Social Icons

2 de enero de 2010

Babilonia parte 3



El territorio en el SO de Asia, actualmente el S de Irak, que obtuvo su nombre de la ciudad capital, Babilonia (Ciudad de). También se lo llamaba Sinar (Gn. 10.10; 11.2; Is. 11.11; Jos. 7.21, °vrv2 “babilónico”) y, más tarde, “la tierra de los caldeos” (Jer. 24.5; Ez. 12.13). En la época más remota llevaba el nombre de Sinar (Gn. 10.10), para las regiones del N, y Sumer para la región aluvial del S y las ciénagas que bordean el golfo Pérsico; un territorio que posteriormente se llamó estrictamente “Caldea”, término aplicado a todo el país después del surgimiento dé la dinastía “caldea” (véase I.h, inf.). Por ello a los babilonios (bne babel,‘hijos de Babilonia’) se les llama también caldeos (Ez. 23.15, 17, 23). Babilonia, regado por los ríos Tigris y Éufrates, era probablemente el lugar del Edén (Gn. 2.14) y de la torre de Babel, y la tierra a donde fueron llevados al exilio los judíos.

Este pequeño territorio llano de unos 20.000 km² estaba limitado al N por Asiria (Samarra-Jebel Hamrín como límite), en el E por los montes que bordean Elam, en el O por el desierto arábigo, y en el S por las costas del golfo Pérsico. Se discute todavía si la línea de la costa mencionada ha cambiado apreciablemente desde épocas antiguas (Geographical Journal 118, 1952, pp. 24–39; cf. JAOS 95, 1975, pp. 43–57). Las ciudades principales, de las que Babilonia (Babel), Warka (Erec), y Agade son las primeras que se mencionan en el AT (Gn. 10.10), con Nipur, Ur, Eridu, y Lagás, se encontraban todas sobre o cerca del Éufrates,

I. Historia

a. Prehistoria
Se discute mucho todavía acerca de la relación entre los descubrimientos más tempranos en el S de la Mesopotamia y los del N. Los tipos más primitivos de alfarería del nivel más profundo en Eridu (niveles XV-XVII) indican un asentamiento muy temprano, mientras que la alfarería encontrada encima (Haji Muhammad) es de un tipo conocido cerca de Kis y Warka que tiene afinidades con Halaf y Hassuna en el N. La cultura preubaidana debe fecharse ca. 4000 a.C. La cultura ubaidana, que también se encuentra en el N, parece haber sido introducida por nuevos inmigrantes. No existe aun ningún medio seguro para identificar a los habitantes de Sumer (posiblemente la Sinar bíblica), aunque del período siguiente, “protoliterario” (ca. 3100–2800 a.C.) existen casos de escritura pictográfica en tablillas de arcilla (Uruk, niveles III-IV). Teniendo en cuenta que la lengua parece ser un sumerio’primitivo no semítico, de tipo aglutinante, que utiliza nombres para ciudades más antiguas y terminos técnicos de una lengua diferente, tal vez semítica, es probable que los primeros pobladores fueran semitas y sumerios, o que se encontraban entre los primeros. El arte altamente evolucionado, en alfarería, sellos, y arquitectura, se atribuye generalmente a la afluencia de sumerios, de modo que los elementos probatorios existentes indican la presencia tanto de semitas como de sumerios en esta tierra desde los primeros tiempos.


Babilonia y sus principales zonas de influencia.


b. El período dinástico primitivo (ca. 2800–2400 2800–2400 a.C.)
Este período vio el advenimiento de la reyesía y la fundación de grandes ciudades. Según la lista de reyes de Sumer, ocho o diez reyes gobernaron antes del diluvio en las ciudades de Eridu, Badtibirra, Larak, Sipar, y Suruppak. El gobernador de esta última es el héroe del relato sumerio sobre el diluvio (cf. Noé). El sedimento del “diluvio” descubierto por Woolley en Ur se atribuye al periodo ubaidano, y por lo tanto no se corresponde con los niveles similares descubiertos en Kis y Suruppak (protoliterario: dinástico primitivo I; cf. Iraq 26, 1964, pp. 62–82). Hubo, sin embargo, una fuerte tradición literaria sobre un diluvio en Babilonia desde ca. 2000 a.C.

Después del diluvio “la realeza descendió nuevamente del cielo” y los gobernantes de Kis y Uruk (Erec) incluyen a Gilgamés y a Agga, los héroes de una serie de leyendas, que bien pueden ser personajes históricos. Varias ciudades-estados florecieron con centros en Uruk, Kis, Ur (tumbas reales), Lagás, Suruppak, Abu Salabikh, y hasta Mari al N. A menudo más de un gobernante poderoso procuró dominar Babilonia al mismo tiempo, y las refriegas eran frecuentes. Así la 1ª dinastía en Lagás fundada por Ur-Nanse terminó cuando Urukagina, reformador social (ca. 2351 a.C.), derrotó a Enannatum y poco después a Lugalzagesi de Umma, que se había apoderado de las ciudades de Lagás, Ur, y Uruk, estableció la primera o “proto-” dominación imperial de Sumer hasta el Mediterráneo.

c. Los acadios (ca. 2400–2200 2400–2200 a.C.)
Una familia semítica fuerte fundó una nueva ciudad en Agade y más o menos al mismo tiempo puede haber restaurado la ciudad de Babilonia. Esta dinastía “acádica” o sargónide ( 2371–2191 2371–2191 a.C.), así llamada por el nombre de su fundador Sargón ideó una nueva técnica de guerra con el arco y la flecha, y pronto derrotó al déspota Lugalzagesi de Umma, Kis y Uruk con el fin de obtener todo Sumer. Este rey llevó sus armas hasta el Mediterráneo y Anatolia. Su autoridad ampliamente extendida la mantuvo su nieto Naram-Sin hasta que los gutios de las montañas del E saquearon la región N de Babilonia ( 2230–2120 2230–2120 a.C.) y mantuvieron el control de la economía hasta que fueron vencidos por una coalición dirigida por Utuhegal de Uruk. Su gobierno fue, no obstante, más bien local y más fuerte al E del río Tigris. Lagás bajo su ensi, o gobernante, Gudea (ca. 2150 a.C.), se mantuvo independiente y dominó Ur y las ciudades meridionales. Gudea extendió gradualmente su territorio y amplió sus expediciones hasta Siria ( Ebla) con el fin de obtener madera, piedras preciosas y metales, y así aumentó la prosperidad de su ciudad. El renacimiento o “edad de oro” sumerio que siguió se caracterizó por su riqueza económica y artística.

d. 3ª dinastía de Ur ( 2113–2006 2113–2006 a.C.)
Después del reinado de Utuhegal de Uruk y Namahani, yerno de Gudea, en Lagás, Ur volvió a ser el centro del poder. Ur-Nammu ( 2113–2096 2113–2096 a.C.) reedificó la ciudadela con su zigurat y sus templos en Ur y en Uruk, Isín, y Nipur levantó estatuas de sí mismo en los templos que eran controlados por personas nombradas por él. Gradualmente Ur extendió su influencia hasta Asur y Biblos, y por un tiempo se les reconoció honores divinos a sus sucesores, lo cual se representaba en los monumentos y sellos mediante una especie de cobertura con cuernos para la cabeza, que representaba la divinidad (C. J. Gadd, Ideas of Divine Rule in the Ancient Near East, 1944). Honores similares parecen habérsele tributado a Naram-Sin antes. Muchos miles de documentos revelan la administración y la religión de este período, cuando Ur comerciaba con lugares tan distantes como la India. El fin llegó tras severos períodos de hambre, y los gobernantes sumerios fueron desplazados por invasores de Elam y por grupos semíticos seminómades de los desiertos occidentales. Es posible que la migración de Taré y Abraham (Gn. 11.31) tuviera lugar en esta época de cambio en la fortuna de Ur.

e. Los amorreos ( 2000–1595 2000–1595 a.C.)
Los territorios anteriormente controlados por Ur fueron divididos entre los jefes locales de Asur, Mari sobre el Éufrates superior, y Esnunna. Isbi-Irra en Isín y Naplanum en Larsa establecieron gobiernos independientes, dividiendo así la lealtad de los sumerios, que anteriormente estaban unidos. Luego Kudurmabug de Yamutbal, al E del río Tigris, puso a su hijo Warad-Sin como gobernador de Larsa. Fue seguido por Rim-Sin, que se hizo cargo de Isín pero no logró afianzarse debido al creciente poder de la ciudad de Babilonia, donde una serie de gobernadores vigorosos de la 1ª dinastía (amorrea) de dicha ciudad (1894–1595 a.C.) ejercieron el poder. El sexto de la línea, Hamurabi (1792–1750 a.C., según la cronología más aceptada), finalmente derrotó a Rim-Sin y por el resto de la década de su reinado gobernó desde el golfo Pérsico hasta Mari, donde derrotó a Zimrilim, un semita que antes había echado a Yasmah-Adad, hijo de Samsi-Adad I de Asiria. A pesar de esta victoria, Hamurabi no era tan poderoso como su tocayo en Alepo, y las cartas de Mari, que ofrecen un panorama notable de la diplomacia, el comercio, la historia, y la religión de aquellos tiempos, demuestran que no sometió Asiria, Esnunna, ni otras ciudades en Babilonia ( Arqueología). Las relaciones entre la ciudad de Babilonia, Elan, y el O en esta época hacía posible una coalición tal como la que se describe en Gn. 14. Con el deterioro de la influencia sumeria el creciente poder de los semitas recibió realce dado .el lugar otorgado a Marduk ( Merodac) como el dios nacional, y esto alentó a Hamurabi para que revisara las leyes de la ciudad de Babilonia con el fin de dar cabida a ambas tradiciones. El texto que contiene este “código” de 282 leyes se basa en las reformas anteriores de Urukagina, Ur-Nammu, y Lipit-Istar.

f. Los casitas (1595–1174 a.C.)
La ciudad de Babilonia, como ocurrió a menudo en su historia, había de caer como consecuencia de un asalto sorpresivo del N. Alrededor del 1595 a.C. el hitita Mursili I atacó la ciudad y los casitas de las montañas del E paulatinamente se apoderaron del territorio, gobernando posteriormente desde una capital nueva (Dur-Kurigalzu) edificada por Kurigalzu I (ca. 1450 a.C.). En los siglos que siguieron el imperio babilónico se mostró débil, si bien independiente, excepto por lo que hace a breves períodos cuando estuvo bajo control asirio directo (p. ej. Tukulti-Ninurta I, 1244–1208 a.C.). Las incursiones arameas eran frecuentes, y dichas incursiones bien pueden haber dejado libres a los israelitas para establecerse en el S de la Palestina y más tarde ampliar sus fronteras bajo Salomón con poca oposición de parte de estos pueblos del desierto ( Asiria). Periódicamente hubo héroes nacionales que pudieron mantener algún control y el comercio en el orden local, como cuando Nabucodonosor I (1124–1103 a.C.) derrotó a Elam, pero pronto Tiglat-pileser I volvió a establecer el dominio asirio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos no están permitidos, y serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices únicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.
NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates