Social Icons

17 de junio de 2009

Profetas bíblicos, críticos modernos



“Porque no hará nada Jehová el Señor sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (Amós 3:7).

Hola Ahmed yo no soy cristiano pero me gustaría saber que piensas de que ¡UNA PERSONA ES TRAGADA por un gran pez, pasa tres días y tres noches en su interior, y luego es arrojado vivo a la costa! ¿Debemos creer esto?

Por supuesto que sí. Después de todo, la historia de Jonás está incluida en la Biblia, y si la Biblia es la Palabra de Dios, entonces Jonás es también parte de esa Palabra. Además, hemos leído: “Toda Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” (2 Timoteo 3:16). Esto incluye “toda Escritura”, y esta incluye al libro de Jonás como el informe del profeta reacio que llegó a ser carnada para un pez.

Algunos eruditos procuran eliminar a Jonás, y al libro que lleva su nombre, como si fueran un mito, una parábola, una linda historia que expresa una verdad teológica, y nada más. Pero no pueden estar más equivocados. El libro de Jonás fue puesto en el canon bíblico y, además —como veremos este trimestre—, con buenas razones.
Esta semana consideraremos algunos hechos acerca de Jonás que, desde una perspectiva puramente erudita, muestran que fue un personaje histórico que realizó una importante labor para Dios.

AUTOBIOGRAFÍAS PROFÉTICAS.

Básicamente, la Biblia está compuesta por los libros de los profetas y sus mensajes. Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel son los profetas “mayores”; Jonás es uno de los doce profetas “menores”.

Si son “mayores” o “menores”, todos los profetas exhiben algunas características similares. Como los otros libros proféticos, el de Jonás incluye tanto a un profeta como a sus mensajes. Sin embargo, la mayoría de los libros proféticos están constituidos principalmente por los mensajes sagrados provenientes de Dios y entregados por los profetas. Generalmente, incluyen una pequeña cantidad de material biográfico, aunque esto varía de libro en libro. En la mayoría de los casos, el foco está sobre el mensaje, no sobre el mensajero. En contraste, la mayor parte del libro de Jonás trata acerca de él, personalmente, mientras que el mensaje mismo consiste en menos de diez palabras. Sin embargo, como veremos más adelante, la historia de Jonás y sus actividades, de muchos modos, es el mensaje mismo.

Lee Jonás 3:4. ¿Cuál fue la esencia del mensaje de Jonás a Nínive?
Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida.

Aunque no son muchas palabras, están repletas de lo que, esencialmente, es el mensaje que se encuentra en toda la Biblia, y esto es consistente con otros profetas también, profetas cuya vida y ministerio no son puestos en duda en cuanto a su historicidad.

Repasa algunos de los otros profetas “menores”: Miqueas, Nahum, Sofonías, Abdías. ¿Qué información obtienes acerca de los profetas mismos?


Al leer estos otros profetas observamos que se da sólo una pequeña cantidad de información acerca de ellos y de sus actividades. Sabemos sus nombres, de dónde eran, cómo se llamó el padre, y no mucho más. En contraste, aunque no sabemos mucho acerca del trasfondo de Jonás, sus experiencias mismas desempeñan un papel central. Esta es una excepción entre los profetas menores, más bien que la regla.

Como se indicó anteriormente, generalmente se pone poco énfasis en la vida del profeta en contraposición con el mensaje que lleva el profeta. ¿Por qué crees que esto es así, y qué debemos aprender de ello, siendo que a menudo ponemos demasiado énfasis en las personas mismas en lugar de ponerlo en Dios? Ver Salmo 118:9; 146:3.

Salmos 118: 9

Mejor es confiar en Jehová
Que confiar en príncipes.


Salmos 146: 3

No confiéis en los príncipes,
Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación.



“VINO PALABRA DE JEHOVÁ”


En hebreo, el libro de Jonás comienza con una frase que a menudo es traducida como “aconteció”. Esta misma expresión aparece en los siguientes textos: Josué 1:1; Jueces 1:1; Rut 1:1; 2 Samuel 1:1; Ester 1:1 y Ezequiel 1:1.
Josue 1:1 Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo:
Jueces 1:1 Aconteció después de la muerte de Josué, que los hijos de Israel consultaron a Jehová, diciendo: ¿Quién de nosotros subirá primero a pelear contra los cananeos?
Rut 1:1 Aconteció en los días que gobernaban los jueces, que hubo hambre en la tierra. Y un varón de Belén de Judá fue a morar en los campos de Moab, él y su mujer, y dos hijos suyos.
2 Samuel 1: 1 Aconteció después de la muerte de Saúl, que vuelto David de la derrota de los amalecitas, estuvo dos días en Siclag.
Ester 1:1 Aconteció en los días de Asuero, el Asuero que reinó desde la India hasta Etiopía sobre ciento veintisiete provincias,
Ezequiel 1:1 Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios.

Las diferentes traducciones de esta expresión hebrea pueden no siempre revelar el uso de esta frase específica, pero ella es usada en todo el Antiguo Testamento para comenzar con una narración histórica. La expresión misma indica tanto una continuidad con lo que ocurrió antes, como que el informe que sigue está de acuerdo con los hechos. En otras palabras, la frase hebrea indica que lo que el autor quiere presentar no es otra cosa que historia real.

¿Qué otra frase específica se utiliza para comenzar el libro de Jonás? Jonás 1:1.

Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo:


No es la única vez que se usa esa frase en el ministerio de un profeta. “Vino luego a él [Elías] palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta” (1 Reyes 17:8, 9; la cursiva fue añadida). “Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: Levántate, desciende a encontrarte con Acab rey de Israel” (1 Reyes 21:17, 18; la cursiva fue añadida). “Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo: Levántate y ve a Nínive” (Jonás 1:1, 2; la cursiva fue añadida).
Nota cómo esta frase introductoria o “fórmula” es idéntica al llamado de otros profetas: Jeremías 1:4; 2:1; Ezequiel 1:3; Joel 1:1; Miqueas 1:1; Sofonías 1:1; Hageo 1:1 y Zacarías 1:1.
Esta frase advierte al lector del informe bíblico de que Dios es el que llamó a un profeta en el Antiguo Testamento. De hecho, recibir la “palabra de Jehová” era la señal de autenticidad de un verdadero profeta. También señalaba la legitimidad del mensaje, que no procedía del profeta, sino de Dios mismo. En el caso de Jonás, el texto afirma que fue “palabra de Jehová” la que vino a Jonás. Esta es una presentación santa. Debiera recordarnos que cada vez que la encontramos en las Escrituras deberíamos inclinarnos ante el Dios del cielo con una oración, pidiendo que el Espíritu Santo nos bendiga al estudiar esas palabras sagradas. También deben llenarnos con asombro y reverencia al hecho de que el Dios del cielo todavía se comunique con los seres humanos pecadores.

Describe la manera en que comprendes lo que significa la frase “vino la palabra de Dios”. ¿De qué modo entiendes eso en relación con Juan 1:1 al 10? ¿Puede “la palabra de Dios” venir sólo por medio de los profetas? ¿De qué maneras podemos recibir nosotros “la palabra de Dios”? ¿Podemos recibirla?

Juan 1: 1-10 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2Este era en el principio con Dios. 3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
6Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. 7Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. 8No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
9Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.


MÁS INDICADORES HISTÓRICOS

Los críticos modernos tienden a descartar la historicidad del libro de Jonás, especialmente por causa de los acontecimientos milagrosos contenidos en él.

Lee rápidamente toda la historia de Jonás, y anota los hechos sobrenaturales que allí se registran.

Es importante notar que los eventos milagrosos registrados en el libro de Jonás se mencionan siempre en forma breve y como de paso. No son el gran centro de la historia. El “gran pez” mismo se menciona sólo en tres versículos. Los eventos sobrenaturales se mencionan como si no debiéramos sorprendernos del poder de Dios en el mundo natural.

Un hombre tragado por un gran pez y arrojado vivo a la orilla tres días más tarde, aunque es un milagro, no es el único relato milagroso de la Biblia. Lee los siguientes versículos y las historias que los rodean. ¿Qué milagros describen?

Génesis 21:2 Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho.

Éxodo 13:21, 22 Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. 22Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego.

Daniel 5:5, 24-29 5En aquella misma hora aparecieron los dedos de una mano de hombre, que escribía delante del candelero sobre lo encalado de la pared del palacio real, y el rey veía la mano que escribía.
24Entonces de su presencia fue enviada la mano que trazó esta escritura. 25Y la escritura que trazó es: MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN. 26Esta es la interpretación del asunto: MENE: Contó Dios tu reino, y le ha puesto fin. 27TEKEL: Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto. 28PERES: Tu reino ha sido roto, y dado a los medos y a los persas.
29Entonces mandó Belsasar vestir a Daniel de púrpura, y poner en su cuello un collar de oro, y proclamar que él era el tercer señor del reino.


Mateo 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

Marcos 6:44 Y los que comieron eran cinco mil hombres.

¿De qué modo estos informes pueden ser explicados fuera de la intervención sobrenatural de Dios? Así, cuán necio es descartar cualquier parte de la Biblia porque ella contiene hechos sobrenaturales que están más allá de lo que nos dice nuestra lógica básica, nuestra razón y la ciencia. Sin embargo, estas historias deberían mostrarnos cuán limitadas son nuestra ciencia, nuestra lógica y nuestra razón, en lo que se refiere a las cosas de Dios.


LOS MILAGROS EN JONÁS (Continuación)

Los escritores judíos antiguos no tenían dudas acerca de la autenticidad de Jonás. Aun Josefo, el historiador judío que vivió en la época de Jesús, consideraba a Jonás como histórico e incorporó este relato en su historia del pueblo judío. La historicidad de Jonás es afirmada adicionalmente por el hecho de que está junto a dos libros proféticos incuestionables. Además, siempre ha estado incluido entre los profetas menores. Es impresionante el hecho de que muchas generaciones de eruditos bíblicos anteriores hayan estado convencidas de que el autor de Jonás no estaba escribiendo una ficción.

Sólo en época relativamente reciente se ha puesto en duda la exactitud histórica del libro. ¿Por qué crees que esto es así? ¿Qué ocurre en la era moderna y con los éxitos de la ciencia que hace que las personas pongan en duda el relato de Jonás?


Hace años, Tomás Jefferson decidió editar los Evangelios. En ellos, eliminó los textos que él creía que eran contrarios a la razón, al sentido común y al pensamiento racional. El resultado fue la Biblia de Jefferson, una versión de los evangelios en la que el nacimiento virginal de Jesús, sus milagros de sanidades, la resurrección de los muertos, las pretensiones de Cristo de ser divino, su resurrección y su ascensión a los cielos, entre otras cosas, fueron eliminados. De acuerdo con Jefferson, estos hechos no podían ser ciertos. ¿Por qué? Porque, en su modo de pensar, iban en contra del sentido común y la razón.

¿Qué nos dice la historia de la Biblia de Jefferson acerca de los límites de la lógica y la razón al intentar comprender los caminos de Dios? ¿De qué manera esta respuesta nos ayuda a contestar a los ataques modernos acerca de la autenticidad de la historia de Jonás?


¿De qué modo los textos siguientes nos ayudan a comprender cuáles eran los problemas de Jefferson, los mismos problemas que también tienen muchos críticos modernos de la Biblia? Job 11:7; 1 Corintios 1:21; 2:14; 3:19; Hebreos 10:38. Pero, aún más importante, ¿de qué modo los datos que surgen de estos textos nos ayudan a protegernos de la clase de escepticismo tan frecuente hoy?

Job 11:7 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella.
1 Corintios 1:21; 2:14; 3:19 21Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
14Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
19Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos.


PARA ESTUDIAR Y MEDITAR

Lee 2 Reyes 14:23 al 25. Esta referencia nos proporciona la información de que Jonás ministró la Palabra de Dios al rey Jeroboam II de Israel (782/781-753 a.C.). Durante los reinados de sus predecesores inmediatos, los estados arameos encabezados por Damasco habían atacado en forma terrible a Israel, produciendo terrible sufrimiento a la población (2 Reyes 13:3-5; Amós 1:3). El rey Joás (798-782/781 a.C.) tuvo éxito en recuperar las ciudades de Israel (2 Reyes 13:25), y Jonás predijo que Jeroboam restauraría las fronteras de Israel a los límites que tenían en el tiempo de David.

Lee 2 Reyes 14:23 al 25 El año quince de Amasías hijo de Joás rey de Judá, comenzó a reinar Jeroboam hijo de Joás sobre Israel en Samaria; y reinó cuarenta y un años. 24E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, y no se apartó de todos los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel. 25El restauró los límites de Israel desde la entrada de Hamat hasta el mar del Arabá, conforme a la palabra de Jehová Dios de Israel, la cual él había hablado por su siervo Jonás hijo de Amitai, profeta que fue de Gat-hefer.

La predicción se cumplió (2 Reyes 14:25-27). Israel prosperó una vez más, pero no por mucho tiempo. Tanto Oseas como Amós reprendieron severamente al Reino del Norte ya durante el reinado de Jeroboam (Oseas 1:1; Amós 1:1). Pero, mientras que Amós era sureño, de Tecoa, no lejos de Belén, Jonás era del norte. No sería sorprendente pensar que su familia hubiera sufrido durante las incursiones de los sirios en Israel. Esto podría explicar algo del antagonismo intenso que él sentía contra Nínive, en Asiria, un país aún más amenazador que Siria en esa época.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR


1. Piensa en lo que le hubiera ocurrido al cristianismo, si en realidad la Biblia de Jefferson proporcionara un registro histórico más fidedigno que los Evangelios. ¿Qué quedaría entonces? ¿Qué esperanza tendríamos? ¿Cuáles son algunas de las implicaciones de esa manera de pensar al limitar la Biblia, o cualquier parte de ella, a los límites de la ciencia y de la razón modernas? ¿Por qué tantas personas que han seguido este camino, en última instancia, han abandonado totalmente su fe?
2. Considera de nuevo los siguientes pasajes: Job 11:7; 1 Corintios 1:21; 2:14; 3:19; Hebreos 10:38. ¿Dicen ellos que la sabiduría del mundo, la razón o la ciencia son malas, o que ellas por sí mismas no pueden conducirnos a las cosas que realmente necesitamos saber? Ver Juan 17:3.

RESUMEN

Dios tenía buenas razones para poner el libro de Jonás en la Biblia, porque en este libro él nos muestra que está más que dispuesto a hacer lo inesperado con el fin de cumplir sus propósitos en nuestro favor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates