fue obispo de Cesarea en Palestina desde el año 315 hasta su muerte en el 340 d.C., es mejor conocido como historiador, y a su "Historia de la Iglesia Cristiana" él debe su fama y su título familiar de "el padre de la historia de la Iglesia". De él obtenemos importantes datos sobre esta etapa, y él nos da un listado de algunos dirigentes del gnosticismo quienes dan origen a este conglomerado de ideas conocido hoy como la Gnosis. Entre ellos están:

Simón el Mago: (el mismo mencionado por Lucas en Hechos 8: 9-24, fue el precursor del Gnosticismo, según los historiadores).
Menandro.
Saturnino.
Basiledes.
Carpócrates.
Cerinto.
Marción.
Valentín.


2. El Argumento Metafisico:
Este argumento se basa sobre la simplicidad del alma humana, y se infiere de su indisolubilidad. En la muerte la materia se disuelve en sus partes. Pero el alma como entidad espiritual no se compone de varias partes, y por tanto es incapaz de división o disolución. En consecuencia, la descomposición del cuerpo no trae consigo la destrucción del alma. Aun cuando el primero perezca, la segunda permanece intacta. Este argumento es muy antiguo y ya fue utilizado por Platón.

3. El Argumento Teológico:
Parece que los seres humanos están capacitados con un número casi infinito de posibilidades, que nunca se desarrollan por completo en esta vida. Parece como si la mayor parte de los hombres sólo comenzaran precisamente a cumplir algunas de las grandes cosas a las que aspiran. Hay ideales que no llegan a su realización, apetitos y deseos que no se satisfacen en esta vida, anhelos y aspiraciones incumplidos. Ahora bien, se arguye que Yahweh no habría conferido a los hombres semejantes habilidades y talentos, sólo para que quedaran fracasados en su cumplimiento; no habría llenado sus corazones con tales deseos y aspiraciones, sólo para hacerlos sentirse frustrados. Debió Yahweh haber provisto una existencia futura en la que la vida humana alcance su contentamiento.

4. El Argumento Moral:
La conciencia humana testifica la existencia de un gobernador moral del universo que hará justicia. Sin embargo, las demandas de la justicia no se alcanzan en esta vida presente. Hay un desigual y aparentemente injusta distribución del bien y del mal. Los malvados prosperan a menudo, acrecientan sus riquezas y tienen una participación abundante en los goces de la vida, en tanto que los piadosos con frecuencia viven en pobreza, se encuentran con reveses penosos y humillantes, y sufren muchas aflicciones. De aquí que debe haber un estado futuro de existencia, en el cual la justicia reine suprema, y en el que queden compensadas las desigualdades de la vida presente.

¿PUEDE EL ALMA MORIR?

La Torah nos menciona que el sustantivo hebreo más frecuentemente traducido como "alma" es "Nephesh ". También se lo traduce como "persona", "vida" (de una persona), "uno mismo". Tenemos ejemplos de tales traducciones en los textos de:

Isaías 1:13.
Levítico 24: 17.
Isaías 42: 1.
Números 23: 10.
Amós 6: 8.
Números 35: 11, 15,30.
Salmos 22: 20. Deuteronomio 19:6.
Génesis 34:3.
Deuteronomio 22: 26.
Isaías 52: 13-15. Deuteronomio 19: 11.
Isaías 53: 1-12. Deuteronomio 27: 25.
Cantares 1: 7.
Josué 10: 28, 30, 32, 35, 37, 39; 11: 11.
Levítico 11: 43, 44
Jeremías 40: 15.
Génesis 37: 21
Levítico 23: 29.
Números 15: 31.
Éxodo 12: 15
Levítico 22: 3
Mateo 10: 28
Job 36: 14
Proverbios 6: 32
Ezequiel 13: 19; 22: 27.
Salmos 40: 14.
Proverbios 28: 17.
Apocalipsis 6: 9.
Apocalipsis 20: 4.


Por eso, al decir que YHWH "sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un alma (Nephesh) viviente" (Génesis 2: 7), la Biblia quiere decir que el hombre sin vida llegó a ser una persona viva.
Además hemos visto, sin que quede sombra de duda, que un alma humana puede ser destruida, asesinada, puede morir. Estos hechos pueden considerarse como razón principal por la cual la palabra hebrea Nephesh, que se emplea tantas veces en la Biblia, se emplea con referencia a personas muertas. Por ejemplo:

Levítico 19: 28.
Levítico 21:1.
Levítico 22: 4.
Números 5: 2.
Números 6: 6
Números 6: 11.
Números 9: 6, 7.
Números 19: 11.
Hageo 2: 13.


Por lo tanto es evidente que la palabra alma "Nephesh" se usa generalmente en la Biblia con referencia a un ser humano como persona, viva o muerta. Existen decenas de textos más que aparecen a través de todo el contenido de la Santa Biblia, pero sólo nos detuvimos para mencionar las más importantes y conocidas.
EXHALAR EL ESPIRITU:

El Buen Libro dice que: "Entonces YHWH el Eterno modeló al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento (Neshamah) de vida, y el hombre llegó a ser un alma viviente." (Génesis 2: 7). Suponemos pues que la muerte es el reverso del proceso de creación. Si al morir volvemos al polvo de donde fuimos tomados (Génesis 3: 19), ¿adónde va el aliento?
Dice la Torah: "Sale su aliento, vuelven a la tierra. En ese mismo día perecen sus pensamientos." (Salmos 146: 4). Al morir, el hombre mismo vuelve al polvo de la tierra. Y en ese preciso momento también su aliento, que en hebreo es llamado Ruaj (Espíritu), lo abandona. Como resultado el hombre deja de pensar, pues eso es algo que las personas muertas son incapaces de hacer, porque "Los muertos nada saben" (Eclesiastés 9: 5).
¿A dónde va pues el aliento (Ruaj) del hombre cuando él muere?
Entonces [al morir el hombre] "el polvo vuelva a la tierra de donde vino, y el aliento de vida vuelva a YHWH que lo dio." (Eclesiastés 12: 7).

Cuando en la Torah se utilizan términos como hálito, aliento, espíritu, etc., siempre se usan palabras hebreas como Ruaj ó Neshamah, usados como sinónimos, como el elemento dador de la vida que viene de YHWH y que es esencial para la existencia del hombre como un Nephesh [alma viviente].

¿Qué decir de aquellas personas que tienen la posibilidad de comunicarse con espíritus? ¿De donde son estos espíritus?

Las Sagradas Escrituras predicen claramente que en los últimos días habría una extraordinaria manifestación de fenómenos síquicos que maravillarían al mundo en general. El mismo Jesús predijo y declaró enfáticamente que las maravillas de tipo espiritistas de los últimos días serían excepcionalmente engañosas. "Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, para engañar, si fuera posible, aun a los elegidos. Ya os lo he dicho antes." (Mateo 24: 24, 25). El advirtió especialmente contra las creencias en las sesiones espiritistas -fenómenos espiritistas "en las cámaras secretas"- donde se dice que hay comunicaciones secretas con espíritus. "No le creáis" declaró Yahshua (ver. 26).
Para probar los reclamos del espiritismo, debemos buscar las respuestas a dos preguntas fundamentales:
1. ¿Existen de veras seres sobrehumanos invisibles capaces de hacer contactos, con los que viven en la tierra?
2. ¿Es posible que esos espíritus sean seres humanos que han vívido y muerto en este mundo?
El hechicero es una persona que usa "el poder" obtenido mediante la ayuda o el control de espíritus malos, especialmente para la adivinación. La Biblia declara explícitamente que los adivinadores médiums espiritistas no tendrán parte en el mundo mejor por venir (Tierra Nueva) (Apocalipsis 22: 15). La brujería está catalogada al mismo nivel, porque no es otra cosa sino una forma de hechicería (Gálatas 5: 20, 21). El destino final de los que practican estas artes será el lago de fuego, sí no se arrepienten y se vuelven de sus malos caminos (Apoc. 21: 8).
Yahweh no sólo prohíbe la práctica del espiritismo, sino que bajo la teocracia de Israel, lo consideraba digno de muerte (Levítico 19: 31; Éxodo 22: 18). A su pueblo de la antigüedad Él le dijo: "No haya en ti quien pase a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, astrología, hechicería o magia; ni quien sea adivino, ni médíum, ni espiritista, ni quien consulte a los muertos." (Deuteronomio 18: 10-12).
Notemos que Yahweh no solamente condena a los que consultan a "los muertos", sino también a los "hechiceros". La hechicería es el arte de revelar comunicaciones pretendidas de los espíritus de los muertos.

Al principio, Saúl, rey de Israel, (1095-1055 a. C.) aplicó fielmente las leyes de la nación contra las prácticas del espiritismo. Pero con el tiempo llegó a hacer caso omiso de los requerimientos de Yahweh. Después de muchos años de desobediencia, el rey vio a los ejércitos filisteos reunidos en contra de él. Samuel, el profeta, había muerto ya. Según 1 Samuel 28: 3-6, Saúl, al ver esto, se turbó en gran manera y consultó a Jehová, pero Él no le respondió ni por sueños ni por profetas. Dice la palabra de Yahweh (Salmos 66: 18; Proverbios 28: 9; 1 Juan 3: 22) que Yahweh no contesta las oraciones de los que están determinados a desobedecer su ley. Y en vez de humillarse delante de Yahweh con humildad y arrepentimiento, Saúl decidió consultar a una médíum espiritista. Saúl le pidió que le trajera de la muerte a Samuel, el profeta (1 Samuel 28: 7-1 1). La médíum invocó a un espíritu, y tal se disfrazó de Samuel para consultar con Saúl. El final de dicha historia se registra en 1 Crónicas 10: 13, 14, al decir: "Así murió Saúl por su rebelión contra el Eterno, contra su palabra, la que no guardó; y porque hasta consultó a una médium, en vez de consultar al Eterno. Por eso Yahweh lo hizo morir, y pasó el reino a David, hijo de Isaí."
El sistema del espiritismo está basado en esta proposición satánica:
Moriréis" (Gén. 3: 4). Este sistema alega que los seres humanos no mueren cuando 'les sobreviene la muerte, sino que tienen un alma inmortal que continua viviendo después como un espíritu y que los médiums se pueden comunicar con los muertos y obtener información de ellos. Esto contradice lo que dice la Biblia en Eclesiastés 9: 5, 6 al decir:
"pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; hasta su memoria queda en el olvido. También su amor, su odio y su envidia perecieron ya, y nunca más participan en nada de lo que se hace bajo el sol."

¿INMORTALIDAD?

¿Ha pensado Ud. alguna vez acerca del deseo humano de vivir feliz tanto tiempo como sea posible? ¿Es posible bíblicamente ser inmortal?
Cuando el hombre fue creado al principio, se hizo provisión para que pudiera disfrutar de la inmortalidad con la condición de que rindiera fiel obediencia a su Creador. Yahweh dotó con la habilidad de pensar, razonar, y aprender. Le fue dado el poder de elección con el fin de que pudiera rendir una obediencia voluntaria e inteligente a su Hacedor.
En el centro del huerto del Edén, el hogar - paraíso que Yahweh proveyó para Adán y Eva, el Señor plantó el árbol de la vida. Ellos podían comer libremente del fruto de este árbol y vivir para siempre (Génesis 2: 9, 16). Para probar su lealtad hacía él como su Creador, el Señor también plantó allí el árbol de la ciencia del bien y del mal. En cuanto a ese árbol, les dijo: "Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás" (Génesis 2:17).
Comer del fruto del árbol de la vida una vez no podía impartir a Adán y a sus descendientes vida eterna o inmortalidad. En el Edén el hombre tenía que continuar comiendo de su fruto de tanto en tanto para poder vivir para siempre. Para prevenir esto después que Adán y Eva pecaron, Yahweh interceptó de allí en adelante su acceso al árbol de la vida, estacionando allí un querubín con una espada encendida para negarles el acceso a ese fruto que perpetuaba la vida (Génesis 3: 22-24). Desde ese tiempo hasta el presente ha sido un ser mortal, sentenciado a morir. Por eso Adán no pudo transmitir inmortalidad a sus descendientes, porque él mismo no la poseía para poderla conferir. Nuestra herencia de Adán, nuestro primer padre humano, es mortalidad y muerte, lo opuesto a inmortalidad y vida perpetua.
Solamente por una intervención especial de parte de Yahweh, algunos de los descendientes de Adán fueron tan afortunados que pudieron librarse de la muerte. Estas dos excepciones fueron Enoc (Génesis 5: 22-24) y Elías (2 Reyes 2:1, 11). Se nos dice que "la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron" (Romanos 5:12).

La palabra "Inmortal" se emplea una sola vez en la Biblia, y es cuando se habla de la Deidad como "El Rey de los siglos (eterno), inmortal, invisible, el único y sabio Yahweh" (1 Tim. 1:17).
La palabra "Inmortalidad" se menciona 5 veces en el Pacto Renovado (Nuevo Testamento), dos veces en 1 Cor. 15: 53, 54, que ya hemos citado, y también en los siguientes 3 casos:
1. De Yahweh se dice que es el "bendito y único Soberano, Rey de reyes y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver; a él sea la honra y el imperio por siempre." (1 Cor. 6:16).
2. Nuestra única esperanza está en "Yahshua, quien venció la muerte, y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio." (2 Cor. 1: 10).
3. Los fieles seguidores de Yahshua "buscan gloria, honra e inmortalidad" (Romanos 2: 7). Si hubiéramos nacido inmortales, no tendríamos necesidad de buscar inmortalidad.
o "Porque la paga del pecado es la muerte. Pero el don gratuito de Yahweh es la vida eterna en Yahshua Ha Mashiaj." (Rom. 6: 23).
o "Porque tanto amó Yahweh al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él, no perezca, sino tenga vida eterna." (Jn. 3:16).

¿Cuándo concederá Él a los fieles en don de la inmortalidad?

Será cuando "Yahshua descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel, y con Shofar (trompeta) de Elohim, y los muertos en Yahshua resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivamos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes, a recibir a Yahshua en el aire. Y así estaremos siempre con el Señor." (1 les. 4:16-17).

¿De donde serán arrebatados?

"Y enviará a sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus elegidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro." (Mateo 24: 31).

Será en ese tiempo en que:

"Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad Y cuando esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalida4 entonces se cumplirá la palabra escrita: "Sorbida es la muerte con victoria"." (1 Cor. 15: 53, 54).

Los Malah (ángeles), ¿Tienen personalidad?


Definición de personalidad.
Para explicar que es una persona vayamos al diccionario el cual nos dice que es un ser con cualidades morales. Aquella que tiene los elementos que forman la personalidad que son:
1 – El intelecto (la capacidad de pensar, de razonar, de conducirse de manera inteligente)
2 – La Sensibilidad (los sentimientos), capacidad de amar, de entristecerse, de rechazar, de odiar, de sentir, etc.
3- La voluntad(la capacidad de tomar decisiones), escoger entre varias formas de actuar y llevar una de ellas a término.
Es decir, la inteligencia dirige, la sensibilidad desea y la voluntad determina la dirección que conduzca a fin racional.
De ahí que la personalidad es el conjunto de características propias de cada persona que la distinguen de las demás.
Estas cualidades son las que distinguen a las personas de las cosas o los animales. Así que, una persona es el ser que posee inteligencia, sentimientos, y voluntad.
Los ángeles, ¿son personas?

1er atributo de la personalidad: inteligencia.
1 Pedro 1:12
A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.

Anhelan.
Gn. epithuméo, “desear”, “anhelar”, “ansiar” (ver com. Mat. 5: 28). Los ángeles están intensamente interesados en la revelación del carácter de Dios como se manifiesta en la salvación de la humanidad. Cada manifestación de la justicia y del amor divinos desde la creación de Adán hasta ahora, ha sido un motivo de admiración y complacencia para los ángeles.
Mirar.
Gr. parakúpto, “mirar de cerca”; “contemplar” (BJ). Compárese con el uso del mismo verbo en Luc. 24: 12 y Juan 20: 4-5, 11, en donde “el otro discípulo” y María son presentados mirando el interior de la tumba de
Yahshua desde afuera. Quizá Pedro estuviera pensando en los ángeles que con intenso interés estudian el desarrollo del plan de salvación. Están sumamente interesados en el resultado de este drama porque su propia paz futura depende de los resultados del gran conflicto entre el bien y el mal.
Desean aprender en su totalidad la redención y la obra de Yahshua.
Capacidad de comunicarse:
Mateo 28:5-7
Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Yahshua, el que fue crucificado. 6No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Mashiaj. 7E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho.

Las otras mujeres, entre ellas María, madre de Jacobo, junto con Salomé y Juana (Mar. 16: 1; Luc. 24: 1, 10), llegaron al sepulcro. Encontraron allí al ángel que había descendido del cielo para llamar a Yahshua del sepulcro, sentado en la piedra que había quitado de la entrada de la tumba (Mat. 28: 2;Al verlo, las mujeres se dispusieron a huir, pero se detuvieron al oír el reconfortante mensaje del Malaj (ángel), quien les dijo lo que se encuentra registrado en Mat. 28: 5-7 (cf. Mar. 16: 6-7 Entrando en el sepulcro, encontraron a otro ángel sentado en la loza de piedra donde Yahshua había estado (Mar. 16: 5; cf. Juan 20: 12). Este ángel les habló las palabras registradas en Luc. 24: 5-7

Están atentos a nuestras oraciones.
Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan. 14Y tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán de su nacimiento; 15porque será grande delante de Yahweh. No beberá vino ni sidra, y será lleno del Ruaj Hakodesh (Espíritu Santo), aun desde el vientre de su madre. 16Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Mashiaj.
11.
Se le apareció.
Según el relato, parece que el ángel no fue visto sólo en visión, sino que se le presentó a Zacarías y fue visto en forma natural.
Un ángel de Yahweh.
Este era el ángel Gabriel , quien más de cinco siglos antes se había aparecido a Daniel para anunciarle el tiempo de la venida del Mesías (Dan. 9: 21, 25). Ahora, poco antes de llegar el Salvador, Gabriel aparece de nuevo para anunciar el nacimiento del profeta que prepararía al pueblo para la llegada del Prometido.
La derecha del altar.
El frente del altar estaba hacia el este, por lo tanto, la derecha del altar estaba hacia el sur del mismo. Se consideraba que el lado derecho era una posición de honor (Mat. 25: 33; Hech. 7: 55- 56; Heb. 1: 3; etc.), y Zacarías debería haber reconocido esta posición como una señal de deferencia, pero no lo hizo
12.
Le sobrecogió temor.
La reacción del anciano sacerdote difícilmente podría considerarse inesperada o fingida (ver Juec. 6: 22; 13: 22; Luc. 2: 9; 9: 34; Hech. 19: 17).
13.

No temas.
Estas palabras eran con frecuencia las que primero dirigían los seres celestiales al comunicarse con los hombres (Gén. 15: 1; 21:17; Luc. 1: 30; 2: 10). Los seres celestiales trabajan constantemente para quitar el temor del corazón de hombres y mujeres consagrados (Heb. l: 14; 2:15), y para colocar en su lugar “la paz de Yahweh, que sobrepasa todo entendimiento” (Fil. 4:7). La perfecta comprensión de Yahweh y el amor a él apartan todo temor del corazón humano (Mat. 6:30-34; 1 Juan 4:18).
Ha sido oída.
Algunos creen que la “oración” oída fue la de Zacarías que rogaba por la venida del Mesías. Al estudiar las profecías, especialmente las de Daniel, Zacarías se dio cuenta que el tiempo de la llegada del Mesías parecía estar muy próximo. Durante 659 muchos años había orado para que se cumpliera la esperanza de Israel, y ahora Gabriel le aseguraba que el cumplimiento de esas profecías estaba muy cercano. Otros creen que la “oración” oída fue una oración anterior de Zacarías pidiendo un hijo. No hay duda de que en años pasados Zacarías había pedido un hijo en oración (ver Gén. 15: 1-2; 25: 21; 30: 22; 1 Sam. 1: 10-11, etc.). No es probable, como lo sugieren algunos comentadores, que Zacarías hubiera pedido un hijo en oración en esta oportunidad, pues su respuesta al ángel (Luc. 1: 18) demuestra que ya había renunciado a la esperanza de tener un hijo.

Conocen por revelación divina el plan de Dios para el mundo.
Apocalipsis 17:1-18
Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; 2con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. 3Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. 4Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; 5y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. 6Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.
7Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos. 8La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. 9Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, 10y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. 11La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición. 12Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. 13Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. 14Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.
15Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. 16Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; 17porque Yahweh ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Yahweh. 18Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.

Están a nuestros servicios. Hebreos 1:7,14
Ciertamente de los ángeles dice:El que hace a sus ángeles espíritus,
Y a sus ministros llama de fuego. 14¿No son todos espíritus ministradores,enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?

Espíritus.
Gr. pnéuma, “viento”, “espíritu”, “aliento”. Una cita del Sal. 104: 4. El propósito del autor al citar este texto es mostrar que los ángeles son siervos, y que Yahweh los usa como a sus ministros, en contraste con el Hijo que es Yahweh.
En cuanto a la diferencia entre Sal. 104:4 y Heb. 1:7, ver t.III, p. 875, com. Sal. 104:4. Nótese que “ángel” y “mensajero” tienen una misma raíz: en hebreo, mal’ak significa tanto “ángel” como “mensajero” (cf. com. 2 Sam. 14:17); y en griego, ággelos también puede traducirse o “ángel” o “mensajero” (cf. com. Apoc. l: 20). Otro tanto sucede con “espíritu” y “viento”: ambos pueden ser o del hebreo ruaj (cf com. Job 1:3), o del griego pneúma (cf. com. Luc. 8:55).

Ministros.
Gr. leitourgós (ver com. Rom. 13:6). El Hijo es Yahweh y debe ser adorado; pero los ángeles son ministros, siervos que se deleitan en cumplir la voluntad de Yahweh. Desde el mismo principio han tenido una parte definida en el plan de Yahweh y han servido de muchas maneras. Después que el hombre pecó, custodiaron el camino que daba acceso al árbol de la vida (Gén. 3:24). Cuando se produzcan los sucesos finales y Yahshua vuelva a la tierra, los ángeles vendrán con él (Mat. 25:31), y Yahshua los enviará para que reúnan “a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro” (Mat. 24:31).
Los ángeles han sido a través de toda la historia los guardianes y protectores de los hombres, “enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación” (Heb. l: 14). Los ángeles se presentaron con frecuencia durante el ministerio terrenal de Yahshua, desde el primer anuncio de su nacimiento hasta el momento de su ascensión. Aunque no estemos siempre conscientes de la presencia constante de los ángeles en nuestras vidas, con seguridad podemos saber que siempre estamos bajo su amoroso cuidado.
14.
Ministradores.
Gr. leitourgikós, “destinado al servicio”, “dedicado al ministerio”. Es un vocablo relacionado con leitourgós, cuyo plural se ha traducido como “ministros” en el vers. 7. En cuanto al verbo leitourgéo, ver com. Hech. 13:2.
Para servicio.
En cuanto a diakonía, ver com. Rom. 12:7.
Cuando el autor presenta la supremacía de Yahshua sobre los ángeles, no tiene el propósito de hablar livianamente de estos mensajeros de Yahweh. Su misión es destacada (ver com. vers. 7 ). Los judíos tenían un alto concepto de los ángeles. Por eso es tan grandioso el tema de este capítulo.

Tienen limitaciones.
Mateo 24:36
Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.
Ver com. Hech. 1: 7.
O sea, a pesar de que son grandes. Su inteligencia es limitada. Son seres creados pero no son omniscientes como Yahweh. Su conocimiento aumenta mediante la observación y la indagación aunque toman parte en los eventos de la historia, no saben el día y la hora del final de la historia(Mateo24:36).
2do atributo a la personalidad: Sentimientos.
Los ángeles contestan a su creación con gozo. Job 38:7
Cuando alababan todas las estrellas del alba,
Y se regocijaban todos los hijos de
Yahweh? Son muy reverentes. Isa. 6:1-3
En el año que murió el rey Uzías vi yo a Yahshua sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. 2Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 3Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Yahweh de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

Serafínes.
Heb. sérafim, que significa literalmente, “los que queman” o “los que arden”.
Seis alas.
Compárese con Apoc. 4: 8, donde los seres vivientes que Juan vio en derredor del trono también tenían seis alas. Sin embargo, los seres vivientes vistos por Ezequiel, sólo tenían cuatro alas (Eze. 1: 6). Isaías vio que estos ángeles con dos alas se cubrían el rostro, en actitud de homenaje y reverencia delante de  ???? (Yahweh), con dos alas se cubrían los pies, y con dos volaban. Ezequiel vio (que los seres vivientes con dos alas se cubrían el cuerpo, mientras extendían las otras dos hacia arriba (Eze. 1: 11).

Se gozan de la salvación de los demás.
Luc. 15:10
Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Yahweh por un pecador que se arrepiente.
Habrá más gozo en el cielo.
3er atributo de la personalidad: Voluntad.
Los ángeles toman sus decisiones. Se los creó para que hicieran la voluntad de Yahweh con inteligencia y lealtad. Heb. 1:6
Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:
Adórenle todos los ángeles de Yahweh.
Una tercera parte de los ángeles decidió no obedecer a Yahweh.
Isa. 14:12-15
¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Yahweh, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.
Mateo 25:41
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Para el diablo.
Ver 2 Ped. 2: 4; Jud. 6-7. El fin del diablo y de sus ángeles ya se ha decidido. Estos seres que “no guardaron su dignidad” están destinados a perecer en el fuego del día final. Todos los que sigan su ejemplo de rebelión sufrirán el mismo fin.
Al quedar las 2 terceras partes de ángeles en el cielo fue por decisión propia el ser fieles a Yahweh que es uno de los aspectos de la voluntad. Los ángeles fueron creados a imagen de Yahweh en el sentido de personalidad y santidad. La personalidad otorga la capacidad básica para tener comunión con Yahweh que es una persona, ya que solo las personas pueden tener comunión y la santidad es el rasgo necesario para regocijarse en esa comunión ya que dos personas no pueden gozarse en la comunión a no ser que esté en armonía moral. De ahí que los ángeles son personas con la capacidad de adorar libremente a su creador y de mantener comunicación con el y su criatura.

Características
Los ángeles pertenecen al grupo de los espíritus.
Heb. 1:14
¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?

Es decir, son inmateriales. No tienen un cuerpo físico como el de los seres humanos. Como no son omnipresentes están limitados por el espacio.
Aunque el concepto de espíritu no se opone a la localización espacial. Juan 4:24 dice: Yahweh es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.
Aquí Yahshua quería hacer hincapié en que Yahweh no está limitado a un lugar particular como el monte desde donde hablaba Yahshua o Jerusalén. (ver. 20,24) sino que su esencia es espiritual. Aunque Yahweh puede estar en todas partes al mismo tiempo, ya que es omnipresente, Él por amor a sus seres creados ha preferido ocupar un lugar en el espacio aunque él está por encima del espacio, ya que lo creó para los seres creados.

Job 1:6
Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Yahweh, entre los cuales vino también Satanás.
Es decir, Yahweh es un espíritu infinito al cual nadie creo, mientras que los ángeles, seres finitos, si fueron creados. Por tanto, los ángeles están limitados por el espacio lo que hace evidente que se tengan que mover de un lado a otro.
Los ángeles no tienen el don de la ubicuidad , o sea, que están en muchos lugares al mismo tiempo, sino que siempre se hayan en un solo lugar y con una localización concreta, específica.
Los ángeles tienen un cuerpo, un cuerpo espiritual con definición física , con ojos, boca, etc.; aunque invisibles.
1 Cor. 15:40-44

Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales. 41Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria.
42Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. 43Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder. 44Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.

Resucitará en gloria.
Los santos resucitados se caracterizarán por su dignidad, belleza y perfección. Sus cuerpos serán hechos semejantes al de Yahshua (Fil. 3: 20-21

Cual el terrenal.
Es decir, Adán. Todos los descendientes de Adán participan de su naturaleza caída; son frágiles, mortales, sujetos como él a corrupción y muerte.
Celestial.
En la resurrección, los cuerpos de los santos serán transformados, y los nuevos cuerpos serán semejantes “al cuerpo de la gloria suya de Yahshua” (Fil. 3: 20-21).
Aunque tienen cuerpos no son como los nuestros, sino que son cuerpos espirituales para servir como espíritus al Dios espíritu.

¿Qué sexo tienen los ángeles?

No tienen sexo. Mateo 22:28-30 En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será ella mujer, ya que todos la tuvieron? 29Entonces respondiendo Yahshua, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios. 30Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Yahweh en el cielo. Este pasaje muestra claramente que los ángeles no procrean , no se casan, ni son una raza.Por tanto no tienen sexo en el sentido habitual de la palabra. Algunas veces se les describe como hombres y se emplea con ellos el pronombre masculino. Ejemplos: Marcos 16:5-6 (artículos masculinos :un, él)Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca; y se espantaron. 6Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a ????? (Yahshua) Lucas 24:4 (Varones)Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes; Toman la forma de un hombre cuando se aparecen alguien. Gen 18:2,22.Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra, 22Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de Yahweh.Gén.19:1Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo. 3 varones se presentan próximo a la tienda de Abraham. Luego, 2 varones dejan a Abraham hablando con Yahweh y se dirigen a Sodoma. Aquí los 2 varones son identificados como ángeles. Daniel 10:18 Y aquel que tenía semejanza de hombre me tocó otra vez, y me fortaleció. (Un ángel parecido a un hombre se le presenta al profeta Daniel y le da ánimo)

¿Los ángeles son inmortales?
Lucas 20:36
Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Yahweh, al ser hijos de la resurrección.
No son inmortales, pero disfrutan de la inmortalidad de Yahweh al escoger servirles, a lugar de Lucifer en el cielo, por tanto son incorruptibles y no se deleitan en el mal.

Los ángeles son invisibles.
Col. 1:16
Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.
Tienen la capacidad de aparecer ocasionalmente a los seres humanos. Esa libertad está supeditada al mandato divino.
Lucas 1:11-13
Y se le apareció un ángel de Yahshua puesto en pie a la derecha del altar del incienso. 12Y se turbó Zacarías al verle, y le sobrecogió temor. 13Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.
El ángel vino a contestar la oración que había sido oída por Yahweh desde su trono.
¿Cómo lo sabemos? 1 Rey. 8:30
Oye, pues, la oración de tu siervo, y de tu pueblo Israel; cuando oren en este lugar, también tú lo oirás en el lugar de tu morada, en los cielos; escucha y perdona.
Los ángeles moran en la presencia de Yahweh y ejecutan su voluntad.
En una ocasión se presentaron como un ejército.
2 Rey. 6:8-17.
Tenía el rey de Siria guerra contra Israel, y consultando con sus siervos, dijo: En tal y tal lugar estará mi campamento. 9Y el varón de Yahweh envió a decir al rey de Israel: Mira que no pases por tal lugar, porque los sirios van allí. 10Entonces el rey de Israel envió a aquel lugar que el varón de Yahweh había dicho; y así lo hizo una y otra vez con el fin de cuidarse.
11Y el corazón del rey de Siria se turbó por esto; y llamando a sus siervos, les dijo: ¿No me declararéis vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel? 12Entonces uno de los siervos dijo: No, rey señor mío, sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu cámara más secreta. 13Y él dijo: Id, y mirad dónde está, para que yo envíe a prenderlo. Y le fue dicho: He aquí que él está en Dotán. 14Entonces envió el rey allá gente de a caballo, y carros, y un gran ejército, los cuales vinieron de noche, y sitiaron la ciudad.
15Y se levantó de mañana y salió el que servía al varón de Yahweh, y he aquí el ejército que tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿qué haremos? 16El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. 17Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Yahweh, que abras sus ojos para que vea. Entonces Yahweh abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.
No debemos de temer a los hombres, porque así como Yahweh protegió al profeta Eliseo del ejercito enemigo, protegerá a los que son fieles.
Sal. 34:7-9
El ángel de Yahweh acampa alrededor de los que le temen,
Y los defiende.8Gustad, y ved que es bueno Yahweh;
Dichoso el hombre que confía en él.9Temed a Yahweh, vosotros sus santos,
Pues nada falta a los que le temen.
Los ángeles hablan como humanos.
Gén 19:12-13
Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar; 13porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Yahweh; por tanto, Yahweh nos ha enviado para destruirlo.

Los ángeles comen como humanos. Gén. 18:7,8
Y corrió Abraham a las vacas, y tomó un becerro tierno y bueno, y lo dio al criado, y éste se dio prisa a prepararlo. 8Tomó también mantequilla y leche, y el becerro que había preparado, y lo puso delante de ellos; y él se estuvo con ellos debajo del árbol, y comieron.
Los ángeles se sirven de esas funciones para cumplir esa misión ya que no necesitan comida para vivir, ni materializarse para vivir.
Es asombrosa la cantidad de veces que aparecen los ángeles en la Biblia. Aparecen conforme a la voluntad de Yahweh siempre para favorecer a los seres creados, especialmente el hombre.

Tienen apariencia Juvenil.
Marcos 16:5
Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca; y se espantaron.

Aparecen en ocasiones con vestiduras de luz.
Lucas 24:4
Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes.
Son tan hermosos como las mujeres.
Zac. 5:9
Alcé luego mis ojos, y miré, y he aquí dos mujeres que salían, y traían viento en sus alas, y tenían alas como de cigueña, y alzaron el efa entre la tierra y los cielos.
Son tan poderosos como los hombres.
2 Rey. 19:35
Y aconteció que aquella misma noche salió el ángel de Yahweh, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos.
2 Sam. 24:15-16
Yahweh envió la peste sobre Israel desde la mañana hasta el tiempo señalado; y murieron del pueblo, desde Dan hasta Beerseba, setenta mil hombres. 16Y cuando el ángel extendió su mano sobre Jerusalén para destruirla, Yahweh se arrepintió de aquel mal, y dijo al ángel que destruía al pueblo: Basta ahora; detén tu mano. Y el ángel de Yahweh estaba junto a la era de Arauna jebuseo.

