Social Icons

12 de diciembre de 2006

El valor de la sangre de Jesús

Mel Gibson realizó un film sobre la pasión de Jesús, que despertó en el mundo curiosidad y también críticas; esto provocó una masiva concurrencia a las salas de cine. Muchos fueron los que objetaron su crudeza por la cantidad de sangre que se veía. Pensando en el odio y la saña de los religiosos de la Nación de Israel, y la crueldad de los romanos, no es de extrañar lo que se mostró en la película, e inclusive puede haber sido peor.

Si muchos de los críticos conocieran el ritual Levítico de Israel, bajo el pacto de la ley de Moisés, donde diariamente se derramaba mucha sangre de animales, que ofrecían por sus pecados, ¿Qué dirían al ver tanta sangre? Había sangre en el atrio y en el tabernáculo. En el lugar Santo, se rociaba permanentemente sobre el cortinado y los muebles; había sangre por todos lados.

Está escrito en ley de Dios: “Sin derramamiento de sangre no se hace remisión de pecados”

La presencia de Jesús puso fin a todos estos sacrificios, por su ineficacia; “Porque la ley… nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan…Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados”. Hebreos 10:1-4.

La sangre preciosa de Jesucristo, no bastaba que corriera por sus venas, sino que tenía que ser derramada sobre el altar, para la redención de los pecadores. “…fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”. 1Pedro 1:18-19.

Jesús el Cristo vino al mundo, hizo prodigios, maravillas y milagros, pero lo fundamental de su presencia en el mundo, fue su muerte,

para esto vino; nosotros nacemos para vivir, y morimos por ser pecadores, El nació para morir, y hacerlo en muestro lugar. “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos…” He. 9:27-28. La sangre de Cristo fue el precio de nuestra redención. Dios ha tenido la iniciativa y realizó una obra muy grande a través de su Hijo. “Ahora manda a todos los hombres en todo lugar,

que se arrepientan”. Hechos 17:30. Si obedecemos y con un corazón arrepentido, confesamos nuestros pecados a Dios, pidiéndole perdón, no solo nos perdonará, sino que la Sangre de Cristo cumple otra función: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. 1Jn. 1:9.

Una cosa es ser perdonado y otra ser limpiado, ¿Qué limpia la Sangre de Cristo? La conciencia, y lo hace completamente de todo pecado; ésta que nos acusa permanentemente, la Sangre del Señor tiene la virtud de borrar todo lo pasado. ¡Bendito sea el Nombre de Nuestro Dios! Dice la Biblia:

“¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?”. Hebreos 9:14.

El rey David compungido por su pecado, escribió el salmo 51; transcribo parte del mismo, y espero que hagas tuya esta oración y tu vida será otra.

“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, Y renueva un espíritu recto dentro de mí…”. Salmo 51 Un poeta cristiano escribió:

¡Alabado el gran manantial Que de sangre Dios nos mostró! ¡Alabado el Rey que murió; Su pasión nos libra del mal! Lejos del redil de mi dueño Vime pecador, perdido y vil; El Cordero sangre vertió; Me limpia solo este raudal. Sé que sólo así me emblanqueceré; Lávame en tu sangre, Jesús, Y nívea blancura tendré.

Que Dios te guíe a orar como el Rey David, y expresar las palabras del poeta, entonces experimentarás una Paz que sobre pasa todo entendimiento.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates