Social Icons

15 de julio de 2009

¿ES EL ALMA INMORTAL?



La pregunta milenaria de Job, "Cuando el hombre muere, ¿volverá a vivir?" (Job 14:14) es de interés permanente. Sabemos con claridad lo que dice la Palabra de Dios con respecto a la creación del hombre, "Entonces Dios el Eterno modeló al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente2' (Génesis 2: 7), pero la pregunta queda en... ¿Qué sucede cuando se desprende el aliento de vida del alma? ¿Acaso continua viviendo?
La respuesta a esta pregunta en la práctica siempre ha sido de carácter afirmativo. Aunque los evolucionistas no puedan admitir aquella fe en la inmortalidad del alma como una capacidad original del hombre, tampoco pueden negar que esta fe es por completo universal, y se encuentra aun en las formas más bajas de religión. En un Simposium reciente sobre "la Inmortalidad", en que se tuvieron en cuenta los conceptos de casi un centenar de personas representativas, las opiniones estuvieron prácticamente unánimes a favor de una vida futura. Los argumentos históricos y filosóficos respecto a la inmortalidad del alma no son conclusivos en absoluto; pero en verdad, son testimonios importantes a favor de la existencia continuada, personal y consciente del hombre. Son los siguientes:
1. El Argumento Histórico:
El Consensus Gentium es precisamente tan fuerte en relación con la inmortalidad del alma, como lo es con referencia a la existencia de Dios. Siempre ha habido eruditos incrédulos que niegan la continuada existencia del hombre; pero, en general, puede decirse que la creencia en la inmortalidad del alma se encuentra entre todas las razas y las naciones, sin importar el grado de civilización que tengan. Y parecería que una noción tan común pueda solamente considerarse como un instinto natural o como algo envuelto en la íntima constitución de la naturaleza humana.
En el siglo II d.C. algunos de los así llamados "Padres de la Iglesia" que habían sido criados y educados en el paganismo y que más tarde aceptaron el cristianismo, presentaron la doctrina de la inmortalidad del alma como un dogma en la Iglesia. Dicha doctrina (la Inmortalidad) siempre ha existido en las mentes de los paganos a través de las generaciones, incluso tal doctrina empezó desde el mismo Edén, ya que la primera doctrina enseñada por Satanás al mundo fue "No es cierto. No moriréis." (Génesis 3: 4). Fue desde la adaptación del paganismo al cristianismo en que se vieron los primeros indicios de aceptación de tal enseñanza en el seno de la grey. Martín Lutero la clasificó entre "las fábulas monstruosas que forman parte del estercolero romano
Según la New Catholic Encyciopedia (Nueva Enciclopedia Católica), vol. 13, pág. 464, col. 1, art. "Soul, Human, Inmortality of', nos narra como se hizo tal transición:
"Cuando los apologistas y primeros padres presentaron el cristianismo a los griegos, el juicio final formaba parte de su mensaje. Al escuchar dicho tema, apelaron a los poetas y filósofos y a la tradición general del pensamiento griego para apoyar la creencia de la inmortalidad del alma. Más tarde, los escolásticos prefirieron utilizar a Platón o los principios de Aristóteles.
"Los padres encontraron más bien en los filósofos para el mensaje de la cristiandad. Pitágoras y Empédocles, citados por San Justino, enseñan la supervivencia y transmigración del alma, que según ellos es hecha de partículas celestes del éter. Sin embargo, la doctrina es menos filosófica que religiosa, y puede haber sido tomada prestada del Orfismo. El pensamiento de Sócrates, que no dejó escritos, es probablemente lo que está expresado en la apología de Platón: que algún "elemento divino" en él, lo hace creer que la muerte no es mala; él espera que sea algo bueno, aunque no tiene prueba para ello.
"La doctrina platónica, citada con frecuencia por los Padres, es clara y positiva. El alma, que para Platón es un principio que se mueve por sí mismo, no es generada y es eterna; ha existido antes que el cuerpo, al cual está unido a manera de castigo por alguna falta, y por lo tanto le sobrevivirá. Estar sin el cuerpo es en realidad el estado natural y adecuado del alma, aunque Platón admite transmigraciones y futuras uniones sí el alma no obtiene purificación completa en esta vida
Entre los Filósofos Griegos que más aceptaron y enseñaron tal doctrina tenemos entes como:
o Homero.
o Orfeo.
o Pitágoras.
o Sócrates.
o Platón.
o Aristóteles.
o Empédocles.
o Justino Mártir.
o Ireneo.
o Tertuliano.
o Orígenes.
o ...entre otros...

La secta que más se compenetró con la transmigración y la inmortalidad del alma, fue la del Gnosticismo.
El Gnosticismo, según la Enciclopedia Británica, (1 iva. Edición, vol. 12, pág. 152, art. "Gnosticism') es "el nombre generalmente aplicado al movimiento espiritual que existe lado a lado con el cristianismo genuino, que gradualmente se cristalizó en la antigua Iglesia Católica, que puede definirse de modo general como un sincretismo religioso señalado que lleva la fuerte impresión de la influencia cristiana". Este sistema de filosofía pretendía o pretende poseer un conocimiento completo y trascendental de la naturaleza y los atributos de Dios. "La conjunción de un judaísmo marginal y el pensamiento helenístico con la primera teología cristiana dio lugar a un sistema de pensamiento que basaba la salvación del hombre en el rechazo de la materia y en el conocimiento superior (Gnosis) de las cosas divinas. El Gnosticismo profesó un dualismo que identificaba el mal con la materia, mientras que el bien, al ser esencialmente etéreo (espiritual), era accesible sólo a quienes poseían la Gnosis." (Enciclopedia Larousse, tomo 16, pág. 7849, 3era. Edición, art. 'Nosticismo'). Eusebio (que nació alrededor del 260 d. C.), aunque fue obispo de Cesarea en Palestina desde el año 315 hasta su muerte en el 340 d.C., es mejor conocido como historiador, y a su "Historia de la Iglesia Cristiana" él debe su fama y su título familiar de "el padre de la historia de la Iglesia". De él obtenemos importantes datos sobre esta etapa, y él nos da un listado de algunos dirigentes del gnosticismo quienes dan origen a este conglomerado de ideas conocido hoy como la Gnosis. Entre ellos están:
o Simón el Mago: (el mismo mencionado por Lucas en Hechos 8: 9-24, fue el precursor del Gnosticismo, según los historiadores).
o Menandro.
o Saturnino.
o Basiledes.
o Carpócrates.
o Cerinto.
o Marción.
o Valentín.

2. El Argumento Metafisico:
Este argumento se basa sobre la simplicidad del alma humana, y se infiere de su indisolubilidad. En la muerte la materia se disuelve en sus partes. Pero el alma como entidad espiritual no se compone de varias partes, y por tanto es incapaz de división o disolución. En consecuencia, la descomposición del cuerpo no trae consigo la destrucción del alma. Aun cuando el primero perezca, la segunda permanece intacta. Este argumento es muy antiguo y ya fue utilizado por Platón.

3. El Argumento Teológico:
Parece que los seres humanos están capacitados con un número casi infinito de posibilidades, que nunca se desarrollan por completo en esta vida. Parece como si la mayor parte de los hombres sólo comenzaran precisamente a cumplir algunas de las grandes cosas a las que aspiran. Hay ideales que no llegan a su realización, apetitos y deseos que no se satisfacen en esta vida, anhelos y aspiraciones incumplidos. Ahora bien, se arguye que Dios no habría conferido a los hombres semejantes habilidades y talentos, sólo para que quedaran fracasados en su cumplimiento; no habría llenado sus corazones con tales deseos y aspiraciones, sólo para hacerlos sentirse frustrados. Debió Dios haber provisto una existencia futura en la que la vida humana alcance su contentamiento.

4. El Argumento Moral:
La conciencia humana testifica la existencia de un gobernador moral del universo que hará justicia. Sin embargo, las demandas de la justicia no se alcanzan en esta vida presente. Hay un desigual y aparentemente injusta distribución del bien y del mal. Los malvados prosperan a menudo, acrecientan sus riquezas y tienen una participación abundante en los goces de la vida, en tanto que los piadosos con frecuencia viven en pobreza, se encuentran con reveses penosos y humillantes, y sufren muchas aflicciones. De aquí que debe haber un estado futuro de existencia, en el cual la justicia reine suprema, y en el que queden compensadas las desigualdades de la vida presente.

¿PUEDE EL ALMA MORIR?

En la sección del Antiguo Testamento de las Sagradas Escrituras, el sustantivo hebreo más frecuentemente traducido como "alma" es "Nephesh ". También se lo traduce como "persona", "vida" (de una persona), "uno mismo". Tenemos ejemplos de tales
traducciones en los textos de:
Isaías 1:13.
Levítico 24: 17.
Isaías 42: 1.
Números 23: 10.
Amós 6: 8.
Números 35: 11, 15,30.
Salmos 22: 20. Deuteronomio 19:6.
Génesis 34:3.
Deuteronomio 22: 26.
Isaías 52: 13-15. Deuteronomio 19: 11.
Isaías 53: 1-12. Deuteronomio 27: 25.
Cantares 1: 7.
Josué 10: 28, 30, 32, 35, 37, 39; 11: 11.
Levítico 11: 43, 44
Jeremías 40: 15.
Génesis 37: 21
Levítico 23: 29.
Números 15: 31.
Éxodo 12: 15
Levítico 22: 3
Mateo 10: 28
Job 36: 14
Proverbios 6: 32
Ezequiel 13: 19; 22: 27.
Salmos 40: 14.
Proverbios 28: 17.
Apocalipsis 6: 9.
Apocalipsis 20: 4.

Por eso, al decir que Dios "sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un alma (Nephesh) viviente" (Génesis 2: 7), la Biblia quiere decir que el hombre sin vida llegó a ser una persona viva.
Además hemos visto, sin que quede sombra de duda, que un alma humana puede ser destruida, asesinada, puede morir. Estos hechos pueden considerarse como razón principal por la cual la palabra hebrea Nephesh, que se emplea tantas veces en la Biblia, se emplea con referencia a personas muertas. Por ejemplo:
o Levítico 19: 28.
o Levítico 21:1.
o Levítico 22: 4.
o Números 5: 2.
o Números 6: 6
o Números 6: 11.
o Números 9: 6, 7.
o Números 19: 11.
o Hageo 2: 13.

Por lo tanto es evidente que la palabra alma "Nephesh" se usa generalmente en la Biblia con referencia a un ser humano como persona, viva o muerta. Existen decenas de textos más que aparecen a través de todo el contenido de la Santa Biblia, pero sólo nos detuvimos para mencionar las más importantes y conocidas.
EXHALAR EL ESPIRITU:

El Buen Libro dice que: "Entonces Dios el Eterno modeló al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento (Neshamah) de vida, y el hombre llegó a ser un alma viviente." (Génesis 2: 7). Suponemos pues que la muerte es el reverso del proceso de creación. Si al morir volvemos al polvo de donde fuimos tomados (Génesis 3: 19), ¿adónde va el aliento?
Dice la Palabra de Dios: "Sale su aliento, vuelven a la tierra. En ese mismo día perecen sus pensamientos." (Salmos 146: 4). Al morir, el hombre mismo vuelve al polvo de la tierra. Y en ese preciso momento también su aliento, que en hebreo es llamado Ruach, lo abandona. Como resultado el hombre deja de pensar, pues eso es algo que las personas muertas son incapaces de hacer, porque "Los muertos nada saben" (Eclesiastés 9: 5).
¿A dónde va pues el aliento (Ruach) del hombre cuando él muere?
Entonces [al morir el hombre] "el polvo vuelva a la tierra de donde vino, y el aliento de vida vuelva a Dios que lo dio." (Eclesiastés 12: 7).

Cuando en el Antiguo Testamento se utilizan términos como hálito, aliento, espíritu, etc., siempre se usan palabras hebreas como Ruach ó Neshamah, usados como sinónimos, como el elemento dador de la vida que viene de Dios y que es esencial para la existencia del hombre como un Nephesh [alma viviente].

¿Qué decir de aquellas personas que tienen la posibilidad de comunicarse con espíritus? ¿De donde son estos espíritus?

Las Sagradas Escrituras predicen claramente que en los últimos días habría una extraordinaria manifestación de fenómenos síquicos que maravillarían al mundo en general. El mismo Jesús predijo y declaró enfáticamente que las maravillas de tipo espiritistas de los últimos días serían excepcionalmente engañosas. "Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, para engañar, si fuera posible, aun a los elegidos. Ya os lo he dicho antes." (Mateo 24: 24, 25). El advirtió especialmente contra las creencias en las sesiones espiritistas -fenómenos espiritistas "en las cámaras secretas"- donde se dice que hay comunicaciones secretas con espíritus. "No le creáis" declaró Jesús (ver. 26).
Para probar los reclamos del espiritismo, debemos buscar las respuestas a dos preguntas fundamentales:
1. ¿Existen de veras seres sobrehumanos invisibles capaces de hacer contactos, con los que viven en la tierra?
2. ¿Es posible que esos espíritus sean seres humanos que han vívido y muerto en este mundo?
El hechicero es una persona que usa "el poder" obtenido mediante la ayuda o el control de espíritus malos, especialmente para la adivinación. La Biblia declara explícitamente que los adivinadores -médiums espiritistas- no tendrán parte en el mundo mejor por venir (Tierra Nueva) (Apocalipsis 22: 15). La brujería está catalogada al mismo nivel, porque no es otra cosa sino una forma de hechicería (Gálatas 5: 20, 21). El destino final de los que practican estas artes será el lago de fuego, sí no se arrepienten y se vuelven de sus malos caminos (Apoc. 21: 8).
Dios no sólo prohíbe la práctica del espiritismo, sino que bajo la teocracia de Israel, lo consideraba digno de muerte (Levítico 19: 31; Éxodo 22: 18). A su pueblo de la antigüedad Él le dijo: "No haya en ti quien pase a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, astrología, hechicería o magia; ni quien sea adivino, ni médíum, ni espiritista, ni quien consulte a los muertos." (Deuteronomio 18: 10-12).
Notemos que Dios no solamente condena a los que consultan a "los muertos", sino también a los "hechiceros". La hechicería es el arte de revelar comunicaciones pretendidas de los espíritus de los muertos.

Al principio, Saúl, rey de Israel, (1095-1055 a. C.) aplicó fielmente las leyes de la nación contra las prácticas del espiritismo. Pero con el tiempo llegó a hacer caso omiso de los requerimientos de Dios. Después de muchos años de desobediencia, el rey vio a los ejércitos filisteos reunidos en contra de él. Samuel, el profeta, había muerto ya. Según 1 Samuel 28: 3-6, Saúl, al ver esto, se turbó en gran manera y consultó a Jehová, pero Él no le respondió ni por sueños ni por profetas. Dice la palabra de Dios (Salmos 66: 18; Proverbios 28: 9; 1 Juan 3: 22) que Dios no contesta las oraciones de los que están determinados a desobedecer su ley. Y en vez de humillarse delante de Dios con humildad y arrepentimiento, Saúl decidió consultar a una médíum espiritista. Saúl le pidió que le trajera de la muerte a Samuel, el profeta (1 Samuel 28: 7-1 1). La médíum invocó a un espíritu, y tal se disfrazó de Samuel para consultar con Saúl. El final de dicha historia se registra en 1 Crónicas 10: 13, 14, al decir: "Así murió Saúl por su rebelión contra el Eterno, contra su palabra, la que no guardó; y porque hasta consultó a una médium, en vez de consultar al Eterno. Por eso Dios lo hizo morir, y pasó el reino a David, hijo de Isaí."
El sistema del espiritismo está basado en esta proposición satánica:
Moriréis" (Gén. 3: 4). Este sistema alega que los seres humanos no mueren cuando 'les sobreviene la muerte, sino que tienen un alma inmortal que continua viviendo después como un espíritu y que los médiums se pueden comunicar con los muertos y obtener información de ellos. Esto contradice lo que dice la Biblia en Eclesiastés 9: 5, 6 al decir:
"pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; hasta su memoria queda en el olvido. También su amor, su odio y su envidia perecieron ya, y nunca más participan en nada de lo que se hace bajo el sol."

¿INMORTALIDAD?