Son impresionantes.
Daniel 10:5-6
Y alcé mis ojos y miré, y he aquí un varón vestido de lino, y ceñidos sus lomos de oro de Ufaz. 6Su cuerpo era como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud.
Mateo 28:3
Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve.
Lucas 24:4,
Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes.
Apoc. 4:6-8+
Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 7El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. 8Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es ???? (Yahweh) Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.
Lucas 2:9
Y he aquí, se les presentó un ángel de Yahweh, y la gloria de Yahweh los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.

Impresionan también a los animales.
Núm 22:26-28,31
Y el ángel de Yahweh pasó más allá, y se puso en una angostura donde no había camino para apartarse ni a derecha ni a izquierda. 27Y viendo el asna al ángel de Yahweh, se echó debajo de Balaam; y Balaam se enojó y azotó al asna con un palo. 28Entonces Yahweh abrió la boca al asna, la cual dijo a Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has azotado estas tres veces? 31Entonces ???? (Yahweh) abrió los ojos de Balaam, y vio al ángel de Yahweh que estaba en el camino, y tenía su espada desnuda en su mano. Y Balaam hizo reverencia, y se inclinó sobre su rostro.

¿Los ángeles tienen alas?
En algunas ocasiones la Biblia nos presenta los ángeles como criaturas aladas:
Con 6 alas:
Isa. 6:1,2,6
En el año que murió el rey Uzías vi yo a Yahweh sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. 2Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 6Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas.
Con 4 alas:
Ez. 1:4-6
Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, 5y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. 6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.
Con 4 caras:
Ez. 1:6
6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.
Cara de animales
Ez. 1:10
Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en los cuatro cara de águila.
Parecen Fuego y relámpago
Ez. 1:13-14
Cuanto a la semejanza de los seres vivientes, su aspecto era como de carbones de fuego encendidos, como visión de hachones encendidos que andaba entre los seres vivientes; y el fuego resplandecía, y del fuego salían relámpagos. 14Y los seres vivientes corrían y volvían a semejanza de relámpagos.
Estas dos clases de ángeles son serafines y querubines de quienes hablaremos más adelante.

Los otros ángeles ¿tienen alas?
En ocasiones se les atribuye la capacidad de volar.
Daniel 9:21
Aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde.
Esto puede significar que Gabriel tiene alas.

Todos los ángeles ¿tienen alas? No lo sabemos.
¿Tienen alas físicas? No estrictamente ya que los ángeles pueden moverse sin ellas.
Hech. 1:9-11
Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. 10Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, 11los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Yahshua, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.
Aquí no se presentan con alas.
Gén 18:1,2,22
Después le apareció ???? (Yahweh) en el encinar de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. 2Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra, 22Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de  Yahweh.
Las alas son un símbolo de la rapidez con que cumplen las ordenes de ???? (Yahweh), así como el viento y el fuego simbolizan su presto y ferviente servicio.
Heb. 1:7
Ciertamente de los ángeles dice:
El que hace a sus ángeles espíritus,Y a sus ministros llama de fuego.

¿Por qué los querubines tienen 4 alas? Porque así el número 4 representa a lo creado, la universalidad de su obra, de la plena asociación con el, Yahweh santo trino y uno. Así como los sacerdotes y levitas pertenecían a 4 ordenes o personas: Aarón y sus Hijos, los otros 3 eran los hijos de Gerson, Coat y Merari (Levitas).

Representan los 4 evangelios y las 4 cabezas de la creación animal: el león rey de las fieras; el buey rey de los animales domésticos; el águila rey de las aves; el hombre, la cabeza de la creación.
¿Por qué los serafines tienen 6 alas? 2 alas cubren sus pies en señal de entrega y servicio. 2 alas cubren sus rostros en señal de altísima reverencia a Yahweh. Con 2 alas volaban de obediencia rápida a Yahweh.
Resulta obvio que Yahweh eligió en cuanto a los ángeles la perseverancia y no la redención. Los ángeles que cayeron no pueden arrepentirse y ser salvos porque eligieron perderse. De ahí que son irredimibles. Están irrevocablemente condenados a su destrucción.

Heb. 2:14
Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo.
La muerte de Yahshua no alcanzaba la salvación de los ángeles caídos.
Heb. 2:16.
Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham.
Mat. 25:41
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Solamente los humanos pueden ser salvos.
Heb. 2:16-18
Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. 17Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Yahweh se refiere, para expiar los pecados del pueblo. 18Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.

free counters

¿Has visto la película Matrix?

Bueno, explicar lo que sucede en este mundo tiene algunas similitudes: – Esta en todas partes, en todos los aspectos de la vida. – Cua...