7 de enero de 2010

Las profecías de la Biblia se han cumplido



¿Qué le recuerdan los nombres siguientes?

•Jean Dixon
•Nostradamus
•Edgar Cayce
•Ruth Montgomery


Todos ellos se presentaron como "médium". ¿Por qué razón atrajeron tanto el interés público? Todos ellos pretendían predecir el futuro. La gente busca a quienes cree que le pueden decir lo que va a suceder. Sin embargo, los estudios muestran que solamente el cuatro por ciento de las predicciones se cumplen realmente. ¿Solamente un cuatro por ciento? ¡No es un promedio demasiado impresionante! Pero la gente procura desesperadamente saber lo que le va a suceder en el futuro. ¿Qué me va a suceder a mt a mi familia, a mi país? ¿Va a durar el mundo para siempre? ¿Tendré un futuro brillante? ¿Cuántos años más voy a vivir? Todo se ve muy incierto, y anhelamos algún tipo de seguridad que nos afirme que las cosas van a salir bien.
Vaya simplemente a una librería y encontrará muchos libros relacionados con predicciones futuras. El sistema de búsqueda de información "Dogpile", reveló unas setenta y cinco entradas para la frase "escenario del tiempo del fin" y noventa y nueve para "fin del mundo." Hay quienes afirman que hay actualmente como doscientos cincuenta sitios en la Red que se ocupan de escenarios relacionados con el tiempo del fin. ¡La gente quiere saber cuál será su destino!
Josh McDowell citó a Wilbur Smith en un párrafo un tanto extenso. Smith, quien compiló una biblioteca personal compuesta de veinticinco mil volúmenes, dijo que "independientemente de lo que uno piense con respecto a la autoridad y el mensaje presentado en el libro llamado Biblia, hay un consenso mundial de que en más de un sentido, es el volumen más sobresaliente que se haya producido jamás durante los cinco mil años de escritura [ ... ]. Es el único volumen [ ... ] en el que se encuentra una gran cantidad de profecías relacionadas con naciones particulares, con Israel con todos los habitantes del mundo, con ciertas ciudades y con la venida de Aquel que habría de ser el Mesías. El mundo antiguo tenía muchos diferentes artificios para determinar el futuro, conocidos como adivinación, pero nadie igualó la gama de la literatura griega y latina [ ... ]. A pesar de todo eso, no podemos encontrar ninguna verdadera profecía específica con respecto a un gran acontecimiento histórico que vaya a suceder en un futuro distante, y ninguna profecía de un Salvador que surja en la raza humana".l
Los beneficios de la profecía
¿Dio Dios profecías específicas con el único propósito de satisfacer nuestra curiosidad acerca del futuro, o tenía otro propósito en mente? Dios tenía varias buenas razones para incluir en la Biblia predicciones para el futuro. Consideremos tres de ellas.
Para confirmar el don profético. Jesús advirtió que aparecerían falsos profetas (Mat. 24: 24). Por lo tanto, es de suma importancia determinar si un mensaje procede o no originalmente del Señor. El cumplimiento de la predicción puede usarse como una prueba para determinar si la persona es o no un verdadero profeta. Jeremías escribió: "El profeta que profetiza de paz, cuando se cumpla la palabra del profeta, será conocido como el profeta que Jehová en verdad envió" (Jer. 28: 9). Moisés dijo que si no se cumplía una predicción el mensaje procedía de un falso profeta (Deut. 18: 21, 22). Por esa razón, nos advierte Pablo: "No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno" (1 Tes. 5: 20, 21).
W A. Spicer, pionero adventista, escribió lo siguiente: "Para el Señor, el futuro es un libro abierto como lo es el presente. Se da el mensaje, anunciando el acontecimiento que vendrá; la pluma del profeta lo escribe en un rollo de pergamino. Pasa el tiempo, van y vienen los siglos. Entonces, cuando llega el tiempo para que se cumpla tal profecía, he aquí que aparece su cumplimiento".2
Para confirmar nuestra fe. Cierto día, cuando Jesús se alejaba del Templo, sus discípulos le llamaron la atención hacia la grandeza y belleza de los edificios. Pero a Jesús no le impresionó aquella grandeza. "¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada" (Mat. 24: 1,2), les dijo.
Pensando que se estaba refiriendo a su segunda venida, los discípulos le preguntaron: "Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del mundo?" (vers. 3).
Jesús respondió: "De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas (vers. 32, 33). En Juan 13: 19, Jesús les dijo a sus discípulos: "Desde ahora os lo digo antes que suceda, para que cuando suceda, creáis que yo soy". De modo que la profecía no es solo información acerca del futuro. Cuando la vemos cumplida, se fortalece nuestra fe y se profundiza nuestra convicción de que la Biblia realmente procede de Dios.
Para que podamos preparamos para lo que nos espera. Los noticieros que escuchamos todos los días declaran a gritos que el mundo se encuentra en un estado terrible. Surgen por todas partes guerras, hambrunas y temores. El mundo se hunde cada vez más en el fango del pecado. Se discuten públicamente sin rubor las cosas más atroces. Los políticos no cumplen sus promesas, ni los empleadores tratan siempre en forma justa a sus empleados. Las imágenes que acompañan a las noticias muestran rostros macilentos de niños que mueren de hambre y nos ruegan por un bocado de pan. Una parte de la tierra se encuentra anegada por inundaciones, mientras que la otra sufre de tremendas sequías. ¿Qué significa todo esto? ¿A dónde podemos volvemos en busca de esperanza? Si creemos en la Biblia, reconocemos todo ello como "dolores de parto" y "comienzos de dolores" que deben preceder a la segunda venida de Jesús. Todo esto nos ayuda a entender que estamos viviendo en los últimos días.
El conocimiento de que Jesús está por regresar muy pronto a esta tierra nos impulsa a escudriñar las Escrituras con la pregunta del carcelero de Filipos en mente: "¿Qué debo hacer para ser salvo?" (Hech. 16: 30). ¿Cómo podemos preparamos para el cumplimiento de la profecía más importante de todas: la segunda venida de Jesús? Las Escrituras nos guiarán en nuestra preparación para ese gran acontecimiento. Solamente en las Escrituras podemos encontrar un consejo confiable, diseñado específicamente para ayudamos a estar listos para lo que nos depara el futuro.

Tipos de profecías
La Biblia contiene centenares de profecías. Vamos a examinar cuatro importantes grupos de ellas:

•"Predicciones tempranas"
•"Predicciones sobre imperios mundiales"
•"Profecías mesiánicas"
•"Profecías sobre la segunda venida"


Predicciones tempranas. Dios mismo les dio la primera profecía a Adán y a Eva en el huerto del Edén después que pecaron. Les dijo: y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la cimiente suya; esta te herirá en la cabeza y tú le herirás en el calcañal (Gen. 3:15). Los intérpretes cristianos generalmente reconocen que esta es una predicción acerca de la venida del Mesías.
Otra predicción temprana fue la relacionada con el diluvio, anunciada a Noé (Gén. 6: 13, 14) Y cumplida ciento veinte años más tarde. Jesús obviamente creía en la historia del diluvio, como lo hizo también el autor de la Epístola a los Hebreos (Luc. 17: 27; Heb. 11: 7).
Dios le dio a Abraham varias profecías. La primera fue que de él surgiría una gran nación (Gen. 12: 1-3). Los israelitas llegaron a ser un pueblo muy numeroso en Egipto, y Dios les presentó sus leyes nacionales en el monte Sinaí Se establecieron físicamente como nación al invadir a Canaán y desalojar de ese lugar a sus habitantes paganos. Con excepción de los setenta años de cautiverio en Babilonia, los judíos continuaron existiendo como nación hasta un poco después de la muerte y resurrección de Cristo.
Cuando Abraham casi sacrificó a su hijo, comprendió mejor el papel de Jesús en la salvación de los pecadores. "Por fe vio al Redentor del mundo viniendo como Dios en la carne. Vio cómo el peso de la culpa era quitado de la humanidad y puesto sobre el sustituto divino ".3
Finalmente, Dios le habló al patriarca acerca de la esclavitud que sufrirían sus descendientes en Egipto, y de su liberación cuatrocientos treinta años más tarde. La última mitad del libro de Génesis y los primeros cinco capítulos de Éxodo muestran en forma dramática el cumplimiento de esa profecía cuando Moisés sacó al pueblo hebreo de Egipto.
Predicciones acerca de los imperios mundiales. Así como usted y yo deseamos conocer el futuro, el rey Nabucodonosor, gobernante de Babilonia, también procuraba conocer su destino. Seguramente usted está familiarizado con la historia acerca del sueño que tuvo este rey y de la forma como Daniel le reveló lo que había soñado así como su interpretación. El profeta le explicó que "hay un Dios en el cielo, el cual revela los misterios" (Dan. 2: 28).
El reino de Nabucodonosor era la cabeza de oro, seguido por varios imperios inferiores: Medo-Persia, el pecho y los brazos de plata; Grecia, el vientre y los muslos de bronce; y Roma, las piernas de hierro. Daniel predijo entonces el surgimiento de naciones aun más débiles, simbolizadas por los pies de barro cocido mezclado con hierro. Finalmente, una piedra, "cortada no con mano", heriría a la imagen y la destruiría completamente. La piedra entonces crecería hasta llenar el mundo entero (Dan. 2).
La historia del mundo apoya la exactitud de esta predicción. Babilonia era el poder dominante en el Oriente Medio en tiempos de Nabucodonosor. Actualmente las ruinas de la ciudad de Babilonia se encuentran esparcidas en el territorio de Irak, a unos cien kilómetros al sur de Bagdad. La Biblia había predicho que una maldición caería sobre Babilonia (Isa. 13) y también su caída (Jer. 51: 49, 53). Isaías anunció que los ejércitos de Ciro atacarían y conquistarían la ciudad: "Así dice Jehová a su ungido, a Ciro, el cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar naciones delante de él [ ... ] para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán. Yo iré delante de él y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos" (Isa. 45: 1-4). La historia registra el asombroso cumplimiento de esta profecía ciento setenta y cinco años más tarde, cuando el ejército medo-persa hizo descender el nivel de las aguas del río Eufrates, pasó por cauce bajo los muros de Babilonia y entró por sus puertas que estaban abiertas mientras el rey Belsasar y sus nobles celebraban un gran banquete.
La historia continúa en Daniel 2:39 con un tercer reino de bronce que ejercería su dominio sobre el mundo bíblico. Daniel 8:21 declara que el Imperio Griego iba a seguir al de Imperio Medo-Persa. En cumplimiento de esta predicción, los ejércitos griegos, guiados por Alejandro el Grande, conquistaron el Imperio Medo-Persa, vistiendo petos y yelmos de bronce, además de escudos y espadas de ese mismo metal.
Relata la historia que Roma, simbolizada por las piernas de hierro, conquistó Grecia en el 168 a.C. Roma ejerció el dominio durante mucho más tiempo que cualquier otro de los imperios antiguos, gobernando el mundo mediterráneo durante más de quinientos años. Sin embargo, Daniel dice que el Imperio Romano (las piernas de hierro) sería "un reino dividido" (Dan. 2:41). El Imperio cayó y se dividió en numerosos reinos independientes que con el tiempo evolucionaron hasta convertirse en las naciones modernas de la Europa Occidental. Actualmente vivimos en el tiempo de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, y es muy probable que la piedra los golpee en cualquier momento. Creemos que Jesús vendrá muy pronto.
Además de esta profecía de Daniel 2, encontramos muchas otras que se refieren a reinos antiguos y que ya se han cumplido. Considere las siguientes:

•La destrucción de Edom (Abd. 1)
•La destrucción de Tiro (Eze. 26) y de Nínive (Nah. 1-3)
•El regreso de Israel a su tierra (Isa. 11: 11).


Estas profecías cumplidas confirman la autoridad divina de la Biblia.
Profecías mesiánicas. Los apóstoles frecuentemente citaron profecías del Antiguo Testamento para mostrar que en el nacimiento, la vida y la muerte de Jesús se habían cumplido en forma exacta. Pablo demostró, a partir del Antiguo Testamento, que" de acuerdo con las profecías y la expectación universal de los judíos, el Mesías iba a ser del linaje de Abraham [ ... ] a través del rey salmista. Leyó el testimonio de los profetas en cuanto al carácter y la obra del Mesías prometido, y su recepción y trato en la tierra. Luego demostró que todas estas predicciones se habían cumplido en la vida, el ministerio y la muerte de Jesús de Nazaret".4
Las profecías mesiánicas aparecen a través de todo el Antiguo Testamento y constituyen una poderosa evidencia del origen divino de la Biblia. Note usted las siguientes profecías con su cumplimiento'

Profecía
Fuente del A.T. Cumplimiento en el N. T.


Un profeta como Moisés
Deuteronomio 18:18, 19 Hechos 3:17-24

La víctima sufriente
Salmos 22 Isaías 53:7,8 Juan 19:18-24

El nacimiento virginal
Isaías 7:14 Mateo 1:22, 23

El Rey divino humano
Isaías 9:6, 7 Lucas 22:30 Juan 18:36, 37

El tiempo de su venida
Daniel 9:24 Gálatas 4:4

El sitio de su nacimiento
Miqueas 5:2 Mateo 2:1

Un precursor del Mesías
Isaías 40:3 Juan 1:19-23.

La matanza de los niños en Belén
Jeremías 31:15 Mateo 2:16

La huída a Egipto
Oseas 11:1 Mateo 2:14

La piedra de tropiezo
Isaías 8:14; 28:16 Romanos 9:32,33

Su rechazo
Isaías 53:3 Mateo 27:22, 23 Juan 1:11

Su victoria
Isaías 53:12 Mateo 12:20 Apocalipsis 3:21

El Antiguo Testamento contiene numerosas profecías acerca del nacimiento, la vida, la muerte y la resurrección de Jesús. Están llenas de detalles que no podrían haber sido previstos si no fueran divinamente inspiradas. Fue hasta después de los cuarenta días que Jesús pasó con sus discípulos, Y después de su ascensión, que estos comenzaron a percibir la forma en que las profecías se habían cumplido. Las escenas de la crucifixión, la resurrección y la ascensión de Cristo eran para ellos una realidad viviente, y reconocían que todas las profecías habían señalado hacia Jesús. "Escudriñaron las Escrituras Y aceptaron sus enseñanzas con una fe y seguridad que no conocían antes. Sabían que el divino Maestro era todo lo que había aseverado ser".5
Jesús mismo mencionó las predicciones que se referían a él. Les dijo a dos de sus discípulos en el camino a Emaús: "¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían" (Luc. 24: 25-27). Algunas de esas "cosas" podrían haber incluido los textos mencionados anteriormente, además de los siguientes:

• Su ministerio (Isa. 9: 1, 2; Mat. 4: 12-16)
• Ser burlado e insultado (Sal. 22: 6-8; Mat. 27: 39-40).
• Ser crucificado junto con los pecadores (Isa. 53: 12; Mat. 27: 38)
• Su resurrección (Sal. 16: 10; Mat. 28: 6-10)
Cuando la gente ve cumplidas las muchas predicciones que se refieren a Cristo y reconoce que esas cosas no pudieron ocurrir simplemente por casualidad, el Espíritu Santo las atrae a Jesús. y ese es el propósito final de la Biblia, incluyendo las profecías: atraer a la gente hacia Cristo.
Profecías y señales de su segunda venida. Hasta aquí hemos estudiado profecías que se han cumplido en el pasado. Sin embargo, la Biblia contiene muchas predicciones cuyo cumplimiento todavía está en el futuro. Se relacionan con la promesa del regreso de Jesús, las señales que ocurrirían antes de su retorno y las condiciones en que se encontraría el mundo cuando él venga por segunda vez.
Casi al final de la Segunda Guerra Mundial, el General Douglas McArthur recibió la orden de retirarse de Bataan, en las Filipinas y huir rumbo a Australia. El 20 de marzo de 1942, hizo la promesa: "Volveré." Los prisioneros de guerra se aferraron a esa promesa. Fiel a su palabra, regresó ciertamente. De la misma manera, Jesús les aseguró a sus discípulos en Juan 14: 3: "y si me fuere ... vendré otra vez".
Como los prisioneros de guerra creyeron la promesa de McArthur, Pedro creyó las palabras de Jesús. Dijo el apóstol: "Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales reina la justicia" (2 Pedo 3: 13).
Podemos encontrar muchas profecías con respecto a la segunda venida de Jesús. Notemos las siguientes:

Profecías Fundamento Bíblico

La forma del regreso de Cristo Hechos 1:11 Mateo 24:27, 30 Apocalipsis 1:7

Los justos que estarán muertos a su regreso 1 Tesalonicenses 4:16, 17

Los justos que estarán vivos a su regreso 1 Corintios 15:51-53

Los no creyentes en el día de su regreso Apocalipsis 6:16, 17

Falsos cristos antes de su regreso Mateo 24:4, 5

Guerras y rumores de guerra Mateo 24:6, 7

Hambres Mateo 24:7

Pestilencias Lucas 21:11

Terremotos Mateo 24:7

Problemas sociales 2 Timoteo 3:1-5

Gente atemorizada Lucas 21:26

Problemas económicos Santiago 5:1-5

Incredulidad creciente 2 Pedro 3:3, 4

Paz inestable 1 Tesalonicenses 5:3

El evangelio predicado a todo el mundo Mateo 24:14

En 1956, Doris Day hizo popular la canción: "¿Qué será, será"?", así, en español, cuya traducción al inglés llegó a significar para muchos: "Lo que ha de ser, será". Esta canción expresa la misma pregunta que todos nos hacemos: "¿Qué me espera en el futuro"?" Muy pocas personas pretenden ser capaces de predecir el futuro, pero la Biblia predijo lo que va a suceder, con miles de años de anticipación. Ningún otro libro ha demostrado la capacidad que tiene la Biblia para predecir el futuro con tanta exactitud. Después de ver el cumplimiento de tantas profecías bíblicas podemos confiar en la veracidad del resto de la Biblia.
Resumen
Al reflexionar en las profecías cumplidas con respecto al diluvio, el levantamiento y la caída de los principales imperios de este mundo, y la venida del Mesías, podemos reconocer la obra de la inspiración divina. Reconocemos que la mayoría de las señales que predicen el regreso de Jesús se han cumplido. Nuestra confianza en la Biblia crece al reconocer la certeza de sus predicciones. Podemos estar seguros de que aquellas profecías que todavía no se han cumplido, pronto llegarán a ser una realidad.
¡La profecía nos asegura que podemos conocer el futuro! La carta de amor de Dios, su "manual del usuario", promete perdón, salvación y vida eterna con Jesús. ¡Qué sólido fundamento tenemos! ¡Nos ofrece esperanza y certeza! Decidamos estudiar la Palabra de Dios cada día, para saber cómo preparamos para los acontecimientos finales de la historia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.