¿Ha pensado Ud. alguna vez acerca del deseo humano de vivir feliz tanto tiempo como sea posible? ¿Es posible bíblicamente ser inmortal?
Cuando el hombre fue creado al principio, se hizo provisión para que pudiera disfrutar de la inmortalidad con la condición de que rindiera fiel obediencia a su Creador. El Señor dotó con la habilidad de pensar, razonar, y aprender. Le fue dado el poder de elección con el fin de que pudiera rendir una obediencia voluntaria e inteligente a su Hacedor.
En el centro del huerto del Edén, el hogar - paraíso que Dios proveyó para Adán y Eva, el Señor plantó el árbol de la vida. Ellos podían comer libremente del fruto de este árbol y vivir para siempre (Génesis 2: 9, 16). Para probar su lealtad hacía él como su Creador, el Señor también plantó allí el árbol de la ciencia del bien y del mal. En cuanto a ese árbol, les dijo: "Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás" (Génesis 2:17).
Comer del fruto del árbol de la vida una vez no podía impartir a Adán y a sus descendientes vida eterna o inmortalidad. En el Edén el hombre tenía que continuar comiendo de su fruto de tanto en tanto para poder vivir para siempre. Para prevenir esto después que Adán y Eva pecaron, Dios interceptó de allí en adelante su acceso al árbol de la vida, estacionando allí un querubín con una espada encendida para negarles el acceso a ese fruto que perpetuaba la vida (Génesis 3: 22-24). Desde ese tiempo hasta el presente ha sido un ser mortal, sentenciado a morir. Por eso Adán no pudo transmitir inmortalidad a sus descendientes, porque él mismo no la poseía para poderla conferir. Nuestra herencia de Adán, nuestro primer padre humano, es mortalidad y muerte, lo opuesto a inmortalidad y vida perpetua.
Solamente por una intervención especial de parte de Dios, algunos de los descendientes de Adán fueron tan afortunados que pudieron librarse de la muerte. Estas dos excepciones fueron Enoc (Génesis 5: 22-24) y Elías (2 Reyes 2:1, 11). Se nos dice que "la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron" (Romanos 5:12).

La palabra "Inmortal" se emplea una sola vez en la Biblia, y es cuando se habla de la Deidad como "El Rey de los siglos (eterno), inmortal, invisible, el único y sabio Dios" (1 Tim. 1:17).
La palabra "Inmortalidad" se menciona 5 veces en el Nuevo Testamento, dos veces en 1 Cor. 15: 53, 54, que ya hemos citado, y también en los siguientes 3 casos:
1. De Dios se dice que es el "bendito y único Soberano, Rey de reyes y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver; a él sea la honra y el imperio por siempre." (1 Cor. 6:16).
2. Nuestra única esperanza está en "Jesucristo, quien abolió la muerte, y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio." (2 Cor. 1: 10).
3. Los fieles seguidores de Cristo "buscan gloria, honra e inmortalidad" (Romanos 2: 7). Si hubiéramos nacido inmortales, no tendríamos necesidad de buscar inmortalidad.
o "Porque la paga del pecado es la muerte. Pero el don gratuito de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro." (Rom. 6: 23).
o "Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él, no perezca, sino tenga vida eterna." (Jn. 3:16).

¿Cuándo concederá Él a los fieles en don de la inmortalidad?

Será cuando "el mismo Señor descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivamos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes, a recibir al Señor en el aire. Y así estaremos siempre con el Señor." (1 les. 4:16-17).

¿De donde serán arrebatados?

"Y enviará a sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus elegidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro." (Mateo 24: 31).

Será en ese tiempo en que:
"Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad Y cuando esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalida4 entonces se cumplirá la palabra escrita: "Sorbida es la muerte con victoria"." (1 Cor. 15: 53, 54).

DISELO AHORA!!!

Si miras con placer lo que otro hace y a esa persona amas,
Díselo ahora.
No retengas tu aprobación, hasta que muerto
Esté tendido entre los lirios blancos.
Entonces no importa cuanto grites, no se dará cuenta;
Ni sabrá cuantas lágrimas derramas.
Si crees que merece alabanza, díselo ahora
Porque no leerá su lápida una vez muerto.
El comentario amable de un amigo cariñoso
Vale más que la fama y el dinero.
Más sabor habrá en tu vida, y más valor y ánimo
Y hasta el fin serás más fuerte y valeroso.
Si alguien merece alabanza, dásela ahora;
Si lo amas, que lo llegue a saber.
No dejes de darle verdadero aliento.
No esperes hasta que la vida haya terminado,
Y esté bajo tierra, Porque no leerá su lápida una vez muerto.

Berton Braley

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